AMLO en la W


Este martes, Andrés Manuel López Obrador se presentó a las instalaciones de la XEW, radiodifusora de Televisa, para hacer frente a preguntas y críticas en un foro organizado por el programa “El Weso” de esa emisora. La empresa dividió el acto en dos tiempos, y para el segundo de ellos activó su maquinaría. “Ha decepcionado”; “Ha perdido confianza”; “Su imagen es mala”; “Necesitamos una izquierda moderna”, era el común denominador, rematando sobre aspectos de sus segundos pisos, los tenis de su hijo, etc. Lo mismo desde el 2005. A los medios fácticos se les agotó el guión y AMLO parece salir bien librado de la que, quizá, sea la primera prueba ante los micrófonos de camino a las elecciones presidenciales del 2012.

Contrario a ocasiones pasadas, el temple de López Obrador en este ejercicio mediático sugirió a un político maduro, bien convencido de lo que ha escuchado, visto y propuesto a lo largo de tres años de recorrer los 2 mil 419 municipios de México.

En realidad, a AMLO lo salvó de este foro la propia obsesión de Televisa y el Gobierno Federal que aún encuentran en la gente parcialmente informada a sus más pertinaces alfiles de crítica. Los más férreos críticos del tabasqueño son aquellos y aquellas que lo siguen. Lo demás, sólo es redundar la agenda de quienes han tratado de destruirlo desde los medios de comunicación capitalistas.

Ahora seguirá para AMLO las elecciones gubernamentales de julio de este año con los partidos a los que apoya aliándose al PAN, uno de sus acérrimos enemigos. Y aunque ha declarado constantemente que no está de acuerdo con esas alianzas y que así se los ha hecho saber, la realidad nos dice que no se deslindará de ellos por muy mal que lo vea porque, a la hora buena, olvidará el hoy, mañana pasado, y contenderá bajo sus siglas por la Presidencia de la República en el 2012.

Y en tanto eso sucede, la experiencia de dos horas de López Obrador en la XEW deja con dudas a muchos sobre los motivos reales que llevaron al tabasqueño a ocupar tanto tiempo-aire de la nunca democrática Televisa y del impacto que tendrá este ejercicio del cual salió airoso.

luis@desdeabajo.org.mx