El irritante paraíso del FDOMEZ


No hay razones constitucionales que obliguen al Ejército mexicano ni a ningún orden de Gobierno a cercar y cuestionar a las comunidades indígenas del FDOMEZ. Cierto es que les incómoda su presencia porque no siguen la ruta que quieren imponer los programas oficiales de desarrollo, desde que hace más de 30 años, emprendieron la lucha para la recuperación de las tierras que legítimamente les pertenecen y que estaban en manos de caciques. No hay secretos en su forma de vivir. Nada esconden. Las y los indígenas que pueblan las 84 comunidades fedomecistas son eso: indígenas que viven según su autodeterminación, con la evidente manifestación teórica, filosófica y política del socialismo. En el peor de los casos, el FDOMEZ-FNLS en las Huastecas, es un reducto comunista en la decadente geografía del capital mexicano. Ese es su delito; algo, de lo que históricamente el militarismo ha sido enemigo. Les insultan por defender sus derechos. Pero en el colmo de su impunidad, irrumpen en su territorio para tratar de menguar su carácter revolucionario y hacerle el juego sucio a quienes salivan por la riqueza natural que pisan. Contra eso se defienden y por eso los atacan. Solidaridad con el FDOMEZ – FNLS.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s