Xóchitl no es Guadarrama


En Hidalgo, izquierda y derecha se unieron en términos pragmáticos para evitar que Francisco Olvera Ruíz per sé llegara a la gubernatura. Eligieron una candidatura ciudadana y les funcionó. Pero, sería un equívoco transpolar la coyuntura estatal a la de las elecciones municipales del 2011. Ahí, los malos y los buenos se reparten sin distingo partidario. Por ejemplo, Pachuca, donde no es lo mismo Xóchitl Gálvez que el ex priista José Guadarrama que quiere ser candidato, tanto como Aristóteles consideró que hay la misma diferencia entre un sabio y un ignorante que entre un hombre vivo y un cadáver. Así, superar la etapa de las alianzas PAN-PRD-PT no significa darle paso al oscuro oportunismo de quienes tan solo aspiran al poder napoléonico. Tampoco significa hacerle gordo el caldo al PRI, como se afirma de López Obrador, pues es un acto de primerísima congruencia fortalecer un proyecto propio, progresista, unitario, honesto, lo cual otorga los votos conscientes y de confianza; los mismos que son capaces de vencer a la tiranía, ya si fuera priismo, panismo o perredismo aliancista por igual. Para vencer al PRI, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, un consejo de Albert Einstein.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s