No, you can’t


Mucho se lamenta una parte del mundo por la derrota del Partido Demócrata en las elecciones intermedias en los Estados Unidos. Se cree que el debilitamiento político del presidente Barack Hussein Obama significará la práctica cancelación de los sueños de reblandecimiento de las políticas guerreristas e intervencionistas de este país contra los países No Alineados. Y si bien es cierto, esto es así en parte, la verdad de fondo indica que tal anhelo nunca existió y si existió, tan sólo fue un extracto en el discurso de campaña del primer mandatario afrodescendiente en la vida de ese país. Latinoamérica ha padecido con Obama lo mismo que con George W. Bush, y así sucesivamente atrás en la historia entre ambos polos. Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina y Paraguay siguen amenazados. México no retrocedió en su impuesta dependencia. Y peor aún, permanece sigilosa la amenaza de guerra nuclear por la pretendida invasión militar de EU e Israel en Irán. ¿Se puede hablar del fin de Obama? ¿Es el fracaso del “Yes, we can” en la nación del eterno “No, you can’t”? En el mejor de los casos, resta conformarse con saber que, en realidad, la Casa Blanca, blanca siempre es.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s