Un alivio para Televisa


Mientras Felipe Calderón anunciaba una reunión en privado con la presidencia de Televisa, era aprehendido el último gran peligro de esta corporación, José Jorge Balderas, presunto agresor del ex futbolista Salvador Cabañas del Club América, propiedad de Emilio Azcarraga Jean, pues el llamado “JJ”, es un empresario al que ligan con el narcotráfico y a trabajadores del massmedia que, desatado el escándalo del “Bar Bar”, amenazaba con poner en jaque la “moral” de la compañía. Y si en política nada es coincidencia ni casualidad, el encarcelamiento de tal amenaza, -independientemente de la veracidad del supuesto operativo que logró su localización-, es un favor que la familia Azcarraga sabrá pagarle el Ejecutivo.

El rumor de la captura de Balderas corrió como pólvora desde temprano en la hora del pasado miércoles 18. El Gobierno federal pacto entrevistas “exclusivas” con las principales cadenas de Televisión, TV Azteca y Televisa, para que sus principales conductores de informativos -Javier Alatorre y Carlos Loret de Mola, respectivamente., cuestionaran al “JJ”, sobre por qué y cómo sucedió aquel pleito con el ex delantero del América que resultara en un disparo a la cabeza del futbolista, la madrugada del 25 de enero de 2010 en el “Bar Bar”, un antro que hasta aquel día llevaba años frecuentado por futbolistas y personalidades de la televisión. Desde entonces también se supo que al bar también acudían personas como Balderas y su guardia apodado “El Contador” –quien, según Balderas, habría disparado a Cabañas-, señaladas públicamente de laborar con el cártel de los Beltrán Leyva. Asunto nada menor si se recuerda que otro colaborador de este grupo delictivo era el representante de actores y actrices de Televisa, Guillermo Ocaña, a quien indagaciones ministeriales encontraron relación con Clara Elena Laborín Archuleta, esposa de Héctor Beltrán Leyva y otras personas del socialité mexicano.

Alatorre y Loret hicieron preguntas al “JJ” disímbolas como “¿Qué te dijo tu mamá?”, “¿Qué le dirías a Cabañas si lo tuvieras enfrente?”. Por supuesto, nada sobre las relaciones de Balderas con empleados de las televisoras que serían de interés para la audiencia, en los tiempos que el empresariado mediático debe cuidar su imagen pública al tener abiertos intereses con el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, tanto en la elección local de este año como en la presidencial del 2012.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s