Mujeres víctimas


“Si avanza una, avanzamos todas”, versa la consigna feminista. Se infiere que si una se retrasa, se retrasan todas, lo mismo que si muere una es como si murieran todas. Es la conciencia sororal lo que fundamental éste dicho, como una herramienta de lucha y visibilización sobre los problemas que continúan enfrentando las mujeres pese al avance en la apropiación de sus derechos. Prueba de ello es que en el México sangriento, la violencia sí distingue de género y en Hidalgo, son ellas quienes más la padecen.

Según la Encuesta Estatal de Victimización del Poder Judicial de Hidalgo, las mujeres son quienes en mayor porcentaje han sido víctimas de delitos en el Estado de Hidalgo, tanto por delincuencia “cercana” (familiares o amigos) o “directa” (personas ajenas), resaltando que, en la primera de éstas categorías, los casos se presentan hasta en un 34 por ciento por distrito judicial con casos como acoso, amenazas, delitos sexuales y agresiones.

Este ejercicio estadístico realizado por el Poder Judicial hidalguense en el 2008, es la última herramienta oficial de conocimientos sobre violencia social en la entidad. Los resultados arrojan que en 15 de los 17 distritos judiciales que componen la Entidad, las mujeres han sido víctimas de algún delito en mayor medida que los hombres, salvo Apan y Zimapán, donde el dato es inverso; no obstante, éstos forman parte de los nueve en los que el promedio de violencia destaca por arriba de la media estatal de 9.45 por ciento de personas víctimas de delitos. Estas demarcaciones son, además, Metztitlán, Molango, Tizayuca, Tula, Tulancingo, Zacualtipán y Pachuca.

Caso especial es el de la capital del Estado, donde el porcentaje llega al 19 por ciento, situándose como el distrito donde más personas declararon afirmativamente haber sido víctimas de algún delito, según la encuesta, siguiéndoles Tula y Tulancingo, los de mayor urbanización y los que presentan mayor índice de victimización por parte de personas cercanas.

Hidalgo ocupa el noveno lugar nacional sobre violencia a las mujeres, según la ENDIREH 2006. Cada día se encuentran cadáveres con signos claros de odio feminicida. De modo que el Día internacional de las Mujeres, nada habrá que “celebrar” hasta que las autoridades entiendan y apliquen políticas y leyes con perspectiva de género, comenzando con la tipificación del feminicidio. Los datos hablan por sí solos. Es la hora de actuar.

Twitter: @albertobuitre

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s