Cultura y turismo para Hidalgo


La integración de las actividades turísticas con las culturales, siempre será una buena táctica para ganar bonos en ambos terrenos pues, mientras el Turismo tiene en la Cultura un elemento fundamentalmente potencial de sus actividades, la Cultura tiene en el Turismo la perfecta herramienta de desarrollo. Sin embargo, cada una representa áreas muy importantes en el proceso de bienestar social que salen del ámbito de su unión y merecen atención especial de la administración pública. Por eso, la propuesta del gobernador electo de Hidalgo, Francisco Olvera, de crear la Secretaría de Turismo y Cultura, aunque acertada en esos términos, resulta limitada, cortoplacista y superflua.

El turismo requiere fuertes presupuestos y un amplísimo staff de recursos humanos que le permita triunfar en los campos de la comunicación social, el mercadeo y las relaciones públicas. Requiere de la confianza de un Gobierno para la generación de infraestructura, depende en gran medida de la habilidad de las y los encargados de desarrollo económico, con énfasis en atraer inversionistas dispuestos apostar en la creación de nuevas fuentes turísticas, al mismo tiempo que incentiva la investigación para la generación de nuevas alternativas de turismo y la solución de problemáticas derivadas de la desatención de los rubros anteriores tanto como de los contextos sociales, ambientales, culturales y económicos de la entidad. Y si de plano se ha comenzado por entender lo básico, resulta garrafal que se le aumenten tareas y escritorios a una Secretaría que, de por sí, se ha acostumbrado a trabajar con lo mínimo.

Por su parte, la cultura ha merecido el desdén de los Gobiernos, pues en ella nace “el hombre nuevo” en palabras de Karl Marx, lo cual, en efecto, va en detrimento del autoritarismo. Pero si de verdad Francisco Olvera concreta “elevarla” al nivel de Secretaría, deberá comenzar por dotarle de un generoso presupuesto para la contratación de gestores culturales; más y mejores apoyos y becas a artistas y jóvenes creadores; impulsar la investigación y el desarrollo de políticas públicas municipales en el ámbito; rescate y preservación de patrimonio histórico y dotación de infraestructura, acervo e inversión para la creación y desarrollo de sus propias industrias.

El gobernador, comprendiendo que la cultura es el resultado de lo que los seres humanos construimos en sociedad, no deberá arriesgarse a tener un Gobierno iluso y ha de dotarle a cada rubro del justo valor que merece.

Twitter: @albertobuitre

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s