Tonatiuh


En muy pocas ocasiones se observan trabajos de alto valor cultural e intelectual como el desarrollado por el maestro Tonatiuh Herrera Gutiérrez. Y no me refiero solamente a la publicación de su más reciente libro “Los perros del mundo” (Gobierno del Estado de Hidalgo, México, 2010) –que de por sí vale amplios comentarios en un espacio mucho mayor al de una columna-. Me refiero, más bien, a su trayectoria. Imprescindible para conocer la vasta riqueza de una ciudad como Pachuca, única en su tipo en México, y que pocos como Tonatiuh conocen tan profundamente.

Lo conocí en el 2006 en el fragor de la pugna democrática por el cambio en México. Antes, mi referencia como reportero ligaba su nombre siempre a su desempeño como promotor cultural. Cuando por fin lo traté, supe que estaba ante un profuso intelectual. Y casi de inmediato, descubrí que su ejemplo quijotesco, también se plasmaba en lo político. Literalmente.

Sobre Tonatiuh se pueden afirmar dos cosas: su compromiso social y su rigor ético e intelectual. Esto le ha convencido que siempre ha habido injusticias en el mundo y siempre defensores de las causas a favor de las mayorías. Él mismo es uno de ellos. Lo ha demostrado desde niño como asistente a las actividades del Partido Comunista y ya después incorporado a las filas del PSUM, del PMS y del PRD.

Su trabajo académico y de investigación, lo ha dirigido a fundamentar las demandas y herramientas para la lucha social. Nació el 22 de marzo de 1968 en Actopan, Hidalgo. Es licenciado en economía por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa y egresó de la maestría en esa misma ciencia por el Colegio de México,

Antes de “Los Perros del Mundo”, su pensamiento sobre Pachuca se plasmó en el libro “Del origen al abandono. Historia del primer plano de desarrollo de la Ciudad de Pachuca”, del cual es coautor. Ha paleografeado documentos del siglo XVI sobre la historia de la ciudad y recientemente, como miembro de su Comité del Centro Histórico, hizo posible la restauración de su Reloj Monumental luego de cien años.

Fundamentalmente, Tonatiuh es un Quijote. Haciendo la lucha con un libro en mano, tomando como arma las letras y la inteligencia. Pensando él en Pachuca, sobre él yo acuño aquella frase del Famoso Hidalgo: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

Twitter: @albertobuitre

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s