Intuición 108


Mi orgullosa columna en el periódico de mi barrio

Al Atlético Zepeda en sus 32 canas

¡Feliz cumple, ma!

Sobre el terreno de juego del Estadio del Mártires del Alcohol de San Agustín Ecatapec, Nuevo Tizayuca y la 20 de Noviembre- Distrito Federal, se disputó la séptima copa (de ron) del recuerdo por el 32 Aniversario de Fundación del Atlético Zepeda, entre los equipos Atlético Zepeda mismo y el combinado Reyes y retazos, quienes deseaban llevarse la gloria pambolera como cuando aún eran equipos decentes, antes que sus domingos de fútbol fueran abruptamente interrumpidos por carretadas de pañales.

Por el lado del Zepeda, el equipo quedaba conformado por una nube de cabecitas blancas que hacían las veces de cielo bajo, en una táctica engañosa para sus jóvenes rivales del Reyes y retazos quienes, confundidos, creían estar viendo la bruma de su última borrachera –la cual seguramente apenas iba terminando al momento el silbatazo inicial-, por lo cual, el partido de soccer parecía estarse viendo a través de una pantalla gigante a velocidad de dos cuadros por segundo ante la lentitud de ambas escuadras. ¡Infame!

No hay mucho qué presumir sobre los iníciales 80 minutos de juego, los cuales transcurrieron entre polvoredas, gritos, sombrerazos y una que otra patada a la vieja usanza zepedista que, en un ataque de desesperación, comenzó a tundir a sus nóveles pero no tan ágiles rivales del Reyes y retazos, que, bajo las casacas rojas estilo Chicharito, lucían sendos y abultados vientres, fruto directo de la innegable sobrecarga de chelas, pambazos y excesiva recreación televisiva. ¡Salud, muchachos!

Y así, en lo que se relata lo anterior, seguramente pasaron más de cinco minutos dado que el partido aún se jugaba con velocidad paquidérmica. Hasta que Oh, ¡PE-NAL-TÍ! ¡Oportunidad de gol para el Atlético Zepeda! Nadie sabe, nadie supo, pero uno de los verdes azotó cual vieja res dentro del área, en una de las 11 faltas reglamentadas con pena máxima al interior de los 16 -50 (que en este caso eran como 14 con 67.5 pintados con cal grumosa ) El jugador –al parecer un delantero punta, que más bien era extremo cargado hacia la banda de las agüitas-, se levantó molesto y el cuadro zepedista protestaba la acción al árbitro que portaba orgulloso su casaca color rosa carnaval. Colocó el balón con aparente concentración, tomó vuelo, corrió y…. ¡PORTERO! ¡REYES Y RETAZOS SE SALVABA! ¡LA GLORIA PARA EL GUARDAVALLAS! ¡Había partido sobre el terreno del Mártires del Alcohol!

Una jugada por aquí, otra patada por allá, el juego despertaba emociones en sus últimos momentos gracias al talento de la cantidad de cracks que se daban cita en el campo ¡Ojalá el partido hubiera sido hace 15 años! No se entendería el Barcelona ni el Pumas de hoy, a la sombra del derroche futbolístico que demostraron Zepedistas y Reyes durante escasos dos minutos de partido. ¡Una pena!

Hasta que, de pronto, sabrá de donde Dios sacó el milagro, ¡GOOOOOOOOL! (El escritor vuelto cronista llanero, que aquí suscribe, se abstiene de relatar los hechos que dieron lugar a la anotación debido a fallas técnicas en su auto que lo privaron de ser testigo del suceso. Sin embargo, da fe de la segura majestuosidad con la cual se ejecutó) ¡GOOOOOOOL DE REYES Y RETAZOS! La anotación caía por fin al filo de los 90 minutos de juego, brindándole la gloria anual a los jóvenes Reyes que, así, cerraron una ENOOOOOOMEEE temporada perfecta con un récord de 1 jugado, 1 ganado y 0 perdidos.

¡Hasta el próximo año, fanaticada!

Comentarios:

arbuitre@gmail.com

Un comentario en “Intuición 108

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s