Solamente PT y MORENA sostienen la campaña de López Obrador


Queda claro quienes están haciendole la campaña a López Obrador.

No es el PRD -su aún partido-; tampoco Movimiento Ciudadano que, dicho sea de paso, se colgó el Águila Juarista de logotipo, en una treta por empatarse al símbolo que ha utilizado AMLO durante sus últimos años. Quienes se han convertido en el grueso de la campaña de Andrés Manuel han sido los cientos de miles de activistas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y militantes del Partido del Trabajo (PT) que han acompañado al aspirante presidencial de izquierda en la travesía que inició en la Resistencia Civil Pacífica y ha llegado ahora en la lucha por la Presidencia de México, y deberá quedar claro, por tanto, que, de ganar las elecciones, el poder pertenecerá a estos dos frentes que han sido los responsables del gran despliegue popular que cunde a favor de que Andrés Manuel gane las elecciones.

Desde el año 2009 cuando “Los Chuchos” gestaron un fraude electoral contra el ex comunista Alejandro Encinas Rodríguez en los comicios internos por la dirigencia nacional del PRD, López Obrador escribió una carta en desacuerdo con la forma en cómo, vía el Tribunal Electoral se impuso a Jesús Ortega Martínez y se guardó la bandera negra y amarilla. No la sacó sino hasta su toma de protesta como aspirante presidencial perredista, por cuyo cargo tuvo que vencer a Marcelo Ebrard en el método y sistema que el Jefe de Gobierno del DF propuso.

A cambio,  AMLO se ha tenido que aguantar por pragmatismo las traiciones que en ese partido están ocurriendo en varios estados de la República, donde “Los Chuchos” de Jesús Ortega y sus tribus aliadas le están haciendo la campaña a los candidatos del PRI. Ejemplo de ello es la ciudad de Pachuca, donde el perredismo en manos de José Guadarrama Márquez y sus huestes en la UFIC que lidera el aspirante a senador Isidro Pedraza Chávez, apoyan con todos sus recursos a la candidata priísta, Mirna Hernández con quién sostienen una alianza personal y de negocios. O en Jalisco, donde el PRD del cacique universitario Jesús Padilla divide sus recursos entre el PAN y el PRI con quienes apuesta a proteger su feudo contra un Enrique Alfaro, candidato a la gubernatura del Movimiento Ciudadano y PT y apoyado por el propio Andrés Manuel, quien se llevará el voto histórico de la izquierda consciente con serias posibilidades de arrebatarle el poder a una acomodada alianza entre el PRI, el PAN, el PRD y la Iglesia del cardenal Juan Sandoval Iñiguez.

AMLO se ha equivado en unas y acertado en otras, pero lo que bien permanece es el activismo que le sostiene hasta sus versiones timoratas. Cuando parece no existe campaña por López Obrador, petistas y morenistas han sido los únicos que hacen brigada con recursos propios y con la poca o nula propaganda que la alianza Movimiento Progresista tan sólo destinó a sus candidatos a diputados y senadores, quienes, no ven por la causa presidencial sino por la propia, jugosa y personal, de llegar al Congreso a cómo dé lugar.

Ya habrá tiempo para comentar sobre cómo estas circunstancias harán desaparecer al PRD tras la elección del 1 de julio, aún si AMLO ganara la Presidencia, pues, de resultar López Obrador Presidente, en Palacio Nacional sólo ondearán las banderas del PT y de Morena.

@albertobuitre

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s