"Virgins Wanted": la humanidad en oferta


El límite del capitalismo no es la dignidad humana.

¿La prueba? Ocurrió este miércoles 24 cuando se cerró la subasta por la cual un japonés bajo el pseudónimo de “Natsu”, pagará 780 mil dólares por tener sexo consumado con una brasileña virgen de veinte años de edad de nombre Catarina Migliorini, mientras que un brasileño bajo el alias de “Nene B.” ofertó 3 mil dólares por un joven australiano de veinte años llamado Alexander.

Se trata de una subasta organizada por el casa productora de videos y dvd’s Thomas Williams Productions (TWP) como parte del proyecto “Virgins Wanted”, un presunto documental que se hace bajo el pretexto de “relatar la vida de un joven antes y después de perder su virginidad”, sin que de éste se ofrezcan más detalles del origen de su financiamiento ni los acuerdos de proyección y comercialización.

La necesidad de acumulación de capital dentro del capitalismo frente a las crisis que de ello derivan por culpa de la sobreexplotación de los recursos y la fuerza de trabajo, orillan a los capitalistas a buscar nuevos mercados.

“Virgins Wanted” confirma que el último reducto para hacer negocios es la humanidad en sí misma y cada uno de sus componentes corporales, pero sobre todo, necesidades e intereses materiales, cuando en el acuerdo de la subasta, literalmente se explica que la puja es por “comprar el derecho a la virginidad del vendedor”.

Así como la droga, la urgencia de flujo de capital corrompe la ilegalidad de algunos negocios como el tráfico de órganos, y, claro, el tráfico de personas cuyo fin primordial es la explotación sexual con fines económicos. Así es que la explotación de los recursos humanos, entendidos como el cúmulo vivaz de los atributos de las personas combinados con la urgencia de solventar sus carencias –cualesquiera que éstas sean-, se convierte en un negocio más para el capitalismo al lado de la sobreexplotación del petróleo, la energía o los alimentos, por citar algunos.

¿Y qué hay de los países de donde son originarios tanto el comerciante, el comprador y el producto? El acuerdo de WTP y “Virgins Wanted” en la parte de “Preguntas frecuentes” asegura que “hacer una oferta por una virgen no es ilegal”; sin embargo, los múltiples tratados internacionales firmados contra la trata de personas por la ONU con los Gobiernos -entre los que se incluyen Japón, Australia y sobre todo Brasil, que presume de tener un Gobierno “de izquierda”-, hacen obligatorio el rechazo y el castigo de la trata de personas entre las que se incluye éste proyecto, aún si su contrato capitalista dice que no pasa nada.

Así lo demuestra el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, donde en su Artículo 3 se establece:

“Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”

¿Y qué si la y el virgen aceptan” voluntariamente”, si es que eso en verdad ocurre, a vender su virginidad, como lo asegura “Virgins Wanted” y TWP? De hecho, la joven Catarina Migliorini ha declarado a la prensa brasileña que ocupará los 780 mil dólares para actos de beneficiencia.

Pero, para este Protocolo, no existe reconocimiento al “consentimiento” por parte de la víctima dada las condiciones de explotación al tratarse, en este caso, de una “concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación”

Así lo dice el inciso b):

“El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación que se tenga la intención de realizar descrita en el apartado a) del presente artículo no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados en dicho apartado”.

Y sin embargo, la transacción se ha llevado frente a las narices de la ONU y de los Estados miembros, sin que al momento exista un pronunciamiento alguno. Según TWP y “Virgins Wanted”, la consumación del trato deberá llevarse al cabo dentro de los diez días siguientes al cierre de la subasta, la cual, ocurrió ayer 24.

Información dada a conocer por Huff Post Voces, afirma que en el caso de la joven Catarina, el acto sexual “deberá ocurrir el próximo 3 de noviembre, a bordo de un vuelo que partirá desde Australia o Indonesia hasta Estados Unidos, para no violar ninguna ley”.

El capitalismo es un sistema extremadamente contradictorio y violento. Las leyes e instituciones que se han creado para proteger e incentivar la libre inversión en cualquiera de las áreas descubiertas y por descubrir, operan en contra de la dignidad humana y su entorno. En medio de la actual crisis sistémica que mantiene al borde del colapso las sociedades europeas y norteamericanas, dichos aparatos legales e institucionales operan para favorecer su permanencia aún si esto significa la corrupción de dichas leyes e instituciones. Es el caso de la ONU, donde más vale un contrato comercial anti humano, que miles de protocolos firmados internacionalmente para evitarlo.

por @albertobuitre

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s