Las FARC-EP sobre las profecías mayas – 2012, el fin del mundo capitalista


Sí, también el fin del mundo está en la boca de la insurgencia latinoamericana. Desde las suroccidente colombiano, las FARC-EP emiten el siguiente comunicado alertando sobre la profecía maya, pero no con la que se pretende espantar a los pueblos desde la televisión, sino de aquella que predice el fin del mundo imperialista y del capitalismo.

A continuación el texto:

2012 ¿FIN DEL MUNDO?

Un año más que finaliza bajo el imperio de la dominación y explotación capitalista que mantiene sumidas en la miseria e ignorancia a las grandes masas de trabajadores y trabajadoras del planeta entero, quienes ven agotar sus esperanzas de una vida digna y feliz junto a sus cuerpos corroídos por las extenuantes jornadas laborales impuestas en campos y ciudades para el acrecentamiento de la riqueza de unos cuantos burgueses y terratenientes que chupan su sangre como verdaderos vampiros insaciables sedientos de poder y más poder.

El sistema capitalista en decadencia se cierne sobre la humanidad y el planeta tierra como una fiera herida mortalmente que en su huida agonizante va sembrando la muerte y la destrucción a su paso. De esa manera y no de otra, es que debemos interpretar la terrible crisis de valores, económica, ambiental, política, alimentaria y cultural que gobierna el mundo que se ha maximizado desde principios de este siglo.

No obstante, la burguesía internacional y sus ideólogos y publicistas no han escatimado esfuerzos para impedir la caída definitiva del sistema, acudiendo a la consabida formula represiva y militarista para contener el levantamiento de los pueblos indignados por el aplastamiento de sus culturas y la expoliación de sus territorios y sus recursos naturales; así como la igualmente antigua formula del embrutecimiento y la alienación colectiva.

Tristemente hay que decir que esta vez el “conejillo de indias” utilizado por los propagandistas del sistema para aterrorizar al pueblo y llenarlo de más supersticiones es la profanada cultura Maya, mediante el esparcimiento de una supuesta profecía que designa este año como el fin del mundo. A partir de este rumor eficientemente esparcido por los medios masivos de comunicación al servicio del gran capital (como Nat Geo, The History Chanel, Caracol tv, entre otros), han venido a aparecer opinadores de todas las pelambres, desde seudocientíficos hasta fanáticos religiosos, para agregarle o quitarle algo a la susodicha profecía y así aumentar el efecto de esta gran mentira, hasta llevarla casi que al pánico colectivo; aprovechándose de la falta de oportunidades que tienen los pobres para acceder al conocimiento y a la educación, con lo cual, sumergidos en la ignorancia terminan aferrándose a falsas esperanzas para superar la miserable vida que llevan.

Por esta razón, no es extraño encontrarse hoy en la calle a gente comprando cuanta cosa considera necesaria para sobrevivir al apocalipsis que se supone vendrá este 21 de diciembre; o ver gente derrochando lo poco que tiene en placeres vanales; o el triste suceso ocurrido hace un par de días en EE.UU donde un muchacho entrenado y armado por su propia madre terminó dando muerte a esta y otras 25 personas. Todo esto y muchas cosas más que ya se han vivido en los anteriores finales del mundo, como el 6 de junio de 1996 o el 31 de diciembre de 1999, hace parte de la miserable estratagema urdida por los capitalistas para garantizar su mantenimiento en el poder a escala global.

Los gobiernos capitalistas han utilizado las predicciones mayas para justificar su ineptitud y falta de planificación cuando ocurren tsunamis, huracanes, terremotos, sequías, paso de cometas, inundaciones y otros eventos naturales; en los que la mayoría de damnificados son los empobrecidos de la humanidad; con ello también pretenden pretextar una futura hambruna que se presente a nivel global, y no porque no haya alimentos para solventar a los pobres, sino porque estos están en manos de las multinacionales traficantes de alimentos y empresas farmacéuticas que se están apropiando de las semillas y el conocimiento ancestral de las comunidades nativas y campesinas del mundo.

El Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia llama al pueblo a no caer en esta trampa mezquina y lo invita a cerrar filas en torno a nuestra plataforma política, para acabar por completo con el régimen oligárquico y proimperialista que domina nuestra Patria, dando inicio así a una nueva era de justicia social, democracia y soberanía en una Colombia Socialista. Reconocemos a los mayas como unos excelentes astrónomos y estamos de acuerdo con ellos en el sentido de que el ser humano como especie que habita este planeta debemos cambiar y dejar atrás esos antivalores que nos han inculcado los explotadores y que casi nos llevan a la autodestrucción, y por el contrario debemos evolucionar hacia un hombre y sociedades nuevas donde lo que primen sean los principios de la solidaridad, el trabajo colectivo, la hermandad entre los pueblos y el respeto por la naturaleza; porque los bolivarianos estamos convencidos de que el fin del mundo si vendrá pronto, pero el fin del mundo capitalista, y no por gracia de ninguna profecía, sino por la acción de las masas organizadas.

Núcleo Bolivariano ¡Amando Venceremos!

MB suroccidente de Colombia