Discurso de año nuevo del líder de la República Popular Democrática de Corea (video y texto)


El Mariscal de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong Un pronunció este  día primero el mensaje del Año Nuevo 2013, luego de 20 años después que su abuelo y padre de la RPDN, Kim Il Sung, lo hiciera por radio y televisión.

El texto detallado del mensaje sigue:

El año pasado celebramos por todo lo alto el centenario del natalicio del gran LíderKim Il Sung, suprema fiesta nacional, con evidente orgullo hicimos el balance de los cien años de la Corea del Juche y logramos la causa de la perpetuación del líder al enaltecer a Kim Jong Ilcomo eterno líder de nuestro Partido y pueblo.

El año pasado nuestros militares y civiles cosecharon triunfos que adornarán los anales de la historia nacional al realizar toda una campaña para materializar el propósito y el legado del gran General.

Mediante el exitoso lanzamiento del segundo Kwangmyongsong-3, satélite artificial de la Tierra, nuestros fidedignos científicos y técnicos hicieron realidad el legado del General y pusieron de manifiesto el nivel de la astronáutica de la Corea del Juche y el conjunto de sus potencialidades.

A través de la parada militar efectuada en saludo al centenario del gran Líder, nuestras fuerzas armadas revolucionarias exhibieron el inagotable potencial del poderoso ejército con el temple del monte Paektu, firme en su ideología y convicción y pertrechado con armamentos modernos a nuestro estilo, capaces de derrotar a cualquier gran enemigo. Asimismo frustraron resueltamente cada una de las incesantes provocaciones militares del enemigo y sus conspiraciones contra nuestra República, preservando fidedignamente la seguridad nacional.

Consolidamos las bases materiales y técnicas de nuestra economía al inaugurar la Central Hidroeléctrica de Huichon y el Puerto Tanchon, levantar muchas autóctonas y modernas fábricas y empresas e introducir los últimos logros científico-técnicos en la reestructuración de importantes bases de producción de la industria básica.

El multiplicado fervor patriótico de los militares y civiles hizo posible levantar en Pyongyang creaciones monumentales como el Reparto Changjon y el Lugar de Recreo del Pueblo de Rungna, construir en distintas partes del país establecimientos culturales que contribuyen al bienestar de la población y acicalar la fisonomía de la patria.

En virtud del decreto sobre la aplicación de la enseñanza obligatoria general de 12 años, se vio afianzado aun más el superior sistema educacional de carácter socialista.

El 2013 será un año de grandes creaciones y transformaciones que abrirán una fase trascendental para la edificación de un Estado socialista poderoso y próspero, en la marcha emprendida por la Corea de Kim Il Sung y Kim Jong Il en esta nueva centuria.

Juche es el único camino que seguirán nuestro Partido y pueblo y el gran kimilsungismo-kimjongilismo es la bandera de todas las victorias de nuestra revolución. Con esa bandera en alto, marcharemos recto y de modo consecuente por el camino de la independencia, de Songun y del socialismo.

Este año conmemoramos el aniversario 65 de la fundación de nuestra gloriosa patria, la República Popular Democrática de Corea, y el 60 de la gran victoria en la Guerra de Liberación de la Patria.

En este significativo año debemos ensalzar las imperecederas proezas de los grandes Generalísimos y proseguir incansablemente la edificación de un Estado socialista poderoso y próspero y la causa de la reunificación de la patria.

La construcción de la potencia económica es una de las tareas más importantes para la causa de la edificación de un Estado socialista poderoso y próspero.

¡Abramos una fase trascendental para la construcción de una potencia económica, con el mismo espíritu y temple con que exploramos el cosmos!, esta es la consigna de lucha que deben enarbolar este año nuestro Partido y pueblo.

Este año todas las actividades económicas se encaminarán a consolidar y aprovechar eficientemente el ya establecido cimiento de la independiente economía nacional, incrementar activamente la producción y estabilizar y mejorar la vida de la población.

Nos corresponde adoptar decisivas medidas para impulsar el sector priorizado de la economía nacional y la industria básica, conceder gran prioridad a los renglones carbonífero, eléctrico, metalúrgico y el transporte ferroviario y levantar un sólido trampolín para la construcción de una potencia económica. En particular, hemos de innovar las industrias carbonífera y metalúrgica, para reactivar el conjunto de la economía nacional.

Nos atañe prestar gran empeño en el desarrollo de los sectores y las unidades que guardan estrecha relación con la vida de la población y en la producción en los mismos, de modo que los habitantes disfruten de mayores beneficios.

En este año la agricultura y la industria ligera siguen siendo renglones principales de la construcción económica. Es menester enfocar el esfuerzo del Estado en la agricultura, hacer más científica e intensiva la producción agrícola, alcanzar sin falta la meta de la producción anual de cereales, así como adoptar estrictas medidas de abastecimiento de materias primas y otros materiales para fábricas de la industria ligera y producir más artículos de calidad para el consumo masivo.

Es preciso desarrollar decisivamente la ganadería, la pesca y la fruticultura, diversificar y enriquecer el régimen alimentario de la población.

Al igual que los científicos que con el lanzamiento del satélite contribuyeron a la exploración cósmica, hemos de desplegar una intensa campaña para alcanzar a otras naciones en el desarrollo de la tecnología de punta y colocar cuanto antes el conjunto de nuestra tecnología en el nivel mundial.

Ateniéndonos al principio de asegurar la preservación del sistema económico socialista a nuestro estilo y elevar la responsabilidad y el papel de las masas trabajadoras como protagonistas de las actividades productivas, iremos perfeccionando continuamente los métodos de la administración económica y generalizaremos ampliamente las positivas experiencias adquiridas en distintas unidades.

Nos toca heredar invariablemente la enorgullecedora tradición de la unidad monolítica que ha logrado la armoniosa fusión del Partido y el pueblo, basada en la confianza absoluta, y que ha venido registrando victorias consecutivas en la bandera roja de la revolución.

Con la bandera del gran Songun en alto, seguiremos prestando gran empeño en la consolidación de las fuerzas militares, preservaremos fidedignamente la seguridad y la soberanía de la nación y contribuiremos a la estabilidad regional y la paz mundial.

El sector de la industria de defensa nacional producirá más armamentos autóctonos dotados de la tecnología de punta que contribuyan a materializar la estrategia militar del Partido y cumplirá con su misión como arsenal del poderoso ejército revolucionario inspirado en el temple del monte Paektu.

Urge dar mayor acicate a la construcción de un Estado socialista civilizado y abrir de par en par la nueva era del florecimiento cultural del siglo XXI.

Los funcionarios, en fiel acato a la consigna ¡Todo para el pueblo y todo apoyándose en las masas populares!, deben dar muestras de su gran abnegación.

Todos los compatriotas del Norte, Sur y en el extranjero deben hacer esfuerzos tesoneros para implementar al pie de la letra la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, gran programa común de la nueva centuria y jalón para la paz y prosperidad.

Hemos de solucionar el problema de la reunificación con la fuerza unida de la nación y de manera independiente.

Todos los coreanos del Norte, Sur y en el exterior debemos subordinarlo todo a la gran causa de la reunificación, partiendo del principio que concede prioridad e importancia a la nación y promueve su unidad.

Bajo el ideal de la independencia, paz y amistad, en lo adelante seguiremos ampliando las relaciones de amistad y cooperación con los países que respetan nuestra soberanía y nos tratan con agrado y no cejaremos en el empeño por preservar la paz y la estabilidad de la región y verificar la independencia en el mundo.