“Minoría en Miami secuestra política de EEUU hacia Cuba”: Entrevista al Embajador cubano en México


“Encuestas recientes demuestran que alrededor del 70 por ciento de los norteamericanos quieren una relación normal con Cuba; sin embargo, esta pequeña mafia junto con la extrema derecha norteamericana, tiene secuestrada esta política”, denuncia el Embajador de la República de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez Barrera, al afirmar que más del 70 por ciento de los estadounidenses –incluidos cubano-americanos-, están a favor de que existan relaciones normales entre Estados Unidos y la isla, sin bloqueos ni pesquisas.


Alberto Buitre – En entrevista exclusiva  apenas a los ocho meses de ocupar la representación diplomática de Cuba ante México, Rodríguez Barrera tiene la misión de levantar las relaciones diplomáticas entre ambos países en el contexto de actualización del modelo socialista cubano, la lucha contra el bloqueo económico y comercial y el reforzamiento de su política social. Algo no que no resulta sencillo, considerando que México se afianza cada vez más en la cadena imperialista y con los Estados Unidos vigilando de cerca los movimientos de Cuba en territorio azteca.

No obstante, Cuba tiene en México uno de los programas más ambiciosos de educación, logrando erradicar el analfabetismo en un municipio del Estado de México, al tiempo que las brigadas de médicos cubanos están salvando la vida de indígenas en la montaña de Guerrero, logrando bajar de manera considerable los índices de mortalidad materna. Además, la diplomacia cubana tiene en Rodríguez Barrera una de sus cartas fuertes.

Recién salido de su cargo como Vice-ministro de Relaciones Exteriores de Cuba en el 2012, le avala ni más ni menos que haber sido el Jefe de la Oficina de Intereses cubanos en Estados Unidos del año 2001 al 2007, tiempo en el cual le tocó encabezar la defensa política y jurídica de los Cinco Héroes anti-terroristas tanto en Miami como en Washington, quienes finalmente fueron condenados en un proceso “insultante”.

Esta es tan sólo su segunda entrevista concedida a un medio periodístico, y a continuación  ofrece la transcripción de la conversación que este blog sostuvo con el Embajador.

– Su Excelencia, ser Embajador de Cuba en México no ha sido fácil en los últimos años. Hubo un momento de mucha tensión hace diez u once años cuando Vicente Fox tuvo una descortesía con el Comandante en jefe por obedecer a George Bush ¿Cómo se encuentran las relaciones entre ambos países a partir de este incidente?

Está claro que hubo un deterioro de las relaciones entre México y Cuba a partir de la actitud de este personaje que acabas de mencionar. En realdad, creo que fue un accidente en las relaciones entre México y Cuba porque siempre ha habido una relación muy cercana entre los pueblos. Una relación que ha estado sustentado en afecto y cariño, no de ahora sino de hace mucho tiempo. Grandes personajes de la historia de Cuba vivieron en México y encontraron amistad, afecto y más recientemente en el siglo pasado, cuando se preparaba la lucha revolucionaria, los revolucionarios en aquel momento encontraron en México un lugar propicio para preparar la expedición del Granma que en definitiva fue el camino que abrió el sendero del triunfo revolucionario.

La actitud de este político mexicano fue una absoluta contradicción de la vocación que había mantenido el pueblo mexicano con relación a Cuba La voluntad y el deseo de Cuba es llevar las relaciones a los niveles que siempre ha tenido, en todos sentidos. No sólo la relación oficial, sino la relación entre las personas, entre los ciudadanos de un país y otro, en nuestra cultura, nuestra educación y la salud; y Cuba tienen toda la disposición para hacerlo.

– ¿Qué hace especial ser embajador de Cuba en México, al estar tan cerca de Estados Unidos?

Lo que lo hace especial es la historia de las luchas de ambos países. Tanto Cuba como México tuvieron que desarrollar luchas muy cruentas por su independencia de España. Y tenemos retos, no solamente cubanos y mexicanos sino en América Latina para enfrentar los retos de la crisis mundial. Yo creo que es la hora de los pueblos. Creo que es la hora en que todos pensemos en nuestros proyectos nacionales alejados de toda influencia externa de otros países y nos concentremos en las realizaciones que nuestros pueblos y comunidades demandan.

– ¿Cómo encuentra la posición del pueblo mexicano frente a la Revolución cubana?

Donde quiera que una va en México, entre la gente, en el México profundo, un sentimiento de solidaridad hacia Cuba muy grande. No solamente tiene su expresión en un Movimiento de Solidaridad con Cuba que es muy inclusivo, sino también el ciudadano común. Si uno visita los lugares, conocen a Cuba, conocen a Fidel, al Che Guevara, Camilo Cienfuegos… Y hay realmente una identificación con los sueños del pueblo cubano de construir una sociedad de justicia, con igualdad de oportunidades, y te preguntan ‘¿cómo lo han hecho?’, ‘¿cómo han logrado el nivel educacional que tiene el pueblo cubano?’, ‘¿cómo es posible que el sistema de salud sea gratuito?’, y así sucesivamente. Creo que eso tiene su fundamento en los vínculos de cariño entre los dos países.

– ¿Podría mencionarnos algunos de los proyectos que la Revolución Cubana tiene en México a través de su Embajada?

A través del programa de alfabetización ‘Yo sí puedo’, un programa universalmente reconocido y aprobado por la Unesco, hasta la fecha se han alfabetizado más de medio millón de mexicanos. En este momento hay un grupo de profesores y de pedagogos cubanos trabajando en diversos Estados ayudando a vencer en analfabetismo que es un problema serio en este país. Especialmente en el municipio de Chimalhuacán, en el Estado de México, han podido declararse libres de analfabetismo. En el Estado de Guerrero hay un grupo de 24 educadores cubanos trabajando en reducir los niveles de analfabetismo. Por otro lado, muchos mexicanos han podido formarse en Cuba como médicos o como ingenieros. En el caso de medicina, hasta este momento, cerca de 400 mexicanos se han graduado y 775 están estudiando en este momento en los diferentes niveles de la carrera médica en Cuba. Más de 160 ya están haciendo su especialidad, o sea que México podrá contar con cerca de 1 mil médicos en una fecha muy cercana, disfrutando de becas que ofrece el Gobierno cubano.

En otros campos también hay una colaboración activa. En varios Estados están trabajando 165 entrenadores deportivos quienes en alguna medida han sido responsables de éxitos que han obtenido esas entidades en deporte. Pero, para nosotros, el deporte no sólo es una vía para encontrar talentos sino para formar mejores ciudadanos con niños y jóvenes con un futro vinculado a hacer el bien y a trabajar por el país, lejos de los problemas que puedan enfrentar en la calle”.

– ¿Cuál cree que es el mensaje que le da la Revolución cubana le envía al pueblo mexicano, a través de los logros de estos programas?

En Cuba tenemos la filosofía que el acceso universal a la salud, a la educación, la cobertura de seguridad social, son derechos humanos fundamentales. Y el Estado cubano trabaja y pene en función sus energías en lograra que estos derechos se hagan realidad y asi lo reflejan las estadísticas internacionales y el exitoso cumplimento que ha tenido Cuba de las metas del milenio. A través de la cooperación con México en estas áreas, el mensaje que queremos enviar es el de plena disposición de nuestro país a ayudar y colaborar en lo que nuestras modestas experiencias permiten para que estas realizaciones también sean compartidas con nuestros hermanos y hermanas mexicanas.

– Este tipo de colaboraciones ha formado familias cubano-mexicanas ¿Cuál es su realidad?

Es un fenómeno creciente, y bienvenido. Esto estrecha los lazos entre ambos países. A nuestro modo de entender, la mayoría de las experiencias han sido exitosas. Hay varios miles de cubanos que viven acá en México, los cuales en su inmensa mayoría mantienen una relación muy grande con Cuba y mantienen contactos y vínculos con Cuba, no sólo a través de nuestros consulados sino a través del viaje y el intercambio permanente con Cuba, porque estamos muy cerca. E indudablemente hay muchos mexicanos, resultado de estas uniones, viviendo en Cuba. Yo creo que ha sido una experiencia exitosa que ayuda a estrechar los vínculos entre los dos países.

– Viajar a Cuba para los mexicanos es más fácil que a cualquier otro destino del país dado su enormidad ¿Cómo ha ayudado esto al turismo?

Yo creo que por la conexión tan rápida y frecuente. Ya en este momento tenemos cinco vuelos diarios de Ciudad de México, Cancún y Monterrey hacia La Habana. Ahora para el verano habrá vuelos al centro de la isla también. Ha ayudado a esta interacción que vaya aumentando paulatinamente el flujo de visitantes hacia Cuba. Te confieso que estamos insatisfechos todavía. La cifra de 80 mil (mexicanos visitan Cuba cada año) dada esta cercanía tanto geográfica como histórica y en lo sentimientos nos parece que debería ser mucho mayor, Y trabajamos en ese sentido para que en un futuro cercano se multiplique la cantidad de visitantes.

– ¿Cuáles son los intereses de intercambio y ampliación las relaciones con México?

Tenemos interés de ampliar las relaciones en todos los sentidos. Desde el punto de vista económico-comercial, el volumen de intercambio entre ambos países que es de 500 millones de dólares anuales, nos parece que es muy pequeño. Además es un comercio que es totalmente desbalanceado y favorece en alta medida a México y no a Cuba. Por eso estamos trabajando con autoridades mexicanas en actualizar los convenios económicos y comerciales que tenemos, precisamente para diversificarlos y buscar mayor amplitud de intercambio. Estamos impulsando una mayor interacción académica entre las universidades y los centros de educación superior. Estamos proponiendo una mayor cooperación en el área de salud, como en el caso de los nueve médicos cubanos que están trabajando en el Estado de Guerrero atendiendo un hospital de montaña con muy poco tiempo acá pero han logrado reducir significativamente a un 50 por ciento la mortalidad materna , lo cual es una demostración de lo que se puede lograr si desarrollamos esta relación.

Existe una total disposición de nuestro país de establecer una cooperación con el Gobierno y el pueblo mexicano. En el campo de la cultura estamos por diversificar las relaciones. Ya existe una movilidad muy intensa de la comunidad artística entre ambos países, pero queremos darle un mayor apoyo para desarrollar nuevos proyectos; todo aquello que ayude a una mayor identificación de nuestros países, de nuestra historia. Así como en el campo de la investigación científica es nuestro deseo que los avances que ha obtenido Cuba en los diferentes campos de la biotecnología, de la elaboración de vacunas y fármacos puedan ser de acceso a los mexicanos, y que los cubanos puedan tener acceso a los avances de la industria mexicana.

– ¿De qué depende que estas relaciones e intercambios se amplíen?

Pienso que del conocimiento mutuo. En la medida que desarrollemos más vínculos entre las diferentes instituciones de ambos países se puede favorecer esa relación. También depende del apoyo y del impulso de ambos gobiernos a este proceso. Por eso estamos inmersos en la actualización de los acuerdos que rigen las relaciones en estos campos.


– Actualmente Cuba traviesa por un proceso de actualización del modelo socialista ¿Qué parte le toca a la política exterior en ese sentido?

Yo creo que le toca una parte importante. La política exterior de cualquier país debe ser reflejo de lo que pasa al interior de ese país. Desde nuestras embajadas y toda nuestra política exterior debe estar reflejado el enorme esfuerzo que está haciendo el pueblo cubano en este proceso de transformación. Yo quiero decirte que este proceso no es uno decidido desde la cúpula de un Gobierno, Es un proceso que ha sido profundamente democrática. Todo el pueblo cubano participo en su decisión. Ha sido un verdadero ejercicio de participación popular.

Todos los lineamientos de política económica y social del país fueron discutidos en las escuelas, e n los centro de trabajo, en los barrios, no solo para conocer la propuesta del Gobierno sino para que los ciudadanos conocieran, opinaran y transformaran el documento; de hecho, se transformó en un 68 por ciento. Todo lo que estamos haciendo hoy, dirigido a perfeccionar nuestro sistema ha logrado una mayor eficiencia económica con el objetivo único de crear mejor condiciones para incrementar el bienestar de nuestra sociedad y una mejor aún mejor distribución de la riqueza del país. Es un esfuerzo grande que nos llevará años, pero no tenemos dudas que a final del camino tendremos un socialismo más consolidad en nuestro país.

– ¿Qué significa exactamente esta actualización?

Desde el triunfo de la Revolución, fue una aspiración lograr una sociedad con iguales oportunidades, no sólo desde el punto de vista teórico, sino práctico; y que eso se convirtiera en una palanca para llevar la justicia a todos los ciudadanos. Cuba así se ha desenvuelto. Pero Cuba vive circunstancias especiales en este mundo. Por un lado nos afecta la crisis económica mundial como a todos en este mundo que ha sido creada y operada por los países desarrollados, pero con la intención de descargarla sobre los países subdesarrollados, y Cuba no es la excepción, sufrimos el incremento en los precios de los productos que tenemos que adquirir en esos mercados, sufrimos las consecuencias financieras. Pero en el caso nuestro se suma el hecho que hemos vivido todos estos años bajo un bloqueo económico, comercial y financiero que fue creado para hacer una situación económica y políticamente insostenible en nuestro país.

Debes conocer que los creadores de este diabólico plan definieron, y esto está en los documentos oficiales de Estados Unidos, que la idea era crear hambre y desesperación para que el pueblo cubano provocara la caída de lo que llaman el régimen cubano. Y dada esta situación, Cuba vive las consecuencias de las propias ineficiencias que se generan en el desarrollo económico en todos los países.

En nuestro país, la afectación que nos ha causado los desastres naturales que hemos sufrido en los últimos años. Y esto lleva al país a pensar cómo podemos nosotros, sobre lo construido en materia de igualdad y justicia social, seguir creando condiciones para seguir incrementando incesantemente esos servicios que se le ofrece a la población. Y una vía es haciendo más eficiente nuestra economía y de ahí surge esta necesidad. Entonces, este proceso es, por ejemplo, potenciar la producción agrícola. Nosotros, por todos los problemas que te decía, más el hecho de que en los últimos años hubo una inmigración del campo a la ciudad y con el propio desarrollo del país, ya tenemos sólo el 20 por ciento de la población viviendo en el campo, y no necesariamente en labores agrícolas. Tuvimos la necesidad de importar la mayor parte de los productos y alimentos que consumimos y esto para un país y una economía pequeña para Cuba, es realmente un peso enorme.

Bueno, se han hecho políticas que van dirigidas a revitalizar la producción agrícola ¿Cómo hacerlo? Ofreciendo condiciones favorables a aquellas personas que decidan regresar al campo. Se le ha dado el usufructo renovable y gratuito hasta por 67 hectáreas tanto a personas naturales como jurídicas. Se han dado condiciones financieras muy particulares con créditos sin intereses para aquellos que inician su actividad agrícola, aseguramiento de su producción y garantía de precios y el estado de compra de la producción a precios muy ventajosos, y otras. Hemos ido también a un mejor aprovechamiento de las fueras de trabajo, de los recurso s humanos del país. Arrastrábamos un sector público realmente con una cantidad enorme de trabajadores que nos siempre garantizaba una productividad adecuada. Se ha producido un reacomodo de las fuerzas laborales hacia el sector no estatal tanto cooperativo como el sector de trabajadores por cuenta propia, con todas las garantías del Estado para lograr la calificación y recalificación de esas fuerzas de trabajo, y de garantía social para evitar que alguien se pueda quedar desprotegido, algo impensable. Se han realzado también políticas para que el sostenimiento del Estado, vaya dirigido hacia las personas que realmente lo necesitan. A través de los años, desarrollamos programas a través de los cuales la población se benefició universalmente, con independencia de si lo necesitaba o no. Ahora los recursos van dirigidos mayormente a ayudar a esas personas.

Ahora, todo esto que te he dicho no quita que los pilares de la Revolución y el socialismo en Cuba que es el acceso universal y gratuito a la educación, el acceso a la salud y al a cobertura universal a la seguridad social, se ven tocados. Esos se mantienen incólumes. Son los pilares, las bases del proyecto social de nuestro país y seguirá siendo así en los años por venir y el futuro porque esa es la garantía de nuestro socialismo y de nuestra patria. Son los grandes logros del pueblo y la Revolución cubana. Te lo he dicho a grandes rasgos porque son 313 lineamientos económicos y es muy amplio. Pero todo va dirigido a eso, a lograr una mayor eficiencia, mayor productivas y con ello, una mayor posibilidad de seguirle dando una mejor vida al ciudadano cubano.

– Acaba de mencionar que los pilares de la Revolución se mantienen. Yo he escuchado críticas que dicen que con estos cambios se generará burguesía, y que la burguesía genera contrarrevolución, por lo menos, en términos objetivos ¿Qué opina de esto?

En primer lugar, en todos estos años de Revolución, hemos estado siempre sometidos a un bagaje de críticas. En unas ocasiones ‘porque no hacen’ y otras ‘por qué hacen’. Entonces estamos acostumbrados a eso. Nosotros los cubanos estamos muy convencidos de lo que estamos haciendo, y estamos convencidos que lo que estamos haciendo es para reforzar nuestro proyecto socialista. Y por supuesto que en cualquier programa de transformación siempre puede haber efectos colaterales. Y creo que estamos en capacidad siempre de reconocer los defectos y enfrentarlos, porque el pueblo cubano es muy educado, muy culto, muy preparado. Por otro lado, me parece que lo que se está haciendo, se hace al ritmo adecuado para que cuando haya que corregir algo, corregirlo. Siempre lo que se haga va a ser con el consenso del pueblo cubano, no va a ser la voluntad de tres teóricos que quieren implementar determinadas políticas, sino la decisión de todos los cubanos. Yo creo que esa es la mejor garantía para que el proceso que hemos defendido durante tantos años se consolide. No tengo la menor duda de que así va a ser.

– ¿Cómo está abordando la Embajada el caso de los Cinco héroes dentro de su agenda diplomática?

Este caso es un asunto estratégico para Cuba, por el hecho obvio de que se trata de un encarcelamiento injusto. Forma parte de la vendetta de los terroristas y esa mafia anticubana en Miami y dentro de los sectores conservadores de derecha de Estados Unidos. Se trata de cinco luchadores antiterroristas que la única razón que estaban en Miami era por la necesidad que tenía Cuba de proteger y salvar vidas, no sólo cubanos sino norteamericanos y ciudadanos del mundo.

Aquí en México nuestros esfuerzos van dirigidos a dar a conocer el caso. Desafortunadamente la gran prensa ha mantenido un silencio alrededor del caso de los cinco, tenemos que vencerlo. Ya en los Estados Unidos el caso judicialmente está agotado, pero el Ejecutivo y el presiente Obama tiene la capacidad de tomar una decisión sobre el caso que sería liberar a esos luchadores antiterroristas.

Creo que pesar que la historia de Estados Unidos ha demostrado que no respeta mucho la opinión pública mundial y las peticiones de los organismos internacionales, la aspiración es que las instituciones como la sociedad pidan al Gobierno que se restituya y se libere a los Cinco cubanos. El trabajo fundamental es de información ante la desinformación sobre el caso e los cinco compañeros injustamente encarcelados.

– ¿Por qué cree que la opinión pública de México no ha querido o podido informar más sobre el caso de Los Cinco?

Creo que es una conjugación de factores que puedan estar operando. De ahí la necesidad que redoblemos esfuerzos sobre este tema y mover la convicción y sentimientos de apego a la injustica. Por eso tenemos que hacer esfuerzos porque se de a conocer la historia. Yo te doy a conocer brevemente la historia. Estos cinco cubanos fueron apresados en un momento en el cual Cuba trataba de desarrollar una cooperación con Estados Unidos en materia anti-terrorista.

A partir de las informaciones que habíamos recibido, no sólo de los compañeros que estaban entonces en Miami sino de muchas otras fuentes, teníamos la absoluta convicción y las pruebas que desde Miami se fraguaban y organizaban las acciones terroristas contra Cuba. Y a través de Gabriel García Márquez, se le ofreció a los Estados Unidos desarrollar cooperación para que estuvieran en capacidad de operar contra estos terroristas que estaban actuando impunemente en territorio de Estados Unidos. A cuba fue una delegación del Servicio Federal de Investigaciones FBI, se les dieron todas las evidencias, ellos dijeron que se harían todos los esfuerzos legales, que se invitaría a una delegación cubana con ese fin, sin embargo, esa invitación nunca se produjo y meses después, para nuestra sorpresa, descubrimos que las autoridades norteamericanas en vez de ir por los reales terroristas, fueron a apresar a los cinco compañeros.

El proceso (legal) en Miami que, en su momento fue el proceso legal más largo en su historia con una duración de siete meses, no se conoció fuera de Miami porque no le convenía al gobierno de Estados Unidos. Sin embargo en Miami, periodistas fueron pagados con altísimas sumas de dinero por parte del Gobierno de Estados Unidos para que creara las condiciones favorables para que fueran condenas los compañeros sin razón alguna. La selección del jurado fue un insulto. No aceptaron la petición de la defensa para cambiar la sede porque Miami no era un lugar propicio para un juicio justo. Es decir, todo un conjunto de factores llevaron a que la sentencia fuera emitida sin lógica como una cosa realmente surrealista. Esto es intolerable. La conciencia del mundo no puede estar tranquila si algo como esto se permite. Por eso el llamado al mundo para que se restablezca la justicia en el caso de nuestros Cinco compañeros.

– México se ha convertido en un lugar de operación de la Mafia de Miami, a veces en colaboración con grupos criminales mexicanos. Sin detenerse mucho en el tema, estos siguen actuando, por ejemplo, en el trafico de ciudadanas y ciudadanos cubanos que han caído en las redes criminales provenidas de Miami. Quisiera que diera una actualización sobre el comportamiento y la realidad sobre la actuación de estos grupos que operan contra Cuba.

Estos grupos que han operado durante decenas de años en Miami y que lamentablemente siguen operando, han tratado de extender sus redes a muchos países. Todos estos delitos internacionales e interconectan. Los traficantes de seres humanos, que es una actividad totalmente deleznable, son capaces de traficar con drogas y de desarrollar actividades terroristas. Y estos delitos están interconectados geográficamente y se extienden a cualquier país donde encuentren condiciones favorables para desarrollar sus actividades criminales. Por eso la única respuesta a esto es que debe haber más cooperación internacional entre todos los países para enfrentarlo No hay terrorismo bueno y malo. El terrorismo en cualquiera de sus formas es al no totalmente deleznable sino es algo que hay que combatir a escala internacional. El tráfico de personas es algo inhumano, una actividad que está causando cientos de miles de muertes en el mundo y por supuesto en nuestra región. Y el tráfico de drogas, dejando una estela de muerte detrás sino también alienando sociedades. Yo creo que más allá de las diferencias, todos los países debemos de luchar contra estas actividades criminales

– ¿Ha encontrado respuesta positiva por parte del Estado mexicano para terminar con esta práctica?

Tenemos programas de colaboración y programas en ese sentido.

– Dicen que el terrorismo anticubano de Miami viene la baja. Que sujetos como Luis Posada Carriles está a punto de morir y otros que ya no tienen actividad ¿Qué opina de esto?

La biología es una realidad. Muchas de estas personas están muriendo. Pero francamente es una ofensa a la inteligencia y a la sensibilidad mundial que un Gobierno como los Estados Unidos no solo haya formado a este tipo e criminales sino que hayan transcurrido sus vida tranquilamente en Miami y otras partes de Estados Unidos y hallan llegando al final de sus vida expresando su satisfacción y orgullo en total impunidad y que el Gobierno de Estados Unidos lo haya permitido y lo permita. Yo creo que es una ofensa a la humanidad.

La realidad es que la comunidad cubana en Estados Unidos ha variado de manera significativa. Y la inmensa mayoría de los cubanos que viven en Estados Unidos reclaman que haya un vínculo ente ambos países, tienen vínculos muy estrechos con sus familias, con sus barrios y con el país. Desafortunadamente Miami sigue siendo dominado por una pequeñísima minoría que controla la vida económica y financiera del Gobierno de la ciudad y tiene la capacidad de comprar políticos en Estados Unidos; invierte sumas de dinero en los procesos políticos para mantener secuestrada la política hacia Cuba, la cual no responde a los intereses de los Estados Unidos ni de los norteamericanos.

Encuestas recientes demuestran que alrededor del 70 por ciento de los norteamericanos quieren una relación normal con Cuba; sin embargo, esta pequeña mafia junto con la extrema derecha norteamericana, tiene secuestrada esta política. Creo que más temprano que tarde debiera cambiar esa política. No sólo para beneficio del pueblo cubano, sino sobre todo del pueblo norteamericano al cual se le niega el derecho de visitar Cuba, lo cual es una contradicción a lo que proclama el Gobierno norteamericano sobre la libertad, al norteamericano se le impide visitar Cuba y se le niega la posibilidad de relacionarse con la cultura cubana y con los avances que hemos tenido en diferentes campos; se le niega al norteamericano poder atenderse médicamente el Cuba en alguna especialidad al ser tratamientos realmente únicos en el mundo. O sea que el levantamiento el bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba, sería detener un acto de injusticia, detener una actitud genocida y acto de beneficio para el pueblo norteamericano.

– El Secretario de Estado John Kerry se ha dicho dispuesto a revisar la política hacia Cuba ¿Se puede creer en esto?

Más allá de la voluntad de un político dentro del Gobierno norteamericano, se trata que haya una decisión del Ejecutivo norteamericano, quien es el que tiene la capacidad legal para transformar la relación con Cuba. Desafortunadamente hasta el momento no hemos visto esta disposición por parte del Gobierno norteamericano. Cuba lo ha reiterado, que tiene disposición a conversar con autoridades norteamericanas de todos los temas, siempre y cuando se mantenga un respeto absoluto a la soberanía y a lo que Cuba es.

{video_externo}http://www.youtube.com/watch?v=QXFYMozPKOE&feature=youtu.be{/video_externo}

 

– México, si bien es cierto que mantiene relaciones históricas con Cuba, también es cierto que desde los últimos 30 o 35 años se alineado a los intereses económicos de Estados Unidos. Esto representaría para Cuba un problema, al menos en el papel. Pero ¿qué tan cierto es que México podría obedecer a Estados Unidos y cambiar su política hacia Cuba?

Por razones obvias no establezco juicios de valor sobre la política mexicana. Yo sí creo que la filosofía con la cual Cuba ha trabajado siempre ha sido la integración de América Latina y el Caribe. Integración no sólo económico sino una donde lo social, lo cultural, esté presente y sea el elemento fundamental. En ese esfuerzo México juega un papel esencial. México es clave para que nuestra región y esta América nuestra de la cual habló Martí, pueda encontrar un espacio en el cual entre todos busquemos el horizonte, impulsemos sueños, enfrentemos retos y resolvamos problemas mediante el diálogo. Ese es el sueño que se materializa en la CELAC de fechas recientes, el cual creo que ha sido uno de los más importantes logros en nuestra región en 150 o 200 años, pues tenemos la capacidad aún con visiones políticas distintas, de sentarnos a una mesa a conversar sobre los problemas más importantes de nuestros países; y otros procesos de integración como el ALBA que es un salto gigantesco en términos de integración; o como en casos de la UNASUR, en el cual se ha sumado con un activismo tremendo muchos gobiernos con el liderazgo del presidente Chávez . Creemos que ese es el camino. Y en ese camino queremos que participemos todos y México juega un papel esencial, y es lo que Cuba desde América Latina, deseamos y esperamos.

– Le agradezco mucho esta entrevista. Para finalizar ¿qué tendría usted que decirle el pueblo mexicano para que haya más Cuba aquí?

Nos unen lazos muy estrechos en nuestra historia. Nos une un gran cariño, Tenemos que seguir incrementando. No siempre la Cuba que se describe en los medios es la Cuba real. Por lo tanto invitamos a todos los mexicanos a que nos visiten y seguramente van a encontrar en Cuba hermanos y hermanas que los van a recibir con gran cariño y dispuestos a compartir lo que modestamente tenemos.

 

3 comentarios en ““Minoría en Miami secuestra política de EEUU hacia Cuba”: Entrevista al Embajador cubano en México

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s