Lo dice Kepler: Diego López es mejor que Casillas


diego-lopez-realmadrid-300413

 

ALBERTO BUITRE / LA CIUDAD DEPORTIVA .- Dicen que los comparativos son malos. Dicen también que las jerarquías se deben respetar. Pero, ¿es Iker Casillas el mejor portero del mundo? ¿Es tan bueno como para liderar la portería del Real Madrid?

Para obtener una perspectiva, propongo el siguiente silogismo: El arquero madridista ya ganó un mundial y varias Ligas españolas. Por su parte, Jonathan Orozco, guardameta de Monterrey, ha ganado cuatro Concachampions y dos títulos de Liga mexicana. Pero ni el primero es titular en el equipo blanco, como el segundo no lo es de la Selección mexicana de fútbol ¿Esto es justo? Y sin embargo, sucede. Y si el primero por ser campeón de España, como el segundo de México, ¿significa entonces que son ellos los mejores en su puesto de sus respectivos seleccionados? Y si fuera así ¿entonces qué hace Casillas de suplente en su equipo, y qué el portero de Rayados como tercera opción en la portería tricolor? ¿Quién determina como “el mejor” a un futbolista en su posición?

La tarea de un técnico de fútbol ya es bastante complicada como para hacer caso de las presiones de la grada o la prensa. En su caso, Carlo Ancelotti como su predecesor, José Mourinho, vieron en Diego López algo que no tiene Iker Casillas. La altura, la seguridad de brazos, la personalidad de un cancerbero; qué se yo.

Un texto del periodista Diego Torres del periódico El País, relata las preferencias por López de Vilan Vecchi, el entrenador de porteros de Ancelotti y del Madrid.

Según el periodista español, Vecchi es un gurú de la portería en Italia. Y es ese maestro de guardametas, el corazón de la discordia entre Casillas y López. Una polémica que tiene encendido al Bernabeú y la hinchada blanca alrededor del mundo ¿Quién debe ser titular en la portería del Real Madrid? ¿Por qué Iker está de suplente? Y más aún ¿Dónde están quienes mataban a Mourinho por sentar al presunto número uno del mundo?

Pistas que acerquen una respuesta a quienes con curiosidad también se lo preguntan, la ofrece el mismo Torres. Escribió este martes: “Una de las versiones que circulan desde Valdebebas al Bernabéu es que a Vecchi le gusta más Diego López que Casillas”.

Y si el que sabe, sabe, ¿qué más saben los demás?

Personalmente, no creo que Casillas sea el mejor del mundo. Vamos, no creo que sea mejor que López. Ni que de Gea. En su momento, Santiago Cañizares me parecía mucho mejor arquero que el entonces joven portero de Madrid. Lo supe cuando vía al del Valencia desmoronarse de llanto al perder la final de Champions frente al Bayern en el 2001. Y ahora lo recuerdo y me semeja aquel legado de Johaness Kepler, el padre de la revolución científica en pleno romanticismo medieval:

“Cuanto más adelanta el hombre en la penetración de los secretos de la Naturaleza, mejor se le descubre la universalidad del plano eterno”

¿Y cuan más profundo se puede ir en la naturaleza del ser humano sino es en la desesperación, en la derrota? Y cuando sale, el plano eterno es la gloria. La que mereció Cañizares y que hoy merece López.

En contraste, Casillas siempre lo tuvo todo, deportivamente hablando. Nació, creció y se hizo campeón en la portería más segura del fútbol mundial – salvo, claro, cuando tocaba el Barcelona de Ronaldinho y luego la de Messi. Lo considero un portero soso, común. Sí; bueno con los guantes, como debería serlo un periodista con las palabras. Pero nada más.

Y mientras Casillas ganaba portadas y millones, Diego López pasó del Alcorcón a sentarse en el banco del Madrid por cuatro años hasta que fue cedido al Villarreal. Mientras Casillas se hizo campeón del mundo detrás de especialistas como Puyol, Ramos, Arbeloa, Albiol y Piqué –y éste último no tanto-; López portereó aquel histórico subcampeonato del submarino amarillo en la temporada 07 – 08, obligado a lidiar con un tronco de central como el uruguayo Diego Godín, ese al que antes de salir a la cancha lo hacían prometer que no lastimaría a nadie durante el partido. De ese tamaño. Y sin mencionar que el centro delantero de su equipo era Guillermo Franco.

Eso te forja el carácter. Eso es lo que te lleva a ser el mejor en tu posición. Y más como portero. No logras el éxito con una defensa de lujo, ni parando tiros de equipos con menos de la mitad del presupuesto que el tuyo. Lo logras enfrentando a los grandes, con una defensa de agua, una línea de cavernícolas como Capdevila. Eso te forma carácter, disparo a disparo, con las manos ardiendo semana a semana, debajo de los tres postes. Por eso Diego López se adueñó de la portería del Real Madrid y Casillas no es ni el quinto mejor del mundo.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s