Asesinan a otro comunista y su esposa en #Guerrero; Van cinco en el gobierno de Peña Nieto


Ya habían matado a tres en agosto, y por la mañana de este domingo 10, paramilitares asesinaron a dos comunistas más en México, quienes se suman a un total de 13 luchadores sociales -cuatro por mes-, ultimados desde el ascenso de Enrique Peńa Nieto a la presidencia del país.

Se trata de Luis Olivares Enríquez y a su esposa, Ana Lilia Gatica Rómulo, militantes del Partido Comunista de Mexico y dirigentes de la Organización Popular de la Costa Grande (OPPCG), asesinados a balazos dentro de su casa ubicada en Coyuca de Benítez, Estado de Guerrero, la misma entidad donde el ocho de agosto pasado mataron al secretario general del PCM en esa entidad, Raymundo Velázquez y a los camaradas, Miguel Ángel Solano y Samuel Vargas.

De hecho, luego del asesinato de Raymundo Velázquez, Olivares Enríquez denunció en una conferencia de prensa en la Ciudad de México en septiembre pasado que él y su familia eran víctimas de amenazas de muerte por parte de paramilitares. La razón era la férrea lucha contra la explotación minera de los territorios y en general por los derechos de los pueblos ante los proyectos de privatización, el caciquismo y la autodeterminación popular.

Hace unas semanas, asesinaron también a Rocío Mesino Mesino, líder de la Organización Campesina de la Sierra Sur.

En un comunicado emitido por la mañana de hoy, el Buró Político del PCM rechazó que el asesinato de sus militantes sean “casos aislaos” y acuso el avance de la política represiva contra los revolucionarios mexicanos por parte de la alianza Pacto por México, iniciativa político-empresarial titulada por Peńa Nieto que conjuga en una sola agenda a los tres más grandes partidos políticos del país -PRI, PAN y PRD-, juntó a los 30 principales monopolistas nacionales, para la creación y ejecución de reformas constitucionales de privatización de los sectores públicos y recursos naturales.

“Coincidimos con las organizaciones que señalan que no se trata de casos aislados, sino que confirman la tendencia represiva del Pacto por México para liquidar físicamente a un conjunto de cuadros del movimiento popular con el claro propósito de descabezar procesos organizativos, sembrar el terror e inmovilizar y desmovilizar a los contingentes de las distintas organizaciones del pueblo”, señalo el PCM.

Para los comunistas mexicanos queda claro que la operación represiva del Pacto por Mexico esta orientada por el general colombiano Óscar Naranjo Trujillo, ex jefe de la Policía Nacional de Colombia en el mandato de Alvaro Uribe Vélez, y creador, entre otras cosas, de los grupos de paramilitares que siguen aterrorizando al campesinado colombiano.

El PCM alerta el “abierto terrorismo de Estado para asesinar cuadros del movimiento revolucionario de nuestro país”.

Antes que las amenazas de muerte se cumplieran contra Luis Olivares y Ana Lilia Gatica, el ejército, la marina y la policía habían entrado con lujo de violencia a su comunidad de origen en Coyuca de Benítez para detener arbitrariamente a cuatro jóvenes de la OPPCG, a quienes posteriormente sometieron a tortura y señalaron como supuestos culpables del asesinato de Raymundo Velázquez. “Esto claramente es un intento de lavar la responsabilidad criminal de los paramilitares y sus jefes en el gobierno, además de un intento por confrontar a las diversas organizaciones que luchan en Guerrero”, declaró el Partido Comunista.

Además, señalo abiertamente que país bandas paramilitares actúan bajo la tolerancia del gobernador de Guerrero, Angel Aguirre Rivero, ex priísta ahora militante del PRD.

“No esperamos la más mínima justicia por parte de este gobierno que realiza montajes y basa sus expedientes en declaraciones forzadas bajo tortura. A los familiares, amigos y compañeros de lucha de todos los caídos, el Partido Comunista les extiende el más cálido de sus abrazos, y los llama a grabar con la tinta indeleble de la memoria colectiva el nombre y la razón de los responsables de estos crímenes, en primer lugar llamamos a no perder de vista al actual gobernador, que tarde que temprano deberá pagar por su sangrenta actuación como chacal del Pacto por México. Redoblaremos nuestros esfuerzos, igual que las demás organizaciones revolucionarias que sufren este embate, para derrocar el poder de los monopolios, y para hacer que los responsables materiales e intelectuales respondan ante los órganos de justicia de un nuevo poder”.

Cuando en agosto losa comunistas fueron asesinados en Coyuca de Benítez por una banda paramilitar al servicio del Estado, el Partido Comunista recibió muestra de solidaridad de organizaciones populares y revolucionarias del país y del mundo, y también elmsilencio de otras, que con esa actitud colaboraron con el terrorismo de Estado.

Peor aún -denuncian los comunistas-, ha habido expresiones del oportunismo que en medio del asalto paramilitar contra nuestras organizaciones se lanzan a una campaña nacional e internacional de ataques y calumnias, festinando la muerte de nuestros mártires y rebajándose a la ruindad ideologizada.

“Por cuestión de principios, por encima de las mezquindades, el Partido Comunista de México no solo reivindica a sus presos o muertos, sino que considera su deber también demandar la libertad de los todo los presos políticos y condenar el asesinato de cualquier luchador, independientemente de la organización a la que pertenezca, en tanto estén inscritos en el torrente de fuerzas que aspiran a un México sin explotación del hombre por el hombre.”, aclara.

ALBERTO BUITRE

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s