Algunas mentiras sobre López Obrador


Como periodista, muchas veces uno se entera de cosas que no puede publicar pues no tiene forma de documentarlo. Básicamente, lo que tiene es un chisme, y no información. Tocaría a quien le lee decidir si la pluma de quien escribe es lo suficientemente confiable como para creer que lo que publica es cierto. Ese es el reto del periodista. Que tu nombre sea sinónimo de verdad. Prestigio, que le llaman. Al final, una de las tantas ataduras del flujo informativo. Los políticos, comemierda como son, te cuentan cosas con el afán de provocarte. “Pero esto te lo digo off the record”… ¿Entonces para qué carajo me lo dices? Y bueno, existen en el gremio quienes obedecen el voto de silencio al cual les han obligado ¿Por qué? Nunca he sabido bien. Quizá por su propia seguridad; o en el más pusilánime de los casos, servir a un bien mayor, cáncer del periodismo mexicano: salvaguardar las buenas relaciones con tu fuente. Circo de la diplomacia en perjuicio del pueblo, donde quien reportea es tratado como un pez de estanque, esperando por picar.

Pero como periodista he decidido escribir un blog para alejarme de las técnicas inmutables y más aún, abandonar la ortodoxia del oficio (de todos modos siempre he sido malo pa’ esto), me dedicaré a contar lo peor que le he conocido a Andrés Manuel López Obrador. Por dos razones: una, porque sí; dos, porque es un tipo peligroso.

Desafortunadamente el PAN nos jodió la oportunidad de llamarle “Peligro para México”. Mejor le diré, “peligro para la clase trabajadora”. Sí, porque no es peligroso para todos. No lo es para la alta burguesía de Monterrey y el Distrito Federal con quienes, por ejemplo,  ha negociado  contratos para la asignación de obra pública durante su gestión como alcalde del DeFe. Uno de ellos, Carlos Slim, ni más ni menos, a quien le debemos que el Centro Histórico también sea territorio Telcel o por quien los campesinos de Santiago de Anaya, Hidalgo, sufren la depredación de sus tierras y el derrumbe de sus casas por la construcción de la cementera Fortaleza. Pero con el fin de citar ejemplos recientes, habría que mencionar la coalición del tabasqueño con los capitalistas regiomontanos que le inyectaron varo a su campaña del 2012 ¿Y eso qué? Bueno, que son de los más recalcitrantes empresarios anti obreros, promotores durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, de reformas laborales para liquidar sindicatos y exacerbar la explotación de la fuerza de trabajo mediante contratos temporales y la eliminación de prestaciones. Uno de ellos, Alfonso Romo, quien, por cierto, vendió en enero de este año su industria Agradis a la súper progresista y nada injerencista Monsanto. Por el bien de todos, primero los pobres ¿cierto?

Sin embargo aquí yo no he tirado ninguna neta. Nada que no se sepa. Algo, por ejemplo, de lo que he sabido es su apoyo a los más siniestros personajes del sistema político mexicano. Cómo a la vera de su candidatura presidencial del 2006, promovió y palomeó que en Hidalgo fuera candidato a senador José Guadarrama Márquez, ex priista, acusado de participar en el Pemexgate del año 2000 desde su posición en el PRI nacional y por más, sentenciado en 1991 por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por ser al autor intelectual en el asesinato de tres perredistas del municipio hidalguense de Jacala. Vaya cosa.

Y hablando de Hidalgo, ahora que el ex gobernador Miguel Ángel Osorio Chong ocupa la secretaría de Gobernación, López Obrador intercedió con la bancada del PRD en el Congreso local para que se aprobara durante su mandato una deuda pública superior a una deuda original de 1, 272 millones de pesos, que representó el 32.8% del PIB estatal, según información del Partido del Trabajo, citando datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dada a conocer en el foro “Finanzas y Deuda Pública del Estado de Hidalgo” del año 2010. Es decir, que de cada peso generado en la economía hidalguense, 32.8 centavos se encuentran comprometidos por la deuda pública, con un plazo promedio de término de diez años. Gasto que también han de asumir los de Morena Hidalgo, que claman por su líder mientras pagan las consecuencias de sus acuerdos secretos

Una deuda que en el año 2009, con motivo de la compra de terrenos para la refinería Bicentenario de Tula –que no se ha construido-, observó un saldo de 3 mil 909 millones de pesos, siendo 306 por ciento superior a la que se tenía al principio de la administración gubernamental 2005-2011 que tocó al hoy secretario de Gobernación.

¿Regeneración nacional? La del PRI, ha de ser..  jeje.

Y no quisiera imaginar lo que podría acordar López Obrador con Osorio Chong ahora que el segundo está inserto en la cúpula del poder nacional. Esto, por su supuesto, es simple especulación. Pero a juzgar del papel de Morena como contención de la clase trabajadora frente a las reformas de privatización de la educación y los recursos energéticos; sus escandalosos llamados a mitines dilatorios; su regaño a quienes de sus seguidores pedían “Paro nacional” en el último de ellos, y su constante petición de “resistencia pacífica” frente a la brutalidad policiaca… no sé. No soy juez, ni buen periodista. Escribo este blog quizá sólo para convencerme que en política no hay nada más verdadero que la propia mentira.

10 comentarios en “Algunas mentiras sobre López Obrador

  1. Ya veo por qué dice usted que no es bueno para esto, a pesar de que se dedique a esto. Ojalá pudiese hacer su investigación más profunda, su artículo mejor redactado e incluir las fuentes de donde obtuvo la información, ya que, como usted dijo, esto sólo parece chisme de barrio, que quizá sea tan cierto como usted jura, pero también quizás no.

    Me gusta

  2. Eres un estúpido remedo de periodista, que nomas escribes puras pendejadas para quedar bien con sus patrones los PRIANISTAS, pero a fin de cuentas ellos ni saben leer y nunca pasaras de ser un MEDIOCRE.

    Me gusta

  3. AMLO solo es peligroso para los empresarios que no pagan impuestos, para las televisoras, para los corruptos y demás gente que solo busca un beneficio propio y que afecte la economía popular. No soy periodista. Estoy seguro de que eres de aquellos lame botas del PRI-AN. ¡Viva AMLO, viva la izquierda y que viva México!

    Me gusta

    1. ¿Usted cree que sí fuera lamebotas del PRIANPRDMORENA estaría escribiendo un blog? Por eso solo me lamo las mías, verdes caterpillar. Me saben a gamuza con sal. Gracias por comentar y que viva AMLO, pero de lejitos jajaja; no se crea. Bueno, mejor si. Salud y acá nos leemos.

      Me gusta

  4. Caray, eso del prestamos a Hidalgo por intermediación de AMLO se parece a un asunto de ciencia ficción; pues inicia el artículo haciendo una crítica al endeble trabajo de investigación de los periodistas, y termina pero este articulista. Mucha pena me da estimado colega.

    Me gusta

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s