Cuba y Pablo Escobar


escobar

 

ALBERTO BUITRE

¿Qué Pablo Escobar Gaviria era de izquierda? ¿Y que apoyaba a Fidel y la Revolución Cubana?

Esto sería una pésima noticia para los comunistas cincuentenarios quienes deberían sentirse tremendamente decepcionados de su carrera. Ahora saben que no era necesario desgastarse tanto políticamente, batallar por años en Angola o Sudáfrica, sino que apenas bastaban unos kilos de cocaína y dos mil dólares para ganarse la simpatía de los altos mandos cubanos.

.. al menos eso es lo que dicen los medios colombianos y una radiodifusora miniatura de Miami. Buena trama para respaldar la venta de una serie de televisión en los canales “hispanos” de Estados Unidos.

¿Y qué nos dice este thriller político?
Que hay un lugarteniente del ex jefe del Cartel de Medellín de nombre Jhon Jairo Velásquez a quien apodan “El Popeye”, quien asegura que Escobar sostuvo negocios con Cuba en el tráfico de drogas hacia Estados Unidos. Esto, según las entrevistas realizadas desde la cárcel a dicho personaje por una experiodista de la proestatal radiodifusora colombiana RCN de nombre Astrid Legarda Martínez para la publicación del libro “El verdadero Pablo” en el año 2005. Al tiempo, las versiones han servido para escribir el libreto de la exitosa serie de televisión “El Patrón del Mal”, que intenta relatar la carrera delincuencial de quien fue considerado el capo más poderoso del mundo en la década de 1980.

En una de sus versiones, El Popeye dice que Escobar enrutó cocaína de Colombia hasta México, y también a Nicaragua con supuesto apoyo del FNLS. Que de ahí la mandaba para Cuba desde donde partía hacia la Florida, vía Cayo Hueso.

Y qué obvio, pues que el Patrón estaba contentísimo con el negocio que -dijo-, ordenaba Raúl Castro.

Con esta trama, algunos blogs anticubanos se han dado la fiesta entrevistándose a sí mismos o a sus tías, diciendo que La Habana está de cabeza con el programa que se vende pirata en el mercado negro de la capital cubana, claro, junto a otros títulos de cine de autor o de anime japonés.

¿Realmente Escobar traficó droga a Estados Unidos vía Cuba?

Sí, según la versión de un sicario.

Pero hay otra versión que ni en Miami ni en Colombia se ha querido mencionar.

Es la información que señala a Pablo Escobar como un protegido de la CIA y cuyas ganancias por el tráfico de droga fueron a parar a financiar, no al FNLS, sino todo lo contrario, la operación antisandinista “Contra – Nicaragua”.

Este es el informe:

El 13 de febrero de 1990, un informe desclasificado de los agentes especiales de la DEA en la ciudad de Los Angeles, Wayne Schmidt y Héctor Berrellez, relatan los hechos sucedidos a finales de la década de 1980 en el asesinato del agente anti narcóticos estadounidense Enrique ‘Kiki’ Camarena el 7 de febrero de 1985, a manos de narcotraficantes mexicanos. En el texto recogido por la periodista mexicana Anabel Hernández para su libro “Los Señores del Narco” (Grijalbo, 2010), se incluyen también las respuestas obtenidas durante las pesquisas de 1986 denominadas Comision Tower, Comision Walsh y la Comision Kerry -elaborado entonces por el actual secretario de Estado, John Kerry-, para investigar el escándalo de corrupción de la Iran-Contra apoyada desde Washington mediante la venta de armas, a pesar que el Congreso lo había prohibido.

En el libro de la periodista, se publican las investigaciones:

“Los resultados tardaron algunos meses en llegar, pero fueron claros en sus resoluciones: existió tolerancia para que varios capos de América Latina traficaran drogas hacia Estados Unidos, a cambio de que también donaran recursos a la contra nicaragüense, entre ellos socios de la organización del Pacífico como Felix Gallardo, Caro Quintero, Fonseca Carrillo, e integrantes del poderoso Cartel de Medellín”.

¿Entonces, era Cuba o Estados Unidos el socio de Pablo Escobar?

Según la DEA, fue Washington. Según Telemundo, Cuba.

Pero, cómo al parecer tiene más credibilidad una serie de televisión, habrá que poner de por medio lo que el mismo John Kerry publicó en su informe.

Relata Anabel Hernández:

“Por su parte, la comisión encabezada por el senador demócrata John Kerry comenzó sus investigaciones en enero de 1987 y publicó su informe el 13 de abril de 1989, donde se afirmó que el Departamento de Estado ‘proporcionó apoyo a los contras y estuvo implicado en el tráfico de drogas’ “

Sin embargo, sí existe un cubano implicado con Pablo Escobar: el cubano-americano, Ramón Millán Rodríguez.

En una sesión cerrada en el Capitolio y de frente a John Kerry, la comisión del entonces senador demócrata interrogaba al quien fuera principal contador del Cartel de Medellín.

“Millián Rodríguez, responsable de lavar 11 millones de dólares de ganancias provenientes del tráfico de drogas, era uno de los principales testigos del Subcomité de Narcóticos, Terrorismo y Operaciones Internacionales, creado en 1987 en el Senado estadounidense para investigar los vínculos entre el narcotráfico y la CIA. Se afirma que este hombre de aspecto inofensivo era el enlace entre Escoba Gaviria y la jefatura de narcos cubano-americanos; fue él quien habría entregado a la contra nicaragüense 10 millones de dólares a nombre de Pablo Escobar”.

Parece bastante claro.

Y sin embargo, la radio y televisión miniatura de Miami pretende agarrarse de la serie “El Patrón del Mal” para revivir sus odios hacia Cuba.

Pero en política nada es casualidad.

Radio y TV Martí, organización financiada desde la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), abona a sus proyectos de propaganda con el objetivo de enturbiar la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tendrá lugar a fines de mes en La Habana. Intentan vincular a Cuba con el narcotráfico.

Un cuento añejo, por cierto. Si no, que se revise la célebre historia del General Arnaldo Ochoa, castigado con pena de muerte en La Habana en 1989 por intentar traficar seis toneladas de cocaína del Cartel de Medellín.

Si algunos intentos tuvo Pablo Escobar de pasar droga por Cuba, éstos murieron junto con Ochoa.

Quizá por esto es mismo Departamento de Estado de los Estados Unidos celebró la política anti drogas de Cuba.

En su informe “Estrategia para el Control Internacional de Narcóticos”, Washington afirma que la producción de drogas en Cuba “sigue siendo ínfima como resultado de las graves sentencias por delitos de drogas” (…) hay muy pocas oportunidades para la producción en cantidad de drogas ilegales sean sintéticas u orgánicas”.

Además, el gobierno estadounidense dijo que hasta la fecha, los “esfuerzos de Cuba han impedido que el contrabando de narcóticos ilegales tenga un impacto significativo en la isla.”

Realidades que superan la ficción televisiva.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s