#Cuba: ¿A quién le importa lo que diga Ileana Ros-Lehtinen? (@HuffPostVoces)


El 56 por ciento de la población en Estados Unidos quiere que Washington normalice sus relaciones con Cuba, incluido el levantamiento del embargo económico y comercial, de acuerdo a los más recientes resultados de la encuesta desarrollada por la organización Atlantic Council publicada este 11 de febrero, en un ejercicio liderado por el demócrata Paul Maslin y el republicano Glen Bolger, dos reconocidos encuestadores. Sólo un 35 por ciento se declaró en contra.

Lo curioso del caso es que los resultados de la encuesta aplicada a dos mil estadounidenses, incluyó al Estado de Florida, donde, cuenta el cuento, subsiste aún el anticastrismo y tienen presencia al menos cinco precandidatos a la presidencia de la imaginaria nueva Cuba, aún en proyecto desde hace 50 años.

Tres de esos precandidatos, Ileana Ros Lethinen, Marco Rubio y Mario Díaz. Balart, enseguida salieron a desacreditar la encuesta. Dijeron lo de siempre. En resumen, que Fidel Castro es el diablo. Y parece que no les agradó la idea de que los estadounidenses tengan una opinión sobre la política exterior de su propio país.

Porque claro, uno es yanqui o cubano, según convenga la situación. Y en el caso del lobby anti castrista venido en antimateria, uno sí puede representar a dos naciones al mismo tiempo, aunque no se interese por uno, y nunca haya estado en el otro.

¿O será que lo que en realidad les preocupa es que con la encuesta del Atlantic Council se cae el mito de Florida como estado crucial en las elecciones? Algo ya probado por el presidente Obama, quien llegó a la Casa Blanca sin el apoyo de esa entidad, gracias al voto… ¿de quien?.. Pues sí, de la clase trabajadora estadounidense, la cual demostró entonces que de hecho, sí pueden decidir sobre la política de su propio país.

Esto significa que si mañana Washington decide levantar el embargo económico y comercial hacia Cuba y relanzar al mismo tiempo sus relaciones con la isla para beneficio de ambos pueblos y la comunidad cubano-estadounidense, contaría con el apoyo del 56 por ciento de la opinión pública local.

Oye, ¿pero qué opinarían de semejante iniciativa Ileana Ros Lehtinen, Marco Rubio o los Díaz Balart? Según la encuesta…. ¿a quién le importa?… Bueno, sí, a un 35 por ciento, frente a una mayoría en Florida que es mayor de edad y tiene su propia opinión. En este caso, relaciones bilaterales con Cuba sí, embargo no. Fácil.

A propósito, el senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy, declaró que los resultados de la encuesta del Atlantic Council es una “demostración del cambio en la opinión de Estados Unidos” respecto a Cuba. “Ahora es responsabilidad de la Casa Blanca y el Congreso de tener el coraje de levantarse. Poner fin a la guerra fría en nuestro propio hemisferio”, dijo.

Pero no todo es el Atlantic Council. Como siempre, los políticos tienen siempre sus propios números.

Ros Lehtinen dice que “otra encuesta” del Instituto Internacional Republicano – es decir, del Partido Republicano-, dice que el 69 por ciento de los cubanos afirman que el “régimen castrista” es represivo. Por lo cual, la representante cubano-estadounidense conjetura que por eso “prominentes líderes cubanos de derechos humanos favorecen mantener el embargo estadounidense contra la tiranía en Cuba.”.

¿Será? Porque, curiosamente, de la encuesta de Atlantic Council, 52 por ciento de los encuestados republicanos apoyan la normalización, al igual que el 60 por ciento de los demócratas.

Por su parte el senador republicano por el conservador Estado de Arizona, Jeff Blake, se mostró de acuerdo con los resultados de la encuesta y señalo que éstos indican lo que de hecho Estados Unidos hizo ya con otro antiguo enemigo de la guerra fría, Vietnam, con quien reabrió relaciones desde hace 20 años.

The Huffington Post también se posicionó al respecto. La semana pasada en su edición Latino Voices, este medio pronuncio sus “Siete razones las cuales el embargo sin sentido hacia Cuba se tiene que ir”.

Pasa que alguien o algo en la Casa Blanca, aún se deja chantajear por el lobby anticastrista en Miami para que las relaciones EEUU – Cuba sean sometidas a sus consideraciones, con el ridículo argumento que en sus manos se encuentran los votos de la Florida.

Una mentira por dos razones: la primera porque Obama ya demostró que no importa un estado como Florida para ganar la Presidencia, sino la mayoría de todo el país; y la segunda porque, hablando de mayorías, la generalidad de la población en la entidad opina contrario a lo que Ros Lehtinen y compañía han vociferado desde siempre. Es decir, que la política hacia Cuba es un fracaso cincuentenario y es hora que Washington relance sus relaciones con la isla.

ALBERTO BUITRE – http://voces.huffingtonpost.com/alberto-buitre/ileana-ros-lehtinen_b_4808994.html

Un comentario en “#Cuba: ¿A quién le importa lo que diga Ileana Ros-Lehtinen? (@HuffPostVoces)

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s