El Mundial de los obreros muertos


El fútbol en manos de la FIFA es un negocio redondo. Los clientes lo piden, los Gobiernos lo necesitan. Pero el caso de la Copa Mundial de Brasil demuestra que el balón no es el opio que la plutocracia pensaba. Las calles brasileñas se inundan de protesta y en otros países como Colombia, ya hay quienes se organizan para demostrar que el fútbol también puede ser una herramienta de paz.


¿Copa para quién?, uno de los grafittis contra el Mundial en las calles brasikeñas. Foto: Agencias.
¿Copa para quién?, uno de los grafittis contra el Mundial en las calles brasikeñas. Foto: Agencias.

ALBERTO BUITRE – Ocho obreros muertos.

Ese es el saldo que ha dejado hasta el momento la construcción y remodelación de estadios en Brasil para la realización de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA.

Ocho obreros muertos y millones de personas en las calles cuestionándose “¿Para quién es la Copa?”.

Una pregunta que repica como un maldito cencerro en las orejas de la burguesía brasileña.

¿Será para tanto?…

Si se observa que se han gastado 3 mil 400 millones de dólares para la construcción o rehabilitación de 12 estadios, según datos del Sindicato Nacional de Arquitectura y la Ingeniería…

… Parece que sí lo es.

Más considerando que Sudáfrica construyó la misma cantidad de estadios con la mitad de ese dinero.

La Unión de Jóvenes Comunistas de Brasil denuncia que para la realización de eventos como el Mundial, así como lo será los Juegos Olímpicos del 2016 y otros como la Jornada Mundial de la Juventud Católica del 2013, el Gobierno está planteando un modelo de país “totalmente anti popular” para satisfacer su demanda.

“La Ley General de la Copa, de las Olimpiadas, donde se prohíbe que se hagan protestas durante el Mundial. Hay un aumento de los efectivos de las Policías Militares sobre todo en las favelas y en las zonas donde va a pasar”, denuncia la organización, en un trabajo documental del colectivo colombiano Futbol Subverso.

¿Pero no que Brasil era ejemplo de política social?

En realidad, Lula lo que hizo fue tomar el antiguo saqueo capitalista, y le puso una máscara bonachona.

Cubrió las necesidades básicas de educación, salud y trabajo, de la mano de los monopolios mediante leyes de inversión privada en servicios públicos.

De la mano de Pepsi Co, Rockefeller, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, comenzó a darle de comer a los pobres de su país, pero allanando sus casas con militares.

Y entonces se privatizó la selva amazónica y se mandó devastar.

El Gobierno brasileño traicionó al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), desmanteló huelgas obreras y a nivel internacional, apoyó la ocupación militar estadounidense en Haití .

”Estamos esperando un intensificación del conflicto social en Brasil, de la lucha de clases. Nos estamos preparando para lo que puede venir, confrontaciones muy intensas”, destacan los jóvenes comunistas brasileños.

Para dolor de un pueblo profundamente futbolero, el gobierno brasileño optó por quitarle al pueblo el balón y dárselo, una vez más, a los monopolios.

La Copa de la FIFA que está por ¿celebrarse? en los próximos días, socavará entre estridencia comercial a los ocho obreros muertos y a los millones de trabajadores que miran cómo alrededor de los nuevos estadios les incrementan las rentas de sus hogares hasta el triple de su costo inicial.

Mundial por la paz

Pero tanto en fútbol, como en cualquier medio de producción, el capitalista gana hasta que el obrero para la producción.

¿Qué pasaría si esos millones de trabajadores en Brasil o en cualquier lugar del mundo, un día le dan la espalda a la FIFA y toman de nuevo el balón en sus pies?

En Colombia ya tienen una idea de eso.

El colectivo Futbol Subverso ya se está organizando el Mundial por la Paz. Una serie de partidos de futbol a celebrarse (esos sí) en barrios, potreros o donde se que gire un balón.

Donde quiera que andes, ármate tu partido, del 12 de junio al 13 de julio,

El Mundial por la Paz es una iniciativa para visibilizar la lucha de la clase obrera de Brasil, pero, vaya con toda alevosía, alentar el deseo del pueblo de Colombia por un país justo y en paz, ahora que en La Habana se levan a cabo los Diálogos para terminar con 50 años de conflicto armado entre las FARC-EP y el Estado colombiano.

Así lo informan los compas:

“El Mundial de Fútbol por la Paz tiene como principal objetivo expresar nuestro apoyo al proceso de Paz que se viene realizando entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, y a aquellos que aún no han iniciado, caso del ELN, teniendo en cuenta que la Paz y la Justicia Social en Colombia será la que permitirá brindar a la población colombiana una vida digna, acontecimiento que también influirá en el buen vivir del resto de pueblos de América Latina y el Caribe.

”De la misma manera, será una muestra de solidaridad con el pueblo brasileño frente a la violencia y el despojo sufridos por la realización del mundial del futbol de la FIFA 2014”

Para más información, pueden visitar la web del colectivo y participar: http://futbolsubverso.wordpress.com/

Ya habemos futbolistas sacudiendo los tenis y desempolvando los shorts para entrarte a la “cascarita”, “picadito”. “pelada”, ‘pichanga’…

Desde México, Brasil, España, Chile, Colombia y hasta otras galaxias (propongo por eso a los compas de Fútbol Subverso que en lugar de Mundial, se llame Copa Intergaláctica por la Paz”

Muy buena iniciativa de los colombianos que vale la pena conocer y apoyar.

2 comentarios en “El Mundial de los obreros muertos

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s