Que se queme todo México


Hoy se cumplen 5 años del crimen de la guardería ABC. El 5 de junio del 2009, 49 niños y niñas de entre 5 meses y 5 años de edad, fueron quemados vivos al interior de una bodega de la Secretaría de Hacienda, que funcionaba ilegalmente como guardería en la ciudad de Hermosillo, capital del estado norteño de Sonora. Pruebas presentadas por los padres de los niños asesinados y sus abogados, evidencian que el incendio fue provocado en un salón conjunto, en el intento por desaparecer las pruebas de un fraude por 10 mil millones de pesos operados por el gobernador sonorense, Eduardo Bours. Todos los culpables están libres.


 

guardera-abc

ALBERTO BUITRE – Escribo este texto conteniendo el vómito en la garganta. Hoy es 5 junio. Vuelven a mi cabeza las imágenes de los niños y las niñas, iluminados bajo el sol abrasador del mediodía, pero su carne está carbonizada. Sus bracitos, hilos de una vida incipiente, van volando muertos entre las manos de sus madres desbordadas entre la confusión y el horror.

Carne de 49 niños y niñas,  bebés entre los 5 meses y los 5 años de edad, quienes un 5 de junio de 2009, fueron quemados vivos al interior de una bodega de la Secretaría de Hacienda que funcionaba como guardería, la guardería ABC,  en la ciudad de Hermosillo, estado de Sonora, al norte del país. Vida de 25 niñas y 24 niños, y 104 más golpeados, incendiados, mutilados, violentados y sobrevivientes.

Niños quemados vivos.  Asesinados. Asesinados como son los asesinatos: con las ganas de matar. Quemados vivos por una mano que espero no exista más. Mandado a incendiar esa bodega, donde se hallarían pruebas documentales de un fraude por 10 mil millones de pesos de un fideicomiso llamado “Sonora Proyecta”, operado por el gobernador de Sonora, el priísta ( priísta porque el horror también tiene militancia), Eduardo Bours. La evidencia se hallaba en un edificio contiguo, donde el fuego fue provocado.

Recordando esto me acuerdo que soy mexicano, y regurgito ácidos.

Somos los títeres de un circo de horror. Un escenario hediendo a sangre, vísceras y carne incendiada con turbosina. Que se muera México, a ver si nace uno distinto. Que se mueran los otros y revivan esos niños, los inocentes, las niñas, que renazcan de entre sus ataúdes e incendien la conciencia de los asesinos.

Que se queme todo México y que brote uno nuevo, limpio de políticos hijos de puta.

Porque este es el país donde asesinar es un acto legal bajo la figura de un amparo. Porque aquí no hay más poder que el dinero, y puedes pagar comprar la vida de quien quieras con apenas 15 dólares. Pagar todos tus crímenes, tus fraudes, tus muertos, tus huérfanos, tus violaciones, tus vinos y hasta las drogas que debes tomar para intentar dormir sin escuchar los gritos desesperados de esos niños cuando morían consumidos por el fuego.

Dije que aquí el dinero todo lo paga. Pero en el México que ha de morir,  los favores debidos son más valiosos que el dinero. El tráfico de influencias, la corrupción política.

Lo sabe bien Juan Molinar Horcasitas, el principal responsable del asesinato, entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desde donde se aprobó que esa bodega llena de muros falsos, plafones y sin salidas de emergencia, funcionara como guarderia para favorecer los negocios de los amigos del gobernador Bours. Y lo sabe bien Felipe Calderón, ese execrable personaje que se convirtió en Presidente de México, quien protegió, amparó y tragó en vasos de whisky la hiel de los culpables.

Aguanto el vómito en la garganta, las náuseas, no por los cadaveres de los 49 niños que aún muertos siguen dando luz a las demandas de justicia.

Me asqueo por la mierda en la boca de quienes siendo responsables, siguen impunes, incluidos ministros de la Suprema Corte de Justicia quienes negaron la culpabilidad de Molinar, de Bours y de Calderón.

Más aguanto un poco el estómago  porque al pensar en el dolor de los padres que perdieron a sus hijos, quienes aún se preguntan por qué, quienes han marchado cientos de kilómetros teniendo que soportar el hedor mierdero que borbotea de la boca de  políticos y burócratas quienes se niegan a responder sus exigencias de justicia…  apenas puedo escribir un coraje que nace de la imaginación: ¿Y si hubieran sido mis hijos? ¿Y si hubieran sido tus hijos los muertos?

Desde cualquier lugar del mundo en el que me leas, visita la página del Movimiento 5 de Junio y súmate a la lucha internacional por encontrar justicia para esos 49 niños y niñas asesinados, y sus familias http://www.movimiento5dejunio.org/abc/

También apoya el documental ABC Nunca Más, y cuéntale al mundo en México verdadero http://www.abcnuncamas.com/inicio

Un comentario en “Que se queme todo México

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s