¿Yo, anti judío?


La oración judía correspondiente al Musaf de las festividades, señala: “A causa de nuestros pecados hemos sido expulsados de nuestra tierra y alejados de nuestro suelo”. Y ordena, según el Pentateuco, que no habrá nación para los judíos hasta la llegada de su Mesías, un hijo directo de David, quien culminará con la diáspora para dar paso a la Era mesiánica: “Ustedes, Israel, sus ramas den y sus frutos levanten para mi pueblo Israel porque ya se aproxima en venir” (…) “Me he dirigido a ustedes y se dedicarán a trabajar y a sembrar y los multipliqué a toda la casa de Israel, sus ciudades serán habitadas y sus ruinas reconstruidas; los multiplicaré a ustedes y a sus ganados, fructificarán y los haré habitar como antaño y los beneficiaré más que antaño”(Ezequiel 36:8-11).

De modo que la política sionista de establecer el Estado Judío en Tierra Santa contraviene lo que el mismo judaísmo dispone para su pueblo; y en su cosmovisión, las órdenes directas de su Dios. Podría afirmarse entonces que el llamado “retorno” al monte Sion, gritado por rabinos y empresarios judíos de Israel y Estados Unidos para la construcción del “Tercer templo” invadiendo con sangre y fuego los territorios que corresponden a Palestina desde hace más de dos mil años, es la acción más antijudía de todas pues viola directamente la palabra de su sagrada ley. Para explicarlo mejor, el mismo libro de Zacarías, en el Tanaj o Antiguo Testamento, lo especifica: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho el Dios de los ejércitos” (Zacarías 4:6).

Entonces el antijudaísmo y el sionismo se tocan en sus principios xenófobos y contra teológicos. Ambos trabajan por la erradicación del pueblo judío con acciones que vinculan directamente a la estrella de David con la suastica nazi, ambos Gobiernos que, conforme a políticas ultranacionalistas, condenaron a un pueblo noble al oprobio internacional. Alemania salvó el prestigio con años de dedicación a la reconciliación, combatiendo los prejuicios que se propagaron durante medio siglo desde los medios de comunicación e industrias culturales controladas por sionistas en Holllywood. Una batalla ideológica que Estado y pueblo emprendieron juntos, tanto como su reconstrucción. Sin embargo, poco logrará el pueblo hebreo para sí mismo, en tanto se sientan de alguna forma representados por un régimen ilegal que ha usurpado el nombre de Eretz Yisrael (la Tierra de Israel).

En su nombre, Israel ha acribillado en diez días de operaciones militares por aire y tierra  a 220 palestinos, casi 50 niños entre ellos, con ayuda del poder imperial de los Estados Unidos, desde donde provienen la mayoría de los recursos destinados al aniquilamiento de Palestina, ahora comprendida únicamente en los territorios de Gaza, sur, y Cisjordania, al norte, bloqueadas comercial y económicamente por la alianza israelí-estadounidense.

Hace unos días retomaba en el blog Oficio Rojo  las palabras del ex presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadinejad, quien cuestionó que si el Holocasuto mató a 58 millones de personas inocentes, ¿por qué 2 millones de judíos debían ser especialmente preponderantes para la historia? Por eso y por señalar el “terrorismo israelí”, una lectora me acusó de manera privada de ser “anti semita”, y otras linduras al nivel de que “vendiera mis espermatozoides por ovejas” o que “no hay ninguna Palestina”.

¿Yo anti judío? ¿Anti semita?

Cada vez que alguien se atreve públicamente a cuestionar sobre bases teológicas, históricas y políticas, la ilegalidad del Estado de Israel, la mediatización del holocausto judío y más aún, que lo que el sionismo hace sobre Palestina es mucho peor que lo que los nazis hicieron sobre los judíos, enseguida sale alguien desde su base fascista a acusar de “anti semitismo”, lo que, de hecho, más bien es “anti sionismo”.

El anti semitismo tendría que remitir por definición al repudio a los pueblos semíticos. Estos no sólo fueron conformados por hebreos, sino también por árabes, fenicios, sirios, persas, asirios, babilonios y hasta egipcios, todos provenientes de la misma raíz afro-asiática. Está claro que el anti-semita, de hecho, abarca más aversión a los pueblos árabes (incluida Palestina) que por los judíos ¿Será prudente afirmar entonces que Israel es un régimen anti semita? Y en buena medida, tambíén anti judío.

Por otro lado, los anti sionistas son aquellos que repudian al régimen israelí, incluidos judíos. Judíos conscientes política y teológicamente. Como el rabino húngaro Amram Blau (1894–1974), fundador del grupo Neturei Karta ( en arameo, Guardianes de la Ciudad). Una organización desdeñada por el regimen israelí, pero que agrupa a unos 22 mil judíos en todo el mundo y su lema, literalmente es “Judios Unidos contra el Sionismo”. Para más referencias, son ellos a quienes hemos visto protestar en Jerusalén contra la nueva embestida genocida de Israel contra la Franja de Gaza. Son esos judíos quienes se han opuesto a la imposición del ilegal Estado de Israel argumentando su violación teológica y política, y como yo y tantos más, denunciado el “terrorismo” sionista.

Además, el rabino Blau acusó  el “grave daño hecho por los sionistas para el pueblo judío en el intento de cambiarlos de “un reino de sacerdotes y una nación santa” a un “moderno estado, carente de fundamento espiritual, basado en el chovinismo, construido sobre la conquista, y confiando en la destreza militar”. Dijo que el régimen israelí era “idólatra” y  advirtió que “los sionistas están estableciendo un nuevo status quo mediante la fundación de nuevos asentamientos en territorios ocupados desde 1967”.

¿Fue el rabino Blau o es Neturei Karta anti semita, un anti judío? ¿Lo soy yo? Desde Hollywood, desde Israel, o desde el sillón de alguien que se come las mentiras del sionismo, se dirá que sí.

 

 

 

 

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s