“Sé tu mismo”


¿Es neta? Si soy yo el mismo pendejo que se metió en este problema.

¿Por qué insisten los demás en que sea “yo mismo” si está claro que por serlo, es que quiero ser alguien más.

Quiero ser aquel tipo que tiene el trabajo de sus sueños; que se levanta al mediodía a comer hotcakes con jamón; que fuma sin toser y canta Il Pagliaci en todos sus tonos mientras, casual, encuentran otra narcofosa.

El indiferente.

El extranjero.

“Sé tu mismo”.

Por qué si estoy insatisfecho con mi empleo, con mi familia, con mi auto, con mis pulmones tan fuertes como la piel de una ciruela, con mi asombrosa capacidad de ahuyentar el amor, con los amigos que nunca veo, con mi pésima reputación crediticia, mi sociopatía  y con la curvatura de mi pene… ¿por qué insisten?

Ser yo mismo es el problema. Ser yo mismo me trajo hasta el lugar que nunca quise.

Por qué no mejor decir: “Mira viejo, ¿por qué no imitas a Anastasio? Mira qué ropa, qué carrazo, qué sueldazo, cuanto conformismo, mira qué amigos, cuanta paz interior. Esa vida sí que te conviene”.

¿No sería más sensato imitar a aquel que siempre quisimos ser? Aunque tal sujeto sólo exista en nuestra mente.

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s