Crónicas mexicanas: ¿Por qué están matando periodistas?


Con el homicidio del reportero Javiér Valdéz Cárdenas, ya van 124 periodistas asesinados desde el año 2000; 31, con Peña Nieto;  seis en lo que va del 2017. La violencia contra periodistas en México es esencialmente un problema económico. Mucho se habla de la impunidad y la corrupción, y es cierto; pero hasta este punto muy pocos en el gremio se han cuestionado de qué manera influye la contradicción entre el capital y el trabajo en la facilidad con que se amedrentan y matan a periodistas en este país.

Soy un convencido que el primer acto de violencia e impunidad contra el gremio se comete al interior de las redacciones. Tengo la certeza de que una amplia mayoría de periodistas en México no cuenta con contratos fijos, mucho menos con contratos colectivos. Una gran mayoría no tiene prestaciones laborales, no se les paga seguridad social, derecho a la vivienda, vacaciones, utilidades, pensiones y ni hablar de horas extras o cobertura por accidentes de trabajo. Muchos han sido arrojados sin garantías a la subcontratación.

En contraste, ¿cuánto ganan quienes ostentan la propiedad de las empresas mediáticas? ¿Cuánto dinero se arrogan por la firma de convenios de colaboración informativa con los gobiernos? Dinero a cambio de protección. Recuerdo que en mi tesis de grado realicé un análisis acerca de este fenómeno y los datos cualitativos arrojaron severas afectaciones para la libertad de prensa en México derivado de los pactos entre autoridades y empresarios.

Es claro que estos pactos de corrupción alientan la impunidad. Cuando atentan contra un reportero, ¿cómo exigirá cuentas un patrón al gobierno, si con éste tiene un convenio de complicidad?

Y algo más grave: Hemos contado historias como si fuésemos ajenos a la crisis. Pues bien, la realidad nos ha golpeado en la cara. ¿Qué diferencia hay entre un trabajador que produce en nueve minutos el valor total de su salario, y nosotros periodistas? Ninguna. Nosotros nos llevamos el nombre, pero ellos las ganancias. La muerte nos lleva a nosotros. Ellos nos sustituyen con alguien más en la línea de producción.

El asesinato de periodistas es un problema económico porque es un problema de explotación. Cada periodista asesinado no es un caso aislado, sino que está anclado al modelo financiero y político que ha puesto al dinero por encima de la vida de periodistas, estudiantes, activistas o trabajadores por igual. Radicalmente (que por definición es ir a la raíz), si queremos acabar con esta violencia, habrá de liquidar este sistema, comenzando por dejar de ser su cómplice. Pasa que aún no hemos visto de lo que somos capaces ¿Qué pasaría si en México las y los periodistas paráramos las redacciones, hasta obtener condiciones justas de trabajo? El miedo deviene de la cultura, pensaba Freud; es decir, de lo que humanamente se hace o se deja de hacer.

El aspirante a conspirador


Enrique Bravo Escobar es un funcionario que se formó en el estilo político de Jorge G. Castañeda, canciller del conservador ex presidente mexicano Vicente Fox; es decir, en el estilo de Wall Street. Sus intereses están puestos en la liberalización total del mercado tal cual lo enseñó el gurú de la Escuela de Chicago y co-autor del golpe de estado en Chile de 1973, Milton Friedman, quien se empeñó en que no hubiera barreras legales o humanas que impidieran una sociedad regida totalmente por el capitalismo. Ese es el testaferro con el cual actúa políticamente en su cargo como oficial en México de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, en inglés), organización conspirativa asociada a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), administrada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Educado en la universidad de Georgetown –en la cual su mentor Castañeda tiene foro–, Bravo Escobar es el responsable de la oficina de la NED encargada de impulsar proyectos conspirativos contra Cuba. Pero como no puede utilizar la isla para esto y en Miami están más entretenidos mirando El Gordo y la Flaca, el funcionario utiliza territorio mexicano para financiar eventos de entrenamiento político de la contra-cubana, ayudado con las facilidades que el ultraderechista Partido Acción Nacional (PAN) otorga también para tales fines.

Así fue como, a finales de marzo, se valieron de las instalaciones de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en México para organizar el evento “Construcción de ciudadanía: una perspectiva para Cuba”, junto al Consejo Mexicano de Relaciones Internacionales (Comexi), al cual llevaron “jóvenes cubanos”, según su convocatoria. De la misma manera organizaron entre el 21 y 24 de junio de 2016 la conferencia “Caminos a una Cuba democrática III”, en el hotel Blue Bay Grand Esmeralda de Cancún, Quintana Roo, auspiciados además por la fundación alemana Konrad Adenauer (KAS, por sus siglas) y la súper conservadora Organización Demócrata Cristiana de América (OCDA).

Según los registros públicos, la NED otorgó al Comexi más de 120 mil dólares en el año 2016 para financiar su programa “Voces de Cuba”, con el cual buscaron emprender ciertas acciones que tiendan a intentar desestabilizar al gobierno cubano. No me consta que haya sido dinero que Bravo Escobar le haya entregado a sus correligionarios anti-cubanos, pero su llegada al Buró de América Latina y el Caribe de la Fundación Nacional para la Democracia coincide con las donaciones otorgadas a tal Consejo Mexicano de Relaciones Internacionales, así como a otras organizaciones del mismo talante conspirativo como el Centro de Estudios Constitucionales Iberoamericano (CECI) el cual ejecutó en el 2016 unos 60 mil dólares para “impulsar la reforma constitucional en Cuba”; o como el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, el cual ejerció 87 mil dólares para “empoderar a mujeres líderes cubanas”.

NED

NED, fachada del Departamento de Estado de EEUU.

Cuando me enteré de esto, enseguida telefoneé a mi amiga Leydi en La Habana, quien dirige una brigada de mujeres estudiantes que realizan diversas obras de apoyo en las industrias de la isla. Como es debido, la felicité porque si la NED se interesa en apoyar a mujeres líderes de Cuba, sin duda tuvo que ser ella una depositaria.

–¡Qué cojones voy a recibir yo de esta gente!–, me respondió con su airado talante habanero.

Enseguida me quedó claro que aquellas “mujeres líderes cubanas” que busca el Instituto Simone de Beauvoir, la NED y el Departamento de Estado estadounidense, no son reales, o al menos lo son de papel. Vale la pena que Bravo Escobar sepa esto ya que, al parecer, alguien lo estaría chamaqueando de lo lindo con sus donaciones.

Vale la pena mencionarlo, además, porque su mentor Jorge G. Castañeda fue un profuso propagandista anti Donald Trump durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Sin embargo, ahora resulta que Bravo Escobar es un custodio de los intereses de la policía exterior del actual presidente de EE.UU. mediante el Departamento de Estado. ¿Dónde está la congruencia? A menos, claro, que tal no exista y que todo interés por buscar la democracia en Cuba no sea sino un par de ardides con el propósito de hacer girar algunos dólares.

Al respecto recuerdo aquellas palabras de Frank Underwood cuando el lobista Remy Danton le pide un pago, en la espectacular serie House of Cards:

“Qué desperdicio de talento –dice Underwood–, él eligió el dinero sobre el poder. En esta ciudad es un error que casi todo el mundo comete. El dinero es el McMansion en Sarasota que comienza a desmoronarse después de diez años; el poder es el antiguo edificio de piedra que se mantiene durante siglos. No puedo respetar a alguien que no ve la diferencia”.

Dicho esto, si alguien sigue pensando que con un puñado de billetes van a derrumbar a la revolución cubana, no merece ninguna consideración, ni siquiera la de gastar más teclazos en eso.

Comunistas bajo amenaza


Gustavo Adolfo López Ortega es un líder de la insurgencia magisterial en Oaxaca y dirigente en ese Estado del Partido Comunista de México (PCM). El pasado domingo 22 de marzo, dos sujetos armados lo interceptaron cuando transitaba por la capital oaxaqueña; lo golpearon y lo amenazaron de muerte: “Esta es la última advertencia”, le dijeron.

Gustavo Adolfo López Ortega. Comunista bajo amenaza. FOTO: PCM

Gustavo Adolfo López Ortega. Comunista bajo amenaza. FOTO: PCM

Lo conocí en el año 2013 durante las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de México. Valga recordar que tales manifestaciones en contra de la privatización de la educación pública en México y la liquidación de derechos laborales del magisterio, terminó con una violenta represión por parte de la Policía capitalina en contra de las y los profesores, quienes llevaban varias semanas instalados en protesta pacífica en el Zócalo de la ciudad.

Me lo presentó Pável Blanco secretario general del PCM, durante una asamblea del Buró Político del Partido. Mi primera impresión fue de un hombre curtido en la lucha, de saludo firme y voz potente, recio en ideas y luchas como lo es la añeja tradición combativa oaxaqueña. Me dio detalles de lo que ocurría apenas a unas cuadras de donde estábamos. La consigna del magisterio era no moverse del Zócalo, no ceder ante las amenazas del Estado mexicano, y permanecer en el campamento hasta acabar con la reforma a la Educación. López Ortega era uno de los coordinadores de seguridad y reacción de los contingentes.

La segunda vez que lo vi fue un año después, durante el V Congreso Nacional del PCM, en Oaxaca. Era el responsable de la sede, el anfitrión. Poco después se convirtió en Secretario de Masas del Comité Central comunista.

Recuerdo sus palabras:

“Para el PCM está claro que en Oaxaca se están sintetizando las grandes contradicciones nacionales y en Oaxaca pronto desembocarán de una forma inesperada en un estallamiento y revueltas social que impactará en todo el territorio nacional”.

Y tenía razón de sobra para decirlo. En el 2006, López Ortega se convirtió en uno de los activos más valiosos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) que paralizó a este Estado y movilizó a diversos sectores sociales del país, incluidos el PCM y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en solidaridad con lo que era un movimiento de resistencia directa contra el entonces gobernador Ulises Ruíz Ortíz.

Gustavo Adolfo López Ortega ahora está bajo amenaza. Y no es casual. Con Peña Nieto en la presidencia del país han sido asesinados siete comunistas. Todos en el Estado de Guerrero, principalmente en el año 2013. Uno de ellos, el dirigente estatal del PCM, Raymundo Velásquez Flores, quien, en compañía de Miguel Solano y Samuel Vargas Ramírez, fueron abatidos e incinerados por fuerzas paramilitares. Hasta la fecha no hay castigo a los culpables.

A razón de esto, los cuadros comunistas se han movilizado en varias partes de México exigiendo respeto a la vida de López Ortega. Hace poco hubo una campaña mediática local para vincularlo con un grupo guerrillero. Falso. Y aunque me queda claro que el profesor no es de quienes recula en la lucha; que son inamovibles sus convicciones por un país de justicia y libertad para la clase trabajadora de su amada Oaxaca y de todo el país, también es cierto que existe un mal precedente en el actuar del Estado mexicano contra sus opositores políticos, principalmente los más decididos.

Si la vida de Gustavo Adolfo López Ortega corre peligro, el responsable es el propio Gobierno nacional, y toca a éste garantizar que se respete la integridad del dirigente comunista, porque la batalla que él está dando, aunque directa, es abierta, es limpia y es justa. Y de paso, una lección para muchos, que miran en otros países supuestas faltas de libertades políticas, cuando en México ocurren cosas como éstas, estas sí, fieles acciones de una dictadura.

Esta es la persona si quieres salir de Cuba


Estimado cubano, cubana ¿quiere usted salir de la isla, pero le da miedo caer en las fauces de los tiburones de camino a la Florida?

Probablemente le convenga considerar lo que diversos medios fuera de Cuba dicen sobre un personaje que podría resolver su dilema.

¿Ha pensado llegar a Estados Unidos, vía México? Entonces quizá considere contactar a EDUARDO MATÍAS LÓPEZ FERRER.

Si no sabe quién es él, cheque lo que se dice de él de varios blogs y medios de información:

Dueño de la Casa del Balsero y Migrante Cubano, opera desde la Ciudad de México una red que le permite salir en balsa de la isla hasta las costas mexicanas de Cancún, trasladarse a la capital del país para refugiarse un tiempo en sus oficinas, hasta que, llegado el momento, viaje a la frontera con Estados Unidos protegido por una serie de amparos legales para que no lo detenga el Instituto Nacional de Migración (INM) mexicano, poniéndolo  a un paso de cumplir su sueño de beneficiarse de la política de “pies secos, pies mojados”.

Eso sí, tendrá usted que declararse perseguido político, aunque la única dictadura de la que venga escapando sea la de una aventura que podría matarlo de sed, de hambre, de inanición o ponerlo como carne de cañón de la guerra por el tráfico de humanos.

Eso sí, el pequeño trámite únicamente le costará 10 mil dólares, según se dice. Si usted tiene parientes en Miami, podría juntarlos. Pero no se olvide de informarles que su inversión puede perderse en algún punto de la travesía por la que López Ferrer le hará pasar.

Le convendría saber que el INM podría deportarlo en cualquier momento, incluso a pocos metros de atravesar la frontera estadounidense. Aunque podría tener ciertos privilegios si cae entre los muros de la detención migratoria; sin embargo, tome en cuenta que esto molestará a otros internos, varios, miembros de la pandilla de la Mara Salvatrucha ante quienes tendrá que defender su vida.  O que podría salir lesionado en uno de los varios motines que han ocurrido. En suma, que sus 10 mil dólares podrían irse a la basura en cualquier momento y usted tendrá que ir de regreso a Cuba.

Tome en cuenta también lo que documenta el periodista MARIANO ÁLVAREZ, en la radio La Primerísima de Managua, sobre algunos testimonios directos que aseguran que el negocio de López Ferrer es un fraude:

“Conozco personalmente a varios casos de cubanos, llegados a México, a los que López Ferrer ha tratado de “ayudar” (…)
“Yanisleidi Pineda, ciudadana cubana y otros 12 compatriotas fueron repatriados a Cuba desde México, en 2011, previamente detenidos por la policía mexicana cuando intentaban cruzar la frontera hacia los Estados Unidos en busca de mejoras económicas.
“En el grupo de Pineda se encontraba también, Alexander Castillo, quienes junto a otros familiares de los repatriados se quejaron ante diferentes instancias de lo que ellos consideraron una arbitraria e inhumana decisión de las autoridades migratorias mexicanas.
“Los trámites legales (amparos) supuestamente presentados por López Ferrer a favor de este grupo de cubanos “desafortunadamente” no fueron suficientes para lograr que fueran liberados para que continuaran su paso hacia los Estados Unidos.
“Sin embargo, están conscientes que el mayor responsable de lo que le sucedió fue López Ferrer: un vulgar oportunista y estafador, pues este señor engañó a todo el grupo, les prometió hacer gestiones, que seguramente nunca hizo, para que no fueran regresados a Cuba y ayudarlos a cruzar la frontera a cambio de dinero. “

En todos los casos, nadie recuperó su dinero.

(En el siguiente audio se explica la operación de tráfico de cubanos vía Cancún y cómo el acuerdo migratorio Cuba-México afecta el negocio. Año 2008)

Sin duda, un negocio lucrativo para López Ferrer. Y menos mal para él, pues requiere de esos dólares. De esos y de los que pueda depositarle la Fundación Nacional Cubano Americana con sede en Miami, de quien obtiene recursos para realizar actividades -¡oh sorpresa!-, contra el Gobierno de Cuba.

Me cuentan mis fuentes dentro de la organización de la Cumbre de las Américas, que López Ferrer y un grupo de anti-cubanos, se presentarán en la edición 2015 de este encuentro que se realizará Panamá en el próximo mes de abril. ¿La razón? ¡Oh, sorpresa, también!. Por primera vez desde 1994, asistirá a esta reunión una delegación del Gobierno cubano. Entonces ahí estarán los anti castristas, para tratar de meterle ruido a la presencia de Cuba en medio del reciente relanzamiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos. Y les urge porque en la Florida ya no se aguantan el ardor de las hemorroides que les provoca los acercamientos entre Washington y La Habana.

Pero López Ferrer no actúa sólo, y no simplemente con apoyo de la mafia anticubana. En México también tiene sus amigos. Particularmente en el Partido Acción Nacional (PAN), y más específicamente en el lado más ranciamente ultraconservador de este, de por sí, rancio y ultraconservador partido político mexicano.

Por ejemplo, CECILIA ROMERO, ex secretaria general del PAN y ¡oh sorpresa!, ex directora del Instituto Nacional de Migración durante el gobierno de VICENTE FOX (2000-2006); activista anti aborto, pro eclesial, integrante de la Organización Demócrata Cristiana de América (OCDA) y esposa de EMILIO BAÑOS URQUIJO, hermano de FERNANDO BAÑOS URQUIJO, ex presidente del ex Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), que de 1965 a 1967  se dedicó a secuestrar y torturar a militantes de izquierda en México y a periodistas críticos como al fallecido MIGUEL ÁNGEL GRANADOS CHAPA.

López Ferrer y Cecilia Romero evitaron que el gobierno de Fox firmara un acuerdo migratorio con Cuba, lo que constituyó un aliciente inmejorable al comercio de tráfico de personas que regentea la Casa del Balsero. Miserable negocio, cuyo propósito sigue siendo intentar, tan sólo intentar, golpear a la Revolución, a expensas de la vida de cientos de cubanos y cubanas que de contrarrevolucionarios no tienen ni el significado.

De hecho, el irrisorio Movimiento Cubano Unidad Democrática alaba los públicos posicionamientos de Romero contra Cuba. Autoelogio del fracaso. Como también  lo fue la reciente reunión entre el presidente del PAN, GUSTAVO MADERO, con representantes de la autodenominada “sociedad civil” (Hegel se volvería a morir de saber cómo usufructúan su definición) cubana, donde el dirigente panista ofreció a dichos personajes “todo el respaldo y apoyo que puedan brindarles para desplegar a nivel internacional”

Por lo pronto su próxima cita es en Panamá. Que quieren evitar una reunión extraoficial entre Barack Obama y Raúl Castro. Improbable propósito. Sin embargo, esto me confirma un personal reconocimiento que le tengo a este tipo de personajes anti cubanos, y es que no le tienen miedo al ridículo.

OTAN a la venganza de Charlie Hebdo


El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, acudirá a la manifestación convocada en Paris en defensa de la República y en condena por los atentados al semanario Charlie Hebdo.

La noticia habla por sí sola.

Y confieso que fui uno de quienes se alarmaron en un primer momento por el atentado a las oficinas del semanario satírico. Y lamenté –lamento-, el asesinato de sus periodistas. Fui uno de los periodistas quienes clamaron contra el crimen: #PrensaNoDisparen, dije, en parte por los propios 83 reporteros muertos en México, y en suma por cualquier trabajador de la prensa en el mundo.

Sigo creyendo que el atentado es consecuencia de la línea editorial del semanario (http://tmblr.co/ZtWkux1aA62tv). Yo no soy Charlie, pero tampoco me muestro indiferente. De hecho, hay quienes han salido en defensa de los periodistas al afirmar que los caricaturistas tenían una postura comunista; que eran amigos de Cuba y enemigos de la reacción ultranacionalista francesa.

Wolinski, Charb, Cabu, Tignous, así como otras 8 personas murieron en un ataque terrorista en la sede de Charlie Hebdo. Eran amigos de Cuba los trabajadores de Charlie-Hebdo y en múltiples ocasiones dibujaron para las asociaciones, "Cuba Linda" y "Cuba Si – Francia", los vimos en la fiesta de l’Humanité en los kioscos de Granma, Cuba Linda, Cuba Sí… Wolinski, era Presidente de Honor de Cuba Sí y formaba parte de los viajeros de solidaridad que visitan el archipiélago cubano con Cuba Linda. Les escuchamos hablar sobre Cuba y su proceso en múltiples ocasiones con respeto y admiración.  (FOTOS: Cubainformacion)

Wolinski, Charb, Cabu, Tignous, así como otras 8 personas murieron en un ataque terrorista en la sede de Charlie Hebdo. Eran amigos de Cuba los trabajadores de Charlie-Hebdo y en múltiples ocasiones dibujaron para las asociaciones, “Cuba Linda” y “Cuba Si – Francia”, los vimos en la fiesta de l’Humanité en los kioscos de Granma, Cuba Linda, Cuba Sí… Wolinski, era Presidente de Honor de Cuba Sí y formaba parte de los viajeros de solidaridad que visitan el archipiélago cubano con Cuba Linda. Les escuchamos hablar sobre Cuba y su proceso en múltiples ocasiones con respeto y admiración. (FOTOS: Cubainformacion)

Pero han salido a la luz dos hechos que me inquietan.

Primero, que la marcha del domingo es básicamente una manifestación pro OTAN

La cereza del pastel es la presencia de Poroshenko; presidente de una junta fascista, culpable de crímenes de guerra al operar el asesinato de obreros y población al este de Ucrania.

Todo lo demás es una convocatoria encabezada por Angela Merkel y seguida por Matteo Renzi, Mariano Rajoy y David Cameron, además de los jefes de gobierno de Dinamarca, Holanda, Malta, Finlandia, Luxemburgo y Portugal. Ah, y Proshenko.

La OTAN, pues.

La responsable de soltar bombas en Irak, Afganistán, Mali y Siria. La que luego de 13 años, recién a principios de enero de este 2015, se retiró de Kabul y ahora carga sus baterías contra Rusia.

Porque, seamos justos con la historia. La OTAN es la creadora de miles de rebeldes musulmanes contemporáneos que ven en la yihad la única respuesta a siglos de agresión militar.

Podremos pensar que el Estado Islámico o Al – Qaeda son creaciones de la CIA. Hay voces autorizadas que lo afirman, y frente a ellos no puedo negarlo. Uno de ellos, el embajador de Palestina en México, Munjed Saleh, quien a finales de 2014 me dijo (http://tmblr.co/ZtWkux1UQvnD2 ):

“(El Estado Islámico) es un grupo que fue formado por servicios de inteligencias para servir a intereses como unos mercenarios.”

Lo que si considero es que existen muchos jóvenes musulmanes movidos hacia el radicalismo por un sentimiento profundamente religioso y político, como lo han sido los hermanos Kouachi y Coubaly, el joven afro que secuestró un supermercado kósher el viernes 9 .

Esto no es algo que desconozcamos quienes nacimos entre mayoría católica o cristiana. Las aversiones movidas por un sentimiento religioso llegan a ser tan profundas que mueven a matar.

matan a pastor evangelico

Entonces, el juego de la CIA podría ser simple. Haría falta algo de dinero para echar a andar el odio. Lo que ocurre a continuación, ya se sabe. So pretexto de la amenaza que representa el Estado Islámico, las bombas de Estados Unidos y de la OTAN caen sobre Irak y Siria para que los países hegemónicos terminen por apoderarse de Medio Oriente y, al mismo tiempo, incrementen sus ganancias con la venta de armas. El mismo Muned Saleh me lo dijo:

“Mira qué hizo Estados Unidos. Para simplemente mandar unos aviones a bombardear al Estado Islámico hizo una coalición de 40 países, y por supuesto me imagino que Estados Unidos cobró una factura doble. Una factura de su bolsillo para su intervención y otra factura que vendió armas. Estados Unidos también está muy interesado en el comercio de las armas, y para también probar nuevas armas ¿Y qué es lo que están haciendo? Están bombardeando. Y mientras están bombardeando, este Estado Islámico ocupó una ciudad estratégica para los kurdos en Siria. Entonces, ¿donde están bombardeando? Están bombardeando y esta gente está ocupando más territorio.”

Pienso que si bien Estados Unidos y los países de la OTAN podrían estar detrás de grupos como el Estado Islámico, también son responsables del legítimo odio de los pueblos colonizados que, por vía del destino, son musulmanes. Pues si Irak o Afganistán fueran de mayoría católica, por ejemplo, estaríamos hablando que los constantes atentados a embajadas estadounidenses son obras del “extremismo católico”. El radicalismo no tiene qué ver necesariamente con la religión.

Luego le llaman terrorismo; pero ¿quién fue el primero en bañar de sangre a Mali o Argelia?

Lo segundo que me inquieta es que ni un solo gobierno indignado por lo de Charlie Hebdo y la toma de rehenes del súper mercado kosher de Dammartín-en-Goele, ha salido en defensa de los derechos de los pueblos islámicos; mucho menos, se ha pronunciado por las causas colonialistas que han exacerbado el odio.

Al contrario, se muestran empeñados en aumentar el choque entre civilizaciones.

El mismo día del ataque a Charlie Hebdo, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, expresó desde su sede en Bruselas su solidaridad con su “aliada Francia”: “Todos los aliados de la OTAN están unidos en la lucha contra el terrorismo. El terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, nunca puede ser tolerado o justificado”.

No puedo dejar de enlazar esta declaración del jefe de la OTAN con lo que esa organización aprobó en septiembre de 2014.

Reunidos en su sede de Newport, país de Gales, y aún bajo la dirección de Anders Rasmussen, los países de la OTAN aprobaron su Plan de Acción Inmediata (RAP, por sus siglas en inglés), una fuerza de intervención militar capaz de desplegarse entre tres y cinco días, vertiendo su amenaza sobre Medio Oriente, el norte de Africa (donde yacen países de mayoría islámica) y nada más y nada menos que contra Rusia.

Dijo el hoy ex secretario general de la OTAN:

“El momento de seguridad que afrontamos es más impredecible que nunca: Rusia está atacando a Ucrania y hay inestabilidad en Oriente Medio y en el norte de África. En estos turbulentos momentos, la OTAN tiene que estar preparada y poder defenderse y también a sus aliados”.

¿Serán los hechos del 7 de enero en París el pretexto para que la OTAN despliegue su plan RAP? Al menos parecen anunciarlo con su marcha de este domingo 15.

A estas alturas ya las que menos cuentan son las víctimas del ataque a Charlie Hebdo, y lo que menos se reivindican son sus ideales primigenios.

charb comunismo

Laicistas –está comprobado-, al extremo, se ha convocado a una misa en su honor. Se ha pasado de largo el perfil ideológico de sus miembros, y se ha ignorado la crítica de sus dolientes.

manifestation

Yo no creo que la masacre haya sido un montaje. Pero sí observo hechos que dan muestra de la utilización de la tragedia para justificar el asesinato de cientos de miles más en honor a la libertad de expresión.

A propósito, pienso en el filósofo –irónicamente noruego en la actual coyuntura-, Soren Kierkegaard: “La gente exige libertad de expresión para compensar la libertad de pensamiento, que prefieren evitar”.

Y así como han surgido voces musulmanas condenando los actos de violencia de ciertos grupos a nombre del Islam, como periodista me declaro en contra que se derrame más sangre en nombre de la libertad de expresión: No en mi nombre, OTAN. No en mi nombre, Charlie Hebdo.

not-my-name