Imagen

China y México, 45 años 


Estoy muy contento de haber sido invitado a la conmemoración del 45 aniversario de relaciones bilaterales entre México y la República Popular China, y Año de la Cultura china en nuestro país. Son 45 años de una relación entre Estados, pero 450 años de intercambios entre ambos pueblos, cuando a territorio mexicano llegaron los comerciantes provenientes de la ruta de la seda que atravesó Asia Central, Africa y desde puertos europeos, llegaron a América. Soy un convencido que el futuro del mundo está en oriente. La humanidad está a punto de atestiguar que China se convierte en la primera potencia económica, política y cultural del mundo, con un gobierno central liderado por Xi Jinping que cada año saca de la pobreza a cuatro millones de seres humanos, gracias a un modelo socialista entendido como un método y no un dogma. La ecuación de China es simple: todo bien debe ser, y es, colectivo.