La mercancía definitiva (@Funuvida)


Allá en La Habana, las FARC-EP presentaron en estos días su propuesta sobre la regeneración de sembradíos de uso ilícito. Cómo transformar plantíos de marihuana y amapola en tierra fértil para la agricultura. Cómo sesgar el mercado productivo de las drogas y hacer aun más productivo el de los alimentos. Y la delegación guerrillera apuntaba a generar “condiciones materiales e inmateriales para el buen vivir de las comunidades campesinas”. Que no basta con cambiar una semilla por otra, sino se cambia la forma en cómo se manifiestan las relaciones mercantiles dentro de la economía de consumo. Sobre una base concreta: Justicia.

Contrario a quienes defienden la legalización de la marihuana -sin que sea con fines terapéuticos-, el problema de la drogadicción y el narcotráfico no es el estupefaciente. Es el sistema económico que sobrevive de los mercados, la oferta y la demanda, legales o ilegales según sus propios parámetros. Un modelo donde ‘hacer dinero’ es la única salida. Y cada ser humano, sin importar su edad, es un consumidor. Seguir leyendo “La mercancía definitiva (@Funuvida)”

Gracias Óscar Naranjo (@Funuvida)


Óscar Naranjo vuelve a Colombia. Lo llama el presidente Juan Manuel Santos para incorporarse a su precampaña por la reelección en la Presidencia del país.

Pero deja un desastre en México.

Durante año y medio fue el asesor en seguridad de Enrique Peña Nieto. Y se va cuando las cosas están en su estado más crítico. En medio de una guerra entre narcotraficantes y Autodefensas por el control armado del Estado de Michoacán y con narcobandas operando por todo el norte y la zona metropolitana. Seguir leyendo “Gracias Óscar Naranjo (@Funuvida)”

El sueño de una bibliotecaria de Puerto Aysén (@Funuvida)


¿Qué pasaría si en cada barrio de América hubiera al menos una biblioteca? Más aún ¿si un librero completo estuviera dedicado a literatura política? Desde Marx, Bakunin, hasta Chomsky e Isa Conde ¿Podría delinearse así la liberación de los pueblos?

Hace poco charlaba de eso con una querida bibliotecaria de Puerto Aysén. Ella anda feliz entre libros, haciendo que los pequeños alumnos de una escuela en esa región de la Patagonia encuentren en la palabra un nuevo significado de su realidad. Que sepan -me dijo alguna vez-, que el mundo puede ser distinto. Muy distinto a este sistema. Seguir leyendo “El sueño de una bibliotecaria de Puerto Aysén (@Funuvida)”

México está advertido (@Funuvida)


El Estado mexicano ha aprobado este domingo 8 la privatización de los recursos energéticos. Con 29 votos a favor y nueve en contra, el Senado del país escribió un capítulo histórico que contará el paulatino desmantelamiento de lo que aún se conoce como Petróleos Mexicanos (PEMEX), empresa estatal creada en 1938 por el ex presidente –y último de la Revolución de 1910-, Lázaro Cárdenas, tras ordenar la nacionalización de los energéticos. Se inaugura así en México la era del capitalismo rapaz. Ya no solamente aquel que oprime a la clase trabajadora bajo la losa de las relaciones mercantiles, sino ahora éste, que convierte el saqueo en ley. Un momento que puede compararse con la concesión privada del cobre en Chile. Seguir leyendo “México está advertido (@Funuvida)”

Lo nuestro no es casualidad (@Funuvida )


Hoy di un paso hacia la paz. Contrario a mi opinión jactanciosa de la vida, no pude decir no. Y así comienzo. Hoy, publico mi primera columna en la prensa de la Fundación para Una Nueva Vida (Funuvida) de Colombia. Un grupo de periodistas y activistas con sede en Medellín que ocupan sus días y esfuerzos en construir la anhelada paz colombiana y generar esperanza para las víctimas de la violencia de Estado. Así las cosas para mí, resistiéndome a quedarme vencido ante la guerra, pues porque qué más. O nos endurecemos o nos traga la bestia. Gracias admirados Alejandro, Andrea, Gina, por abrirme las puertas; sin darse cuenta, están rescatando a un desplazado de sí mismo. A continuación mi texto:

Lo nuestro no es casualidad

 México enfrenta una nueva ola de guerra sucia. Durante un año de Gobierno de Enrique Peña Nieto, han sido asesinados 13 activistas, todos, campesinos; todos, solamente en el Estado de Guerrero. Cinco de ellos eran comunistas; más, los trece tenían en común su lucha por la reivindicación de la tierra y a la autonomía popular. Los trece fueron acribillados por paramilitares, y de los culpables nada se sabe, o nada se quiere decir. Y mientras las autoridades se lavan las manos, el pueblo tiene claro al culpable: “Fue el Gobierno”. Seguir leyendo “Lo nuestro no es casualidad (@Funuvida )”