CR7 contra la otra mitad del mundo (@LaCD_Deportiva)


Hay algo más allá del físico que la FIFA no le perdona CR7. Quizá los millones que el portugués puede hacer sin el consentimiento de ese reino político y comercial dominado por Joseph Blatter; o bien que, a pesar de todo y para mal de muchos, Cristiano sí es el mejor futbolista del mundo, algo que muchos no ven, pues se atoran en la primera capa de gomina del modelo de Calvin Klein.

Cristiano o Messi. Messi o Cristiano. En el fondo no son tan distintos. Cualquiera podría dominar este deporte de no existir el otro. Pues aunque hay quienes gustan de llenarse la boca al decir que el 10 de Barcelona es el mejor, su reino sólo es valido en función de lo que el 7 del Madrid haga o no, al mismo tiempo. Tres goles del argentino, tres del portugués. Pero al final y por algo, el balón se queda en manos del políticamente correcto Lionel. Seguir leyendo “CR7 contra la otra mitad del mundo (@LaCD_Deportiva)”

Farsantes, lárguense de mi #Box


Ojalá que Julio Cortázar no haya visto desde su caldera en el infierno la pelea entre El Canelo y Mayweather ¿Cómo justificaría que el boxeo es “forma elevada de arte”? O quizá comprobaría que aquello que los productores llaman “función estelar”, hoy es ese “banquete de aberraciones humanas” descrito por al argentino, no una acción poética, sino un plato que explícitamente se sirve sobre una mesa de apuestas en Las Vegas. Seguir leyendo “Farsantes, lárguense de mi #Box”

Lo dice Kepler: Diego López es mejor que Casillas


diego-lopez-realmadrid-300413

 

ALBERTO BUITRE / LA CIUDAD DEPORTIVA .- Dicen que los comparativos son malos. Dicen también que las jerarquías se deben respetar. Pero, ¿es Iker Casillas el mejor portero del mundo? ¿Es tan bueno como para liderar la portería del Real Madrid? Seguir leyendo “Lo dice Kepler: Diego López es mejor que Casillas”

Concierto para piano, orquesta y un ring de box


boxing-ring

ALBERTO BUITRE / LA CIUDAD DEPORTIVA .- Leon Bates aguarda en el vestuario las últimas instrucciones de su entrenador. Le vendan las manos y terminan de lustrarlo para la batalla. Sube al ring confiado, saludando al público, con su mano derecha en lo alto como señal de victoria. Luce un smoking negro, de impecable moño blanco. Él, con su bigote oscuro, algunos brillos en su melena ensortijada al estilo de Studio 54; ilumina el cuadrilátero con sus botas blancas de charol. Es un esteta. La arena está llena. Seguir leyendo “Concierto para piano, orquesta y un ring de box”

Guerrilla y fútbol: El barrismo y los caminos para la paz en Colombia


ALBERTO BUITRE / LA CIUDAD DEPORTIVA .- Más de 40 años de conflicto armado en Colombia podrían terminar, y al fútbol habrá que darle su parte de agradecimiento.

La semana pasada, representantes de las hinchadas más poderosas de Bogotá, Santa Fe y Millonarios, se reunieron en el Foro “Juventudes, Fútbol y Sociedad”, para encontrar caminos que desde sus propias realidades colaboren con la paz colombiana. Seguir leyendo “Guerrilla y fútbol: El barrismo y los caminos para la paz en Colombia”

Máquinas despreciables: ¿Por qué se dopan los deportistas?


ALBERTO BUITRE / LA CIUDAD DEPORTIVA .- Alex Rodríguez por hormonas de crecimiento; un futbolista y un oficial jamaiquino por un positivo antidopaje no aclarado; y dos jugadores de la Liga mexicana de fútbol por consumo de clembuterol, medicamento para el crecimiento de masa muscular. Y poco antes Julio César Chávez Jr., por marihuana; y antes fue Lance Armstrong por EPO y testosterona, cepas que estimulan la oxigenación y la resistencia física; como antes también Maradona, por efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina, metaefedrina y hasta cocaína, todas, básicamente, sustancias para evitar el dolor…

¿Qué tienen en común Rodríguez, Armstrong o Maradona, con los futbolistas jaimaquinos, mexicanos, Chávez Jr y todos y todas aquellas atletas que a lo ancho del planeta consumen o han consumido sustancias prohibidas?

Por increíble que parezca, no es el dopaje. Al menos no en sí mismo. Es un padecimiento que va mucho más allá de sus capacidades físico-atléticas, de su talento con la bola, los puños o la bicicleta. Un infierno desatado por estos años de exigencia deportiva, basado en un régimen de ganancias estratosféricamente millonario cuyo núcleo de explotación es el cuerpo del deportista. Una industria que antepone el dinero sobre lo humano. Freud le llamó: angustia. Seguir leyendo “Máquinas despreciables: ¿Por qué se dopan los deportistas?”