Vuelve el rodriguismo


Una vez, el dictador chileno AUGUSTO PINOCHET estuvo a punto de ser ajusticiado.

La noche del 7 de septiembre de 1986, Pinochet se trasladaba desde su casa en el Melocotón, ubicada en el Cajón del Maipo, hasta Santiago. En el camino, combatientes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez emboscaron al dictador que trece años antes diera muerte al presidente de la Unidad Popular, SALVADOR ALLENDE, en el golpe de Estado militar del 11 de septiembre de 1973.

Durante 28 años posteriores de la llamada “Operación Siglo XXI”, el FPMR enfrentó un proceso reconstitutivo. Con el cambio democrático que sacara a Pinochet de la Presidencia de Chile, la organización dejó la lucha armada para proseguir políticamente como Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (MPMR).

El MPMR permaneció apegado a sus principios políticos, aún si ya no sostenía el protagonismo que le otorgó la insurrección. Esto le permitió fijarse como una organización consecuente con principios revolucionarios, cuando otras opciones de izquierda poco a poco se fueron alineando con sistema político-económico de la burguesía chilena, primero en la Concertación, y ahora, en la coalición gobernante Nueva Mayoría.

Con una reputación bien ganada entre los movimientos sociales y Partidos de izquierda nacionales y del extranjero, la crisis de representación de antiguas fuerzas políticas que abandonaron principios populares, le otorgó la MPMR la solidez que necesaria para emprender una nueva época de lucha.

Este sábado 28 de febrero, en sus instalaciones Casa Bolívar del popular barrio de Brasil,  militantes del MPMR presentaron el PARTIDO RODRIGUISTA, instrumento político mediante el cual la ex insurgencia participará electoralmente en Chile. De forma inmediata, en los comicios municipales del 2016, donde los rodriguistas aspiran a presentar candidatos en la región Metropolitana de Santiago, Valparaiso, Arica, Paraniacota y Los Lagos, donde tiene presencia sólida.

“Con la rebeldía del pasado y la dignidad del presente”, es su lema. Y a decir de MARCO RIQUELME, dirigente del MPMR, la insurgencia contra la dictadura es el orgullo que sienta la base de esta nueva era política del rodriguismo.

“Nos sentimos orgullosos del pasado que hemos tenido, creemos que en las condiciones que existieron en el país, de una dictadura brutal, que aplicó el terrorismo de estado durante los 17 años en que estuvo en el poder, no cabía ninguna otra posibilidad que rebelarse contra esa dictadura”.

Sölo restan trámites frente al Servicio Electoral (Servel) del país para participar legalmente. Pero la idea del Partido Rodriguista es clara desde el principio: utilizar la institucionalidad vigente en Chile para impulsar cambios urgentes y profundos en el país, como una  nueva asamblea constituyente que termine con los resquicios de la estructura dictatorial. 

Estos cambios no vendrán de arriba, me dice Marco Riquelme, sino mediante una herramienta realmente popular, realmente revolucionaria, realmente de izquierda, en la cual en pueblo chileno logre derribar la estructura burguesa que provoca escándalos de corrupción política y financiera como los que hoy padece Chile y pagan sus trabajadores, como la actual asociación de la familia de la

presidenta Michelle Bachelet con préstamos ilegítimos emanados del prominente banquero Andrónico Luksic, dueño del Banco de Chile.

Si quieres saber más sobre el MPRM y el Partido Rodriguista, sigue su página web El Rodriguista http://elrodriguista.cl/ . Esto dará de qué hablar en el futuro inmediato. Chile se alza de nuevo.

¿Cómo afecta a México ausentarse de la CELAC?


Enrique Peña Nieto no acudió a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) que arrancó este miércoles 28 y culminará el jueves 29, en Costa Rica . Lo cual está bien para la senadora Dolores Padierna, ya que México atraviesa “una crisis humanitaria y económica muy severa”, y es correcto que el presidente mexicano se quede a “solucionar los problemas” del país.

Sin embargo, para la senadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) – organización que hace parte de la crisis, al gobernar el Estado de Guerrero, donde hace cuatro meses ocurrió la masacre de Iguala contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa de la cual siguen desaparecidos 42 normalistas-. México deberá acercarse más a la comunidad de estados latinoamericanos y caribeños donde podrá encontrar “solidaridad sin extorsiones”, como le ocurre en su relación política-económica con Estados Unidos.

“La vinculación de México en la CELAC puede ser el escenario donde pueda recuperar el liderazgo, donde pueda encontrar compañerismo, solidaridad entre iguales sin extorsiones, sin condiciones tan difíciles que a veces le pone Norteamérica y financiamientos más flexibles, blandos, para el desarrollo”, dijo Padierna en entrevista para BUITRE.MX

Para la senadora no cabe duda que si México se emplea a fondo en la CELAC podría salir beneficiado, y anuncia que ha sido al pleno del Senado nacional puntos de acuerdo para sugerir a la Presidencia del país que fortalezca su acercamiento con Latinoamérica.

El problema es Estados Unidos.

Padierna se sincera y reconoce que la vecindad de México con Washington afecta las relaciones multilaterales del país, sobre todo ante China. Esto a propósito de la cumbre que desarrolló la CELAC con el gigante asiático a principios de 2015 en Pekín, y de la cual Enrique Peña Nieto no quiso participar; al menos no personalmente, pues faltó a la reunión preparatoria de dicho encuentro en Brasilia, y a su posterior realización en la capital china, el presidente mexicano mandó a la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Masseiu.

“Aunque México quiera acercase a China, aunque México encuentre mejores condiciones financieras en una relación no subordinada, sino de socios verdaderos con China, realmente se le bloquea, se le impide y una relación continua, permanente, profunda, de México con China; nunca se ha podido consolidar.”

La situación con China empeora para México al considerarse lo que ocurrió con el proyecto de construcción de un tren de alta velocidad que conectaría a la Ciudad de México con la ciudad industrial de Querétaro.

El gobierno del país pagará 16 millones de dólares a la empresa China Railway por la cancelación de esta obra, luego que se evidenciara un acto de corrupción en el que está involucrada la familia de Peña Nieto en beneficio de un amigo suyo, el empresario constructor Armando Hinojosa Cantú, dueño del grupo Higa, quien sería beneficiado en la adjudicación del plan ferroviario.

EPN_Copetilandia_camacho

Hinojosa Cantú es el mismo empresario que regaló a la esposa de Peña Nieto, la actriz Angélica Rivera, una casa valuada en 7 millones de dólares en Las Lomas de Chapultepec, una de las zonas más acaudaladas de la Ciudad de México. Así mismo, el empresario constructor es señalado como un beneficiario directo de diversas obras de infraestructura durante el tiempo que el actual presidente mexicano fue gobernador del Estado de México.

Así, mientras México se mete en problemas con China y se aleja de la CELAC, ambos polos se encuentran en negocios que superarán los 500 mil millones de dólares. Un mercado 20 % mayor al de la Unión Europea.

Para Dolores Padierna, la ausencia de México en la cumbre de la CELAC-China, afecta, no sólo sus negocios con el dragón oriental, sino golpea la presencia del país azteca en el resto del continente americano.

“Esto (la cancelación del tren México-Querétaro) frenó un gran proyecto, un proyecto necesario y nos deja mal ante la comunidad internacional. Pero creo también que es necesaria la relación México-China y que, en efecto, si no se da, México va perdiendo el liderazgo que por muchos años tuvo hacia América Latina y que ha venido perdiendo a lo largo de 30 años”.

Además destaca iniciativas de ambos bloques como la creación de un Banco de desarrollo regional en el cual los países del subcontinente podrán acceder a proyectos de financiamiento flexibles para beneficio de políticas de combate a la pobreza, desarrollo de ciencia, tecnología, alimentación y producción.

https://twitter.com/Cumbre_Celac/status/560566454064803840

Respecto a la CELAC, la senadora perredista destaca sus alcances, y destaca la cumbre de Costa Rica, en donde las naciones latinoamericanas y caribeñas llegan con la buena noticia del reinicio de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos:

“Esta vez las discusiones tendrán como marco una magnífica noticia que a todos nos sorprendió y que todos valoramos y saludamos, que fue el inicio de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la liberación de presos de ambos países. Seguiremos exigiendo que finalice este bloqueo que afecta, no solo a Cuba, sino a todos los países en realidad. Esta reunión de la CELAC tendrá como marco ese hecho muy importante”.

Peña Nieto aísla a México de la CELAC


Un par de amigos periodistas me contaron que en la pasada reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) realizada en La Habana, México pidió ejercer la presidencia del organismo para este 2015. Pero algo salió mal para Enrique Peña Nieto. Un insistente Rafael Correa se lo habría impedido.

En los corrillos del Centro de Convenciones habanero se comentó que el argumento implícito, no declarado, del presidente ecuatoriano fue que no se podía tener dos veces consecutivas a un país asociado a Estados Unidos en la presidencia del organismo, toda vez que Costa Rica asumió como presidente durante el 2014.

Ahora que se llevará a cabo la próxima reunión en San José, cobran relevancia dos hechos a la luz de aquel suceso: Ecuador asumirá la dirección de la CELAC y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha cancelado su asistencia al encuentro, a días de efectuarse.

Ambos casos no están forzosamente relacionados. Pero no deja de llamarme la atención el desaire de México a una CELAC que, como bloque, viene adquiriendo notoriedad dentro del planeta multipolar.

Apenas en enero de este año se llevó al cabo en Pekín el Foro CELAC-China. El presidente chino Xi Jinping pronosticó que derivado de ello, se emprenderán relaciones comerciales que superarán los 500 mil millones de dólares, con inversiones cercanas a los 250 mil dólares entre el bloque y el gigante asiático. Un negocio que México se está perdiendo, por no querer participar de lleno ¿Por temor a qué?

A la reunión en China asistieron mandatarios como el de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y los de Ecuador y Venezuela, Rafael Correa y Nicolás Maduro, respectivamente. México, por su parte, envío a la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu.

No es la primera vez que Enrique Peña Nieto desaira el Foro China-CELAC. En los encuentros preparatorios de julio de 2014 en Brasilia, el presidente mexicano no asistió a las reuniones preparatorias de la Cumbre en Pekín, a pesar de haber sido invitado. Sí asistieron Dilma Rousseff, de Brasil; Maduro, de Venezuela; Michelle Bachelet, de Chile; Juan Manuel Santos, Colombia; Donald Ramotar, Guyana; Desi Bouterse, Surinam, y José Mujica, de Uruguay

Se puede pensar que las alianzas multipolares no son tan distintas de las campañas imperialistas de Estados Unidos. Se puede, pero la apreciación es inacabada. La CELAC es un esfuerzo impulsado por las naciones del sur, especialmente Venezuela, Ecuador, Argentina, Uruguay y Bolivia que, bajo el liderazgo cubano, busca hacer frente al avasallamiento del mercado estadounidense, sobre el comercio local de los países pobres de Latinoamérica y el Caribe. Especialmente Cuba, sobre quien pesa un Bloqueo económico desde hace 50 años.

Aspecto de la Cumbre de la CELAC en La Habana. (FOTO: Agencias)
Aspecto de la Cumbre de la CELAC en La Habana. (FOTO: Agencias)

La tímida (por decir lo menos), respuesta de México a la CELAC, hunde estrepitosamente las influencias del país sobre el subcontiente latinoamericano.

Algo que contradice en sí mismas las declaraciones de Peña Nieto respecto al organismo, dado que en Cuba, el presidente mexicano pidió “ser más ambiciosos” y lograr integración comercial: “Creo que es deseable que este diálogo y este acercamiento que tomó décadas, pudiera escalar y ser más ambicioso en los objetivos hacia adelante”, dijo.

Pero el sueño de integración parece escapársele de las manos a Mexico, quien se ha preocupado más por la caprichosa Alianza del Pacífico, que por la CELAC. El problema es que mientras la primera se atasca y llega tarde a los acuerdos multipolares – arrastrado en buena medida por la recesión económica de su mentora Estados Unidos-, la segunda gana territorio y luce unificada. No en balde China he querido sentarse a la mesa con Latinoamérica, si ésta tiene un mercado 20 % superior al de la Unión Europea con un total de 600 millones de personas representadas.

En el mundo multipolar, Peña Nieto insiste en aliarse al bloque más débil, el de Washington, negándose a la integración plena con Latinoamérica, perdiéndose la oportunidad de hacer parte al país de los avances logrados por la CELAC. No asistirá a la Cumbre en Costa Rica y los costos pueden ser altos ¿Todo por qué? ¿Por no romper acuerdos con Estados Unidos? Es como ser esclavo y lamer los grilletes. Simplemente es una tontería