¿Cuba recluta jóvenes de EEUU para derrocar a la Casa Blanca?


LOS ÁNGELES, CA. —En las recientes semanas he buscado alguna beca que me permita estudiar un posgrado en Estados Unidos. Pero las posibilidades para un mexicano son nulas si no estás adscrito a una universidad, o cuestan mucho dinero, o dependen del Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt) al cual, no casualmente, le han recortado más del diez por ciento de su presupuesto para el año 2017, reduciendo mis posibilidades –y las de millones de profesionistas más–, a lo mínimo.

Aquí es cuando me arrepiento de no ser cubano. No por malinchismo, sino porque, no casualmente, el gobierno de Estados Unidos ha implementado un programa para que estudiantes de Cuba vayan a estudiar a ese país sin mayor problema; es más, Washington se encarga de pagarles el viaje, los estudios y hasta les hospeda con familias dentro del país. ¡Qué suerte tienen!

Se trata del programa de becas de World Learning, una organización que se presenta como “sin fines de lucro” dedicada a brindar a estudiantes del mundo la “experiencia de estudios internacionales”.

Y todo va bien y luce correcto tratándose de una iniciativa social; hasta que uno se da cuenta que sus proyectos actualmente están financiados por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

¿Y qué con eso?

Bueno, la USAID es una institución gubernamental estadounidense, dependiente del Departamento de Estado, que se encarga de dar dinero a diversas organizaciones sociales nacionales e internacionales, para operar proyectos que son del interés político del gobierno de los Estados Unidos. Es, pues, la mano que mece la cuna donde yacen cantidad de iniciativas de fachada social, pero que son, en realidad, programas políticos de la Casa Blanca.

Cuba, por supuesto, es uno de sus principales objetivos. De ahí que World Learning tenga especial interés en llevar estudiantes cubanos a Estados Unidos. Estos llegan, se acomodan, asisten a clases y de regreso a su hospedaje en casas de familias locales, se convierten en el objetivo de cuestionamientos e ideas, paseos, regalos y supuestas amistades –todo un escenario de pacotilla–, con el objetivo de convertirlos en opositores el Gobierno cubano. Además, son constantemente asediados por las y los representantes de la organización con ejemplos de cierto tipo de vida estadounidense en relación a diversidad sexual o libre expresión, imaginándose que en Cuba eso no existe.

No lo digo yo. Fueros los propios jóvenes cubanos y cubanas quienes denunciaron esto a través de redes sociales. En twitter, particularmente, mediante los hashtags #EstudiantesDenuncian y #NoManipulenEstudiantes.

Me llama particularmente la atención lo que dijo el estudiante Alejandro Sánchez Fernández, uno de los jóvenes cubanos que fueron seleccionados por World Learning, cuyo testimonio fue recogido por el blog “Mi cuba por siempre”.

El alumno del Instituto Preuniversitario Mártires del Porvenir, con sede en La Habana, denunció la prohibición que les hizo World Learning de usar redes sociales o cámaras fotográficas –algo curioso considerando que Estados Unidos ataca a Cuba constantemente diciendo que en la isla se censura el internet–:

“Nos planteaban que no podíamos entrar en las redes sociales ni colgar fotos, información, ni lo que estábamos haciendo. Según ellos por nuestra propia “seguridad”. Sin embargo, me pareció extraño que quienes patrocinaban la beca lo hacían constantemente. Después de un tiempo decidimos también usarlas, sobre todo Facebook. Entonces ellos se hicieron amigos de nosotros en esa red y controlaban las cosas que poníamos.”, denuncia.

Sánchez Fernández igualmente explica la ignorancia de los pobladores estadounidenses con respecto a la situación política, cultural y social de Cuba, destacando las opiniones prejuiciosas al respecto:

“Nos dimos cuenta también de que existía un desconocimiento del tema Cuba al hablar con los pobladores. Es una desinformación tan grande que ellos referían que aquí hay falta de libertades religiosas, discriminación por orientación sexual, que no podemos ver películas norteamericanas, que está prohibido hablar inglés, que queman las banderas de Estados Unidos y que se violan los derechos humanos”.

Pone como ejemplo la presunción de las y los organizadores de World Learning sobre los llamados “padres fundadores” Thomas Jefferson o James Madison a cuyas casas les llevaron “e intentaban hacérnoslos ver como los mejores del mundo, conociendo nosotros que ellos expresaron siempre el interés de su Gobierno de apoderarse de Cuba”, relata Alejandro Sánchez Fernández, apuntando que, las y los estudiantes cubanos les cuestionaron que estos personajes eran esclavistas y tenían 300 y 700 esclavos, respectivamente, a lo cuales no liberaron después del triunfo de la revolución estadounidense.

“En un momento le preguntamos a la museóloga por qué no los liberaron, y esta argumentó que era parte de su economía… Se le vio sorprendida cuando le comenté que quienes iniciaron la guerra de independencia en Cuba, como Carlos Manuel de Céspedes, su primer gesto fue liberar a los esclavos”, relata.

Por supuesto que esto no es la primera vez que ocurre.

En el año 2013, Associated Press (AP) dio a conocer que la USAID desarrolló un programa digital de reclutamiento contrarrevolucionario entre la juventud cubana mediante una red social llamada “Zunzuneo”. Y no está de más recordar que desde 1992 opera en Miami el vetusto Radio y TV Martí, cuya señal viola el espacio radioeléctrico cubano, enviando noticias falsas y otras opiniones hacia la isla, con fines de escándalo. En suma, la USAID –vía el Departamento de Estado–, destina 30 millones de dólares cada año a este tipo de actividades ¿El resultado? Bueno, considerando que ya vamos para 57 años de Revolución en Cuba, parece que no les ha funcionado del todo.

Lo verdaderamente triste del caso es que, se supone, Estados Unidos pretende hacerse pasar como buen vecino, queriendo normalizar sus relaciones con Cuba. Pero el programa de becas World Learnng es una burda manipulación a espaldas del gobierno cubano, el pueblo y los jóvenes de la isla. Este tipo de iniciativas se realizan de manera clandestina y con fines no declarados para la subversión; y son, en la práctica, un intento por emprender una guerra psicológica en tanto pretende manipular el pensamiento de las nuevas generaciones cubanas.

Así, el gobierno de EEUU pretende desunir a la sociedad civil del Estado cubano. Es verdaderamente ridículo que Washington no supere, desde 1959, que las y los cubanos les echaron de la isla para tener soberanía y autodeterminación. Se niegan a aceptar, desde hace más de medio siglo, que Cuba ya no es lugar de sus sucios negocios.

De tal manera, estos programas financiados por la USAID violan las normas cubanas para las relaciones bilaterales con EEUU, que, se supone, se basan sobre el respeto a la soberanía de ambos países ¿O es que Cuba está reclutando jóvenes estadounidenses para propagar el socialismo?

Estas cosas generan desconfianza en el proceso de normalización. Es preciso decir que, en efecto, Cuba y sus instituciones están facilitando, implementando y promoviendo vínculos con estudiantes de Estados Unidos; pero no hay asuntos turbios en ello. Pregunte usted a cualquier joven “yuma” que ande por La Habana o cualquier otra provincia. Son los propios jóvenes cubanos quienes se oponen a la injerencia de otros países en los asuntos internos de la nación y a ser utilizados con fines nocivos.

Y no es que Cuba se oponga al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil; pero se opone a que se le use con fines injerencistas. Es claro que, teniendo la isla uno de los mejores sistemas educativos del mundo según la UNESCO, las juventudes cubanas no necesitan de programas como World Learning. Lo que necesitan –y demandan–, es el fin del Bloqueo económico y comercial impuesto por Washington que les priva de acceso a tecnología e insumos para desarrollar sus investigaciones.

Que Estados Unidos aplique una estrategia de tenaza, llamando con canto de sirenas a estudiantes cubanos a obtener becas y beneficios, mientras mantiene su asedio económico contra la isla, es demasiado cinismo. ¿Hasta cuándo? Y si bien no sorprende que la Casa Blanca tome estas acciones y la prensa asociada a ella no diga nada al respecto, no por ello deja de indignar.

(Un artículo original para Los Ángeles Press)

Alemanes usan México como base de operaciones contra Cuba (con ayuda del PAN)


MÉXICO. —La Fundación Konrad Adenauer es una organización de origen alemán que opera en México. Hace conferencias y participa de otros encuentros políticos. También organiza los propios. Esto no tiene nada de raro. No obstante, es curioso que muchos de ellos no sean con civiles mexicanos, sino con… disidentes cubanos. Seguir leyendo “Alemanes usan México como base de operaciones contra Cuba (con ayuda del PAN)”

El Estado mexicano en guerra contra la CNTE


Descompuesto, con el sudor rompiendo las capas de maquillaje y la mirada clavada en el vacío…

… así luce Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública mexicano, cuando le toca referirse a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), organización gremial que, desde hace tres años, sostiene una férrea oposición poítica y social contra la Reforma Educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, la cual pretende privatizar el sistema educativo básico del país y liquidar los derechos laborales del magisterio.

Peña Nieto ha consignado a su secretario de educación la tarea de combatir a la CNTE y destrabar la imposición de la Reforma Educativa. Pero la realidad concreta indica que no ha podido con la encomienda. Seguir leyendo “El Estado mexicano en guerra contra la CNTE”

Cuando la violencia es la solución [@losangelespress]


Nuestros pueblos no se fundaron con reformas. Los pactos sociales devienen de un proceso revolucionario. Hubo necesidad de tomar azadones y fusiles para transformar la historia. La constitución de 1917 en México surgió a partir de siete años de revuelta armada, que culminara apenas tres años después en un proceso que fundó el país que conocemos, al menos, el que conocimos. El mismo Porfirio Díaz reclamaba “paz y progreso” en medio del conflicto que dio fin a su dictadura. No en el Congreso, no con las elecciones, sino por la vía de la violencia.

Porque no toda la violencia es igual.

El carácter de la violencia se define por sus objetivos. En tanto el Estado ocupa la represión armada y de las leyes para aniquilar el descontento social, los pueblos organizan y canalizan la violencia para “cambiar lo que tiene que ser cambiado”, como definió Fidel Castro lo que es Revolución.

La ley, es la violencia del Estado burgués.

Dice el secretario de gobernación mexicano, Miguel Osorio Chong, que “la violencia no es la solución”. Lo dijo este jueves 13 en Jojutla, Morelos, en un evento con abogados. Que el Gobierno del país se empeña en hacer justicia a las familias de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Un discurso lleno de moral institucional, ante los disturbios en Guerrero, Distrito Federal y Oaxaca; las protestas dentro y fuera de México contra el crimen de lesa humanidad.

Sin querer, las palabras de Osorio Chong me hacen recordar a uno de mis poetas favoritos, Bertolt Bretch.

Bretch, en su concepción de moral, cuando ésta proviene del tirano: “Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después”.

A propósito de la violencia de Estado, el poeta dijo también: “Sólo la violencia ayuda donde la violencia impera”.

¿Cambiaría México a través de la violencia? La historia nos dice que sí.

Qué curioso que clamen por pacifismo aquellos que ejercen la violencia desde sus posiciones de poder. Más curioso aún que amenacen con ejercer el “imperio de las leyes”, desde un Estado fundado a través de las armas, no precisamente por personas de su calaña.

Debería saber Osorio Chong que la no violencia que reclama, la reclama desde una posición inmoral. Debería y quizá lo sepa. No hay cinismo que se diluya en el fondo de la conciencia.

Parafraseando a Bretch, primero el pan y después la moral. Primero la justicia y después la paz, señor Osorio Chong. – ALBERTO BUITRE http://www.losangelespress.org/cuando-la-violencia-es-la-solucion/

La guerra de las monedas: Casinos van contra maquinitas de barrio


ECATEPEC, Estado de México.- Don Samuel se ganaba la vida por una máquina tragamonedas; juegos electrónicos de apuesta muy populares en los barrios del país. Un fabricante le propuso ponerla afuera de su casa a cambio de una comisión de 200 pesos diarios. Tiene 72 años. Siempre trabajó independiente, era mecánico; no está pensionado, no tiene seguro social, y carga con una artritis reumatoide y afectaciones en los pulmones que le causan gastos médicos por arriba de los 800 pesos mensuales. Viudo, solo y enfermo, aquel juego era su tabla de salvación. Le daba para comer y comprar medicamento. Hasta que hace un mes, un operativo federal se la decomisó. El gobierno de México le declaró la guerra a estos juegos, incautando y clausurando locales dedicados al juego bajo amparo de la Ley Federal de Juegos y Sorteos que las tipificó como ilegales porque –indica-, “abre la puerta a la delincuencia”. Don Samuel pudo guardar unos pesos, aunque, dice, “ahora que se me acabe, igual ya me muero, ¿quién me va dar trabajo?”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación, en México existen 300 mil máquinas tragamonedas. La mitad son ilegales. Afirma que de los dos millones y medio de jugadores de casinos, al menos unos 100 mil ya tienen adicción; ludopatía. El propósito del Gobierno mexicano es erradicar la actividad porque -en palabras de la directora general de Juegos y Sorteos de la SeGob, Marcela González Salas-, las maquinitas “son ilegales, altamente adictivas, especialmente para niños entre 4 y 12 años, en un nivel de dependencia similar a la cocaína y el crack”.

Pero “no somos delincuencia organizada, somos personas honradas con un trabajo digno”, dicen en contraste fabricantes de estas maquinitas. Videojuegos, pinballs, juegos de azar, ruletas, grúas de muñecos, rockolas y otras piezas, son hechas en talleres establecidos. Se distribuyen en farmacias, tiendas, casas particulares, restaurantes, plazas comerciales. “Estas máquinas nos ayudan a pagar la renta, porque está muy cara”, dice un locatario. Son unas 175 mil en todo el país. Pero “no es un juego, es una adicción que abre la puerta a la delincuencia”, afirma González Salas. Hasta el momento se han decomisado 8 mil, según las autoridades mexicanas, gracias a denuncias anónimas mediante el teléfono 088.

Policias federales armados y con pasamontañas decomisan en establecimientos populares las máquinas tragamonedas. Foto: Vanguardia
Policias federales armados y con pasamontañas decomisan en establecimientos populares las máquinas tragamonedas. Foto: Vanguardia

Falso, dicen los fabricantes. Fueron unos 20 mil prevenientes de todo el país quienes marcharon el pasado 30 de septiembre en la Ciudad de México en rechazo a su criminalización. “Nuestro empleo es honrado y generan empleo donde antes no lo había”, afirman. Los talleres cuentan desde 5, 20, 80 y hasta más trabajadores de todas las edades, ambos géneros. Los compradores son cientos, generando ganancias hasta de 500 mil pesos al año, para empresarios mayoristas. Más, con su ilegalización, la mercancía está parada. “Yo tengo ocho empleados que los tuve que descansar. Estoy perdiendo el ochenta por ciento de mis ingresos y las bodegas están llenas”, declara uno de ellos. “Dicen que lo que quieren es generan empleos, nosotros los generamos, hay gente que se mantiene de eso totalmente, y nos lo están quitando. No se vale”, agrega.

800 nuevos casinos en 2015

Coincidencia o no, mientras la Policía Federal decomisa las máquinas tragamonedas y los medios de comunicación difunden en horarios estelares la propaganda oficial contra estos juegos, el Congreso mexicano está por aprobar la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos que avala la expansión de los concesionarios de casinos “hasta su máxima capacidad”.

Información recabada por la reportera Fabiola Martínez del diario La Jornada, los 340 casinos existentes en el país podrían expandirse hasta llegar a los 800. Esto gracias a un periodo de dos años que la nueva Ley abriría para que los actuales permisionarios de casinos, dueños de una licencia de 25 años, la canjeen por un permiso en el cual lograrían duplicar su inversión en 24 meses. Luego entonces, no se avalarían más concesiones.

Uno de los principales beneficiarios de esta reforma sería el priísta, ex alcalde de Tijuana y miembro junto con el presidente Enrique Peña Nieto del club político conocido como ‘Grupo Atlacomulco’, Jorge Hank Rohn, cabeza del Grupo Caliente, dueño de un hipódromo-galgódromo y casinos con sucursales en 19 Estados del país. Además de hoteles y centros comerciales.

Jorge Hank Rohn, casinero. Foto: Vox
Jorge Hank Rohn, casinero. Foto: Vox

El pequeño local de maquinitas que la señora Hortensia tiene en un barrio de la colonia San Agustín, no sería competencia. En un cuarto de tres por cuatro, tiene cinco juegos; dos de ruleta, un pinballl y dos de apuesta. Cada crédito cuesta cinco pesos. Es madre soltera, sus dos hijos estudian la secundaria. Ella dice: “Lo único que les pedimos es que no nos quiten las máquinas porque gracias a las máquinas tenemos un empleo y de ahí mantenemos a nuestros hijos. Yo soy madre soltera y gracias a esto los mando a la escuela y mantengo sus estudios. Sí queremos la regularización de las máquinas, porque es nuestra fuente de trabajo y gracias a eso comemos y no hacemos cosas que no debemos”.

La propaganda contra las máquinas tragamonedas asocia su distribución con el crimen organizado y empata su adicción al consumo de cocaína.

En respuesta, Eva, fabricante de máquinas tragamonedas, rechaza que su gremio esté asociado a la delincuencia e invita a la directora general de Juegos y Sorteos a visitar las calles donde tienen lugar estas maquinitas para que conozca la realidad de quienes las operan.

“No pertenecemos al crimen organizado. Así como se hace la invitación para denunciar este tipo de máquinas al 088, yo la invito a usted a que visite las calles donde operan este tipo de máquinas y se encontrará con una realidad totalmente distinta a la que usted se refiere en sus conferencias de prensa. Está usted empeñada en dejar sin trabajo a miles de familias, madres solteras, gente con capacidades diferentes, ancianos y padres de familia, jóvenes que de ahí solventan sus estudios. Éste señora, es un trabajo digno”.

Pero González Salas desestima las quejas: “Lamentamos que alguien pierda su patrimonio, pero tenemos la certeza de que es una fuente de adicción al juego y de una actividad vinculada con otros ilícitos”, dijo. La nueva Ley para la ampliación de casinos entraría en operación este 2015.

por ALBERTO BUITRE – Publicado originalmente en Los Angeles Press http://www.losangelespress.org/la-guerra-de-las-monedas-800-casinos-mas-contra-maquinitas-de-barrio/#sthash.XpSPiaNI.dpuf

La horrible deuda pública que nos trae la Reforma Energética


ALBERTO BUITRE – ¿Recuerdas el FOBAPROA? Aquel rescate bancario que el Gobierno federal junto con la Cámara de Diputados y Senadores creó en 1998 para que una deuda crediticia derivada de la crisis económica de 1994 y que actualmente asciende a 128 mil millones de pesos, fuera pagada con los impuestos de los trabajadores. ¿Te acuerdas? Los escándalos, las protestas, las tomas de tribuna, las acciones subversivas, la debacle del presidencialismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a manos del entonces presidente Ernesto Zedillo… ¿Recuerdas el repudio; ‘¿por qué tenemos que pagar nosotros la crisis de los bancos?’? Quizá le ocurrió a tu madre o tu abuelo. Pero, ¿pensaste que no te pasaría a ti? Pues ahí te va la nueva: Si antes fue la banca, ahora nos tocará pagar un rescate, pero de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Seguir leyendo “La horrible deuda pública que nos trae la Reforma Energética”