Mis libros

Oficio Rojo, periodismo revolucionario

 

 

En medio del escándalo de medios y tantos más periodistas alienados que, escudándose en la objetividad, claman por un periodismo desideologizado… No.

La historia del periodismo nos enseña que periódicos y gacetas nacieron con el propósito de emancipar a los pueblos de la ideología del opresor y ser herramienta indispensable en la organización de su ofensiva.

La labor periodística ha sido y debe ser un cincel que derrumbe los muros construidos con mentiras, incluidas aquellas que condenan la ideología en el periodismo clamando por objetividad, sin decir que la única ideología que sí aprueban esos monopolios de los medios de comunicación, es la del periodismo con fines mercantiles. Periodismo que apruebe y defienda la explotación de la humanidad, periodismo capitalista.

Y frente a ello –y pese a ello-, insertándose en la inexorable razón histórica de la lucha de clases y su triunfo inevitable, avanza el periodismo. Volviendo periodistas a las y los revolucionarios, y encontrando revolucionarios y revolucionarias entre los periodistas. Construyendo el oficio rojo.

Este libro tiene su base ideológica en lo que  Lenin pronunció sobre la libertad de prensa en su tesis e informe sobre la democracia burguesa y la dictadura del proletariado, presentados en el 1°congreso de la internacional comunista, el 4 de marzo de 1919:

“Para conquistar la igualdad real y verdadera democracia para los trabajadores, para los obreros, y los campesinos, es necesario primeramente despojar al capital de la posibilidad de tomar a su servicio a los escritores, de comprar casas editoras y de corromper a los diarios y, para esto, es necesario es necesario acabar con el yugo del capital, derribar a los explotadores, aplastar su resistencia. Los capitalistas han llamado siempre libertad a la libertad de enriquecerse que gozan los ricos, a la libertad de morirse de hambre que tienen los obreros. Los capitalistas llaman libertad de prensa a la libertad de compra que tienen los ricos sobre la prensa, a la libertad de servirse de la riqueza para fabricar y falsificar lo que se llama la opinión pública. Los defensores de la democracia pura, son, en realidad, los defensores del sistema más vil, más corrompido, de manipuleo de los ricos sobre los medios de educación de las masas; engañan al pueblo, desviándolo –con frases estudiadas, bien redondeadas y completamente falsas- de la tarea histórica concreta: sustraer la prensa a la dominación del capital”

En mi trayectoria, he podido constatar que los medios de comunicación son un elemento central en la lucha por la apropiación de los medios de producción. La prensa, la radio, la televisión y los espacios en internet de gran audiencia, han dejado de ser solamente un engrane del aparato ideológico del Viejo Estado burgués, y se han colocado al centro del sostenimiento  de la burguesía.

En mi opinión, son la herramienta más potente de la clase burguesa. Pues en tanto las armas reprimen y matan, los medios se encargan de afirmar en lo inmediato que aquellas matanzas fueron fruto de la justicia o peor aún, de silenciarlas en absoluto. Esto provoca un daño casi irreversible en los pueblos, pues se les pretende condenar a ignorar su propia historia.

Y su fórmula se repite una y otra vez. Es el fascismo propagandístico de Goebbels nazi. Cuantas luchas calladas. Cuantas mentiras en contra de las luchas revolucionarias. Cuantos crímenes ideológicos. Pero eso sí, dicen que  los “terroristas” somos nosotros.

Luego en México, los medios de comunicación y sus potentados dueños, se colocaron, ya no sólo al centro, sino a la cabeza de la plutocracia. Tomaron el control del poder público a través de sus monopolios y desde ahí  dictan el rumbo del Estado represor en su totalidad.

Así gestamos esta lucha de clases en dos turnos: uno, en los centros de trabajo, en la organización de la resistencia y creación del poder obrero y popular; y dos, en el espectro de la cultura entendida como organización social de las ideas y las identidades tergiversadas mediante los medios masivos de comunicación. Sin embargo, no son dos turnos que por sus características dividan el frente de batalla; sino por lo contrario, lo unifican.

Así como lo hacemos en las fábricas, las y los revolucionarios, las y los rebeldes en todo orden, debemos apuntar al centro de las industrias culturales, para atacar su producción capitalista mediante la organización de periodistas y trabajadores de la comunicación en pos de la socialización de la prensa y la cultura.  La misión es arrebatarles a los burgueses el dominio de los periódicos, de la radio y de la televisión, para ponerlos en manos del proletariado explotado. Así, asestaremos un golpe de dos bandas: la socialización de los medios de comunicación como medios de producción, y la eliminación del periodismo y la cultura enajenante. Y uno más: por añadidura, iremos al centro del dominio de la burguesía mexicana.

En tanto, la labor de la prensa revolucionaria, es fundamental. Porque la tarea  de relatar la verdad no debe esperar a la victoria final en la toma de las industrias culturales. Desde sus páginas, cada revolucionario convertido en periodista, en fotógrafo, en diseñador, ejerciendo el oficio rojo, puede informar de lo que pasa en su centro de trabajo, en su escuela, en su barrio y comunidad, en sus luchas cotidianas, avanzando en el frente de la batalla de las ideas.

Gracias a Pável Blanco por interesarse y hacer posible la edición de este libro. Gracias por insistir y  cumplir un objetivo de proporciones dialécticas. Gracias a todas las decenas de camaradas del Partido Comunista de México, quienes confiaron en su publicación. Oficio Rojo nació como columna en el periódico El Comunista, órgano central de información y propaganda del PCM.

Nota: Este libro se encuentra actualmente fuera de circulación. Pero si tienes interés en saber más sobre la construcción del periodismo revolucionario, contáctame: https://albertobuitre.com/escribeme/

– ALBERTO BUITRE

Un comentario en “Mis libros

¿Qué opinas? Tu comentario es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s