Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX


Foto: noticias

 

ALBERTO BUITRE / LOS ÁNGELES PRESS .- La fórmula para reventar a México es sencilla: más pobreza, mayor violencia. No hace falta ser un estadista para entender que un paliativo a los problemas de un país sumido en la barbarie es proporcionar al pueblo empobrecido el mínimo de desarrollo humano. Pero tampoco hace falta demasiado para entender que Enrique Peña Nieto no es un estadista; de tal manera, desde su puesto como títere de los monopolios, administra la mejor operación que acabará por mandar al carajo lo que queda de nación, vía la reforma energética, la privatización de los hidrocarburos. Seguir leyendo “Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX”