La horrible deuda pública que nos trae la Reforma Energética


ALBERTO BUITRE – ¿Recuerdas el FOBAPROA? Aquel rescate bancario que el Gobierno federal junto con la Cámara de Diputados y Senadores creó en 1998 para que una deuda crediticia derivada de la crisis económica de 1994 y que actualmente asciende a 128 mil millones de pesos, fuera pagada con los impuestos de los trabajadores. ¿Te acuerdas? Los escándalos, las protestas, las tomas de tribuna, las acciones subversivas, la debacle del presidencialismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a manos del entonces presidente Ernesto Zedillo… ¿Recuerdas el repudio; ‘¿por qué tenemos que pagar nosotros la crisis de los bancos?’? Quizá le ocurrió a tu madre o tu abuelo. Pero, ¿pensaste que no te pasaría a ti? Pues ahí te va la nueva: Si antes fue la banca, ahora nos tocará pagar un rescate, pero de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Seguir leyendo “La horrible deuda pública que nos trae la Reforma Energética”

Peña Nieto: Matar campesinos y apoyar mineras canadienses


ALBERTO BUITRE – Esto no es una expropiación, es una “ocupación temporal de tierras”, coopere señor campesino para que las petroleras o mineras, según convenga al Estado, vengan a destrozar su territorio. Coopere porque si no vende, su campo será ocupado. Ya lo dice la Constitución.

Este es el argumento con el cual los senadores de México de todos los partidos políticos aprobaron en las leyes secundarias de la Reforma Energética que se deberá pagar a campesinos, indígenas y propietarios de tierras que se sientan afectados cuando el Gobierno dicte la expropiación forzada de sus territorios para la explotación petrolera o minera por parte de empresas extranjeras y unas cuantas nacionales. Seguir leyendo “Peña Nieto: Matar campesinos y apoyar mineras canadienses”

Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX


Foto: noticias

 

ALBERTO BUITRE / LOS ÁNGELES PRESS .- La fórmula para reventar a México es sencilla: más pobreza, mayor violencia. No hace falta ser un estadista para entender que un paliativo a los problemas de un país sumido en la barbarie es proporcionar al pueblo empobrecido el mínimo de desarrollo humano. Pero tampoco hace falta demasiado para entender que Enrique Peña Nieto no es un estadista; de tal manera, desde su puesto como títere de los monopolios, administra la mejor operación que acabará por mandar al carajo lo que queda de nación, vía la reforma energética, la privatización de los hidrocarburos. Seguir leyendo “Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX”