Hacer como los de Nissan: La ruta para cambiar de verdad a México


Una cosa es considerar que la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México (si ocurriese y no hay fraude electoral) será un paliativo; pero otra muy diferente es ser ingenuo y tragarse el cuento de que eso resolverá de facto la crisis de este país. Es necesario repetir una y otra vez, y cuantas veces sea necesario, que la descomposición que enfrenta esta nación no solamente se debe a la existencia de una “mafia del poder” y que esto se compondrá únicamente con un modo honesto de gobernar. Elegir en entre el mal jefe y el buen jefe es un espejismo en tanto que el problema de fondo es que mi salario no alcanza, que no me pagan prestaciones, que debo tener dos o más empleos para sobrevivir y que el dueño de la empresa está llevándose toda la plusvalía de lo que yo estoy produciendo. En efecto, hay que repetirlo sin cansancio: el mal de males de México es el capitalismo. Seguir leyendo “Hacer como los de Nissan: La ruta para cambiar de verdad a México”

Los gringos tienen hambre (@losangelespress)


En tanto Washington se debatía entre la quiebra y dejaba sin sueldo a cientos de miles de empleados públicos, la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) entregaba seis millones de dólares a disidentes cubanos para un proyecto que, al menos, ha fracasado a lo largo de 50 años: derrocar al comunismo en Cuba.

¿Cuánto pudo aprovechar la clase trabajadora estadounidense ese presupuesto, considerando ya son 47 millones de personas en ese país que acuden a cupones de alimentos?

En declaraciones a la agencia Xinhua, la directora del Banco de Alimentos de New Jersey, Diane Riley declaró que “en Estados Unidos, hay cerca de 50 millones de personas que sufren inseguridad alimentaria, en Nueva Jersey, que es uno de los estados más ricos, son 1 millón 300 mil personas. El hecho de que exista la inseguridad alimentaria y no podamos resolver este problema es una vergüenza”. Seguir leyendo “Los gringos tienen hambre (@losangelespress)”

Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX


Foto: noticias

 

ALBERTO BUITRE / LOS ÁNGELES PRESS .- La fórmula para reventar a México es sencilla: más pobreza, mayor violencia. No hace falta ser un estadista para entender que un paliativo a los problemas de un país sumido en la barbarie es proporcionar al pueblo empobrecido el mínimo de desarrollo humano. Pero tampoco hace falta demasiado para entender que Enrique Peña Nieto no es un estadista; de tal manera, desde su puesto como títere de los monopolios, administra la mejor operación que acabará por mandar al carajo lo que queda de nación, vía la reforma energética, la privatización de los hidrocarburos. Seguir leyendo “Un dato escalofriante sobre la privatización de PEMEX”