Urapicho: indígenas michoacanos toman las armas para defenderse del Gobierno y el crimen organizado


Hoy se dio a conocer este video a través del canal YoSoy132Media en donde habitantes de la comunidad de Urapicho, municipio de Paracho, Michoacán, revelan al mundo el estado de injustcia que padece su comunidad a manos de los gobiernos municipal, estatal y federal y también del crimen organizado, por lo cual han sido asesinados y desaparecidos miembros de la localidad. Frente a esto, se han armado con fusiles y han levantado barricadas a la entrada del lugar, como medida de protección, en plena alusión a su derecho a sobrevivir entre la violencia y la impunidad. “No nos escuchan por ser indígenas”, acusan.

Una muestra más del estado de descomposición del México actual. Un país donde todo vale y se promociona, excepto la dignidad de su pueblo. Por ello, la única salida que le queda a la gente es la autodefensa, el desconocimiento de la autoridad constitucional y la creación del Poder popular.

Aqui la nota original: Seguir leyendo “Urapicho: indígenas michoacanos toman las armas para defenderse del Gobierno y el crimen organizado”

El último paraíso del Comandante Infierno


H.E.L.L., son las iniciales de Heriberto Lazcano Lazcano, ex oficial de infantería ascendido a jefe de Los Zetas, quien fuera abatido por la Marina armada de México en Progreso, Coahuila, según los indicios que el Gobierno mexicano ha presentado al respecto, aún si el cuerpo del capo se encuentra desaparecido, de acuerdo a la misma explicación.

Pero en El Tezontle pocos, muy pocos parecen creer en esa versión.

El rumor se corrió de pronto, tiempo después de que en la noche del lunes, el periodista Joaquín López Dóriga adelantara que la Secretaría de Marina emitiría un boletín diciendo que Lazcano “habría sido muerto o capturado”, por comandos de la dependencia. Pero el martes, prácticamente nadie se había enterado aquí.

Y es que aquí las noticias llegan lentas porque el tiempo es trabajo. A pesar de eso, El Tezontle es un enclave urbano de la ciudad de Pachuca. Muy cerca del Museo del Futbol, el teatro Gota de Plata y el complejo de edificios, centros comerciales y departamentos de lujo más reciente de la ciudad. Situado entre las avenidas Felipe Ángeles y Ramón Bonfil, dos de las principales arterias que comunican a la capital de Hidalgo con el sur hacia la Ciudad de México y al oriente hacia Querétaro; y por si fuera poco, a unos pasos de la dieciochoava zona militar, cuya extensión y estructura llenaran los ojos de Lazcano, hasta convertirse en un soldado de elite, miembro del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), unidad para el manejo de información clasificada y operación de acciones encubiertas y reacción inmediata contra cualquier “grupo hostil”

Este pequeño barrio que viera crecer al capo es un caserío tranquilo. Su cotidianidad no es tan diferente al de otros en México. Tiendas de abarrotes, escuelas, puestitos de viandas, familias llevando y trayendo a los hijos; y sin embargo, estas calles pavimentadas con cemento son hoy el centro geográfico del sistema nervioso nacional.

Los últimos días, no han sido iguales a los de siempre. Muchas de sus puertas están cerradas. Apenas algunos se asoman por las ventanas, jalando tímidamente las cortinas, al paso de gente extraña. Gueros y uniformados con chalecos y logotipos desconocidos, corresponsales de la prensa extranjera, curiosos y vecinos expectantes, han llegado aquí acechando el rumor de que en cualquier momento llegará el cuerpo de “El Lazca” o “El Pagua”, como se le conocía mejor. Seguir leyendo “El último paraíso del Comandante Infierno”

México: Estado fallido y terrorismo mediático


Por la noche del lunes ocho, el Gobierno de México a través de la Secretaría de Marina emitió un comunicado en donde informaba que tenía “fuertes indicios” sobre la presunta muerte de Heriberto Lazcano , líder del Cartel de Los Zetas, una de las organizaciones criminales más fuertes del país. La caída del capo supone para el sexenio de Felipe Calderón y la burguesía nacional, una condecoración frente a Estados Unidos y la Unión Europea por los éxitos de la “guerra contra el narcotráfico” que subyace la creación de un clima propicio para las llamadas Reformas Estructurales, inversiones del capital que, entre otras cosas, se mantienen a la expectativa de la casi inevitable privatización del sector energético mexicano (PEMEX y CFE) acompañada de la Reforma Laboral que liquida la constitucionalidad de la defensa de los derechos laborales en cualquier sector productivo.

Sin embargo, esa noche y por la mañana del martes, el Gobierno nunca mostró evidencia de los “fuertes indicios” sobre la muerte del narcotraficante. Sólo detalla en boletín oficial que ésta resultó de un combate armado sucedido no el lunes ocho, sino un día antes, domingo siete, alrededor de la una de la tarde en la ciudad de Sabinas, Coahuila. Todo comenzó cuando de la cuenta de twitter del conductor del principal noticiario de Televisa, Joaquín López Dóriga, salió la versión que el apodado “El Lazca” “habría sido” “muerto o capturado” en un enfrentamiento con marinos en el lugar citado. Y más aún, el periodista se atrevió a adelantar que la Secretaría de Marina emitiría un comunicado al respecto, cosa que efectivamente sucedió unos minutos después, y enseguida era leído por el canal 2 por el propio López Dóriga. Seguir leyendo “México: Estado fallido y terrorismo mediático”