Maduro, vicepresidente; Jaua, candidato por Miranda: La sucesión de Hugo Chávez, arranca


Nicolás Maduro y Elías Jaua, respectivamente.

Una vez derrotado por once puntos en las elecciones presidenciales, el candidato capitalista y adscrito a las redes judeosionistas en Venezuela, Henrique Capriles Radonski, busca reelegirse como gobernador del Estado de Miranda, el cual tituló desde el 2008 hasta este 2012, cuando renunció para perder ante Hugo Chávez.

La apuesta de la burguesía venezolana en la nueva candidatura de Capriles es no dejar morir al más reciente de sus caudillos, y atrincherarlo en el que fuera uno de sus bastiones hasta esta elección, pues fue en Miranda donde el Gran Polo Patriótico de Chávez se llevó el triunfo frente a Primero Justicia por 40 décimas y más de 5 mil votos.

Quizá por eso, Chávez y el PSUV han apostado a la figura del prominente chavista Elías Jaua, multisecretario y vicepresidente del Gobierno Bolivariano y uno de los principales estrategas políticos pesuvistas, con el objetivo de terminar de hundir a Capriles en la propia Miranda. Seguir leyendo “Maduro, vicepresidente; Jaua, candidato por Miranda: La sucesión de Hugo Chávez, arranca”

Comunistas, la segunda fuerza política en el oficialismo venezolano


El Partido Comunista de Venezuela (@TRIBUNA_PCV) fue el segundo partido más votado dentro de la coalición Gran Polo Patriótico (GPP) que impulsó la reelección de Hugo Chávez, por debajo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al cual pertenece el ahora tres veces Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

De acuerdo con los datos de la Comisión Nacional Electoral, eL PCV obtuvo un total de 476 mil 005 votos representando el 3.28 por ciento del total de los 7 millones 963 mil 061 votos obtenidos por el GPP. El PSUV por su parte, obtuvo la inmensa mayoría de 6 millones 212 mil 607 votos, siendo 42.91 por ciento del total que le dio la victoria a Chávez.

Cierto, las cifras son abrumadoramente distantes; sin embargo, el PCV es oficialmente la segunda fuerza política dentro del oficialismo venezolano, superando al Patria Para Todos (PPT) que había tenido protagonismo en las distintas coaliciones en torno a Chávez, con casi el doble de votos; un logro significativo luego sufrir una escisión importante de militantes que se adhirieron al PSUV en el 2006.

Los buenos resultados para el “Gallo Rojo” apuntan a la profundización revolucionaria del proceso político bolivariano en Venezuela y es, el Partido Comunista más y mejor votado en Latinoamerica.