Cinco años sin Granados Chapa


A cinco años de la muerte de Miguel Ángel Granados Chapa, ningún periodista ha logrado ocupar el lugar que él dejó vacío. Un 16 de octubre como hoy, falleció el Maestro.

Recuerdo que, cuando el Maestro murió, a los dos días, o a la semana, comenzaron a escucharse voces: “¿Quién podrá reemplazarlo?” “¿Quién será el nuevo Granados Chapa?”, se preguntaban.

Oí decir que Juan Villoro, que Jesús Silva Herzog-Márquez, que Carmen Aristegui. Y sí. Cada cual de estas plumas de primer orden tienen mucho para decir, desde el mismo plafón crítico del autor de “Plaza pública”. Pero no. Nadie ha sido capaz —al menos en estos cinco años—de ocupar su silla, sin lugar a dudas.

Y es que el valor de Granados Chapa no sólo era periodístico. Su altura moral radicaba, también, en su compromiso político. Y las y los periodistas de hoy han preferido mantenerse detrás de la barda, expectantes: y sí, críticos, pero escudados en un sigilo intelectual que resulta incoherente, y hasta chocante, con el perfil fustigante que echan por encima.

Granados Chapa ocupó su columna para criticar, pero también para lanzar postulados que lo llevaron a la primera línea de combate contra la corrupción política del Estado y sus perversiones capitalistas. Se ocupó del oficio, pero también de impulsar campañas dentro de la realidad concreta para cambiar pragmáticamente la situación del país.

Así, desde sus años como estudiante de periodismo y reportero del semanario Crucero (el cual dirigía otro prócer, Manuel Buendía, asesinado el 30 de mayo de 1984 por órdenes del entonces jefe de la Dirección Federal de Seguridad, José Antonio Zorrilla Pérez, tras investigar las relaciones del Gobierno con grupos del narcotráfico), Granados Chapa ya demostraba su valor político al realizar una investigación sobre las organizaciones secretas del catolicismo.

Por lo entonces que denunció, fue secuestrado y golpeado por militantes del Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO) —hoy diluida en la organización secreta El Yunque de corte ultra-católico afiliada al Partido Acción Nacional—, al sur de la Ciudad de México. Fueron tales los impactos de sus reportajes, que desde la Secretaría de Gobernación le exigieron: “Ya bájenle”.

Prueba de la conciencia política de Granados Chapa fue su candidatura al gobierno del Estado de Hidalgo en 1999. Fracasó. Pero ejemplificó la urgencia de democratizar la entidad, en oposición a 80 décadas de totalitarismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI). De la misma manera, se sumó a otras campañas posteriores con el mismo propósito.

Su valor ético lo condujo a ser nombrado por la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario (EPR) a ser comisionado para el diálogo con el Gobierno de México, para conocer la verdad en torno a la desaparición de dos líderes eperristas, Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, ocurrida en 2007. Galardonado, por estas y otras acciones, con la medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República.

Su influencia fue tal que nadie le regateaba el mote de “Maestro”.

Y lo era.

Sí por su claridad intelectual, su fortaleza ética y su lenguaje impecable. Su registro social fue lo suficientemente amplio como para que cada quién pueda elegir a su Granados Chapa predilecto. Contamos con el decano periodista, el catedrático universitario, o el integrante de la Academia Mexicana de la Lengua. Yo me quedo con el hombre que fue ejemplo en todo él. Afable, con tal franqueza que, de camino y saludo, se ganaba el respeto de amigos y enemigos. Me quedo, pues, con el que enseñó que no basta una pluma pulcra y bien fundada, sino que hay que “dar cumplimento” en el deber político y humano.

Por todo esto y más, nos sigue haciendo falta.

Y su ausencia pesa más cuando la degradación el aparato de Estado agudiza la violación de los derechos humanos. ¿Qué nos diría hoy el Maestro sobre Enrique Peña Nieto?, por ejemplo. Soy de quienes, por costumbre, necesidad o melancolía, aún abren el periódico para buscar una respuesta en su columna. ¿Qué trae hoy Miguel Ángel? Toca a nosotros y nosotras, averiguarlo en las propias páginas de la vida.

El racismo en México opera abiertamente – ¡Entrevista a Bocafloja!


CIUDAD DE MÉXICO. —Si tu vas en el metro de esta ciudad y de repente te topas con alguien de apariencia hiphopera; y si por curiosidad te le acercas para preguntarle qué está escuchando, seguramente te dirá que a Bocafloja.

Y si de plano lo tuyo es nomás ponerle random al Spotify, te has perdido de algo interesante.

Aldo Villegas “Bocafloja” (Ciudad de México, 1978) es un rapero mexicano y uno de los más influyentes de la escena contemporánea del Hip-Hop en Latinoamérica y reconocido en los estrados que en Estados Unidos aún no son devorados por el mainstream. No ha sido fácil. Desde 1995 que le anda bregando. Comenzó a trazar rimas de alto impacto politico y social en la calles del DF y llegó hasta Nueva York donde ha conformado el colectivo Quilombo Arte junto a más artistas del rap y spoken word de diversas partes del mundo.

También autor de un libro de poesía, Bocafloja ha presentado su primer trabajo como documentalista en colaboración con ‘Cambiowashere’, rapero, integrante de Quilimbo Arte.

Es “Nana Dijo. Radiografía irresoluta de la conciencia negra”, un trabajo que expone las condiciones de segregación, discriminación, censura y violencia cultural contra las poblaciones afrodescendientes en Latinoamerica y negros latinos en Estados Unidos. Es, pues, un documental que está llamado a convertirse en material elemental para comprender y transformar la conciencia general sobre la ‘negritud’ en países como México o Argentina, donde lo ‘afro’ ha sido silenciado por siglos, incluso, para los mismos afrodescendientes.

“Nana Dijo” se convertirá es una poderosa herramienta de cambio cultural. Estoy seguro de eso y por que estoy convencido de su impacto, comparto aquí la consigna: Hay que verla. Es importante.

Le escribí unas preguntas a Bocafloja para que me hablara más sobre su documental. Quise adentrarme en el argumento de este proyecto. Quise explorar más en las ideas que le dan contexto; lo que ocurre hoy, y las profundas heridas que sigue provocando el racismo. Esto me contestó

La negritud no tiene cabida en la agenda de México

BUITRE: Platícame a partir de qué experiencia, o serie de experiencias, surgió en ti la motivación de realizar este documental.

BOCAFLOJA: La motivacion por realizar el documental parte de un proceso de reclamación histórica. Es un ejercicio de rescate narrativo en primera persona. Aquí la relación “documentalista-objeto de estudio” no existe. El tema racial no sólo es la base del cuerpo de trabajo de mi obra sino una condición política en mi dia a dia como ser humano.

Temas como la afrodescendencia, la negritud, la colonialidad, en el contexto de Mèxico y Latinoamerica siguen siendo discusiones que no tienen cabida casi en ninguna agenda, lo cual es literalmente escandaloso.

Existen varias iniciativas culturales y políticas con respecto al tema en Mèxico, pero en su mayoría están sujetas a una dirección culturalista y asimiliacionista. Era fundamental realizar un proyecto documental que partiera desde un enfoque no subordinado a narrativas coherentes con el multiculturalismo mañoso y las democracias liberales.

En la parte del manejo estético y cinematográfico este proyecto es una colaboración con Cambiowashere, quién es la mente detrás de Nana Dijo y la mayor parte de proyectos visuales de nuestro colectivo

BUITRES: ¿Por qué y cómo escogiste los lugares y las personas que entrevistaste en el documental?

BOCAFLOJA: Una de las premisas del proyecto fue evidenciar que el cuerpo del oprimido es multidimensional y que sus condiciones conectan mas allá de los bordes creados por los Estados-Nacion. Queremos demostrar que un hombre negro Garifuna viviendo en South Central de Los Angeles, tiene que bregar con patrones de opresión y estratificación sistémica casi idénticos a los de un hombre negro en Argentina. Era importante el registro narrativo de personas con experiencias muy disimiles, desde un obrero hasta un académico o jóvenes militantes.

BUITRES: ¿Cuál es tu opinión sobre el trato político y gubernamental que se le da a las poblaciones afrodescendientes en Latinoamérica?

BOCAFLOJA: Habría que comenzar por estructurar la respuesta en varios tiempos, regiones y enfoques.

En breve, por ejemplo, históricamente las victorias políticas de la militancia negra en Brasil están muy por delante con respecto a la casi absoluta invisibilidad y falta de reconocimiento a nivel más basico desde hace un par de decadas en lugares como Mexico.

La izquierda criolla Latinoamericana en su gran mayoría enfocó su discusión en la lucha de clases, olvidando casi por completo la discusión de raza. Qué esperar de las ultra derechas Latinoamericanas que han sido abiertamente racistas desde su fundaciòn.

La premisa básica del nacionalismo latinoamericano es un marco primordialmente anti-negro y anti-indigena aunque muchos quieran ocultarlo bajo la mesa.

BUITRES: ¿Qué opinas de las campañas privadas contra al racismo, provenientes de instituciones lucrativas como la FIFA o el Comité Olímpico?

BOCAFLOJA: Hoy en dia la promoción del multiculturalismo es una herramienta estratégica para la legitimación de los “ejercicios democraticos” en la agenda neo-liberal. Le otorga “puntos” a favor internacionalmente a las naciones el promover estas campañas que al final del día no son otra cosa que una simulación, que en el mejor de los casos puede llegar a visibilizar, pero dificilmente a empoderar, y entre estos dos actos hay un mundo de diferencia.

Para este tipo de organizaciones como la ONU o la FIFA, está muy bien hablar de aspectos culturales y fantasear sobre procesos de inclusion subjetiva, pero sólo el hecho de plantear discusiones de politicas panafricanas o legitimar otros sistemas de conocimiento resulta aún impensable.

Se trata de una visibilizacion controlada, siempre bajo la supervision del filtro hegemonico blanco.

“El racismo opera abiertamente en México”

buitres-entrevista-bocafloja-3

 

BUITRE: ¿Qué tan grave sigue siendo la violencia racial en Estados Unidos?

BOCAFLOJA: Muy grave.

Se trata de un ejercicio de terrorismo sistémico. Somos sujetos coloniales en este modelo de estado-nacion. Del complejo industrial de prisiones que no es otra cosa más que una plantación moderna, a modelos economicos completamente diseńados para aumentar el empobrecimiento de nuestras comunidades. Violencia pura en todos los niveles.

BUITRE: ¿Y en México?

BOCAFLOJA: México es una de las representaciónes mas claras respecto a los modelos de colonialismo interno en la region, bajo el cual los mitos del mestizaje y de la inclusión sirvieron como el marco perfecto para perpetuar la subyugación y periferización del cuerpo del oprimido.

El nacionalismo mexicano esta cargado de uno de los paquetes ideologicos mas racistas que se pueden imaginar.

Por ende, en terminos prácticos, el racismo opera en un terreno abierto, practicamente sin bordes que le resistan, a diferencia de Estados Unidos, en donde las conquistas politicas del movimiento Negro, Nativo Americano o Chicano, por ejemplo, han de algun modo forzado al sistema a otorgar ciertas concesiones.

BUITRE: ¿Por qué elaborar un documental sobre poblaciones afro en Latinoamérica habiendo otros problemas aparentemente más “importantes” como la pobreza, la migración ilegal o el narcotrafico en el continente?

BOCAFLOJA: No se puede desligar a la pobreza o a la migración del racismo, ni al narcotráfico de la pobreza, todo es un proceso que interconecta.

En primera instancia es fundamental entender que el racismo es una experiencia necesariamente conectada a un imbalance histórico de poder, por ende es un problema social, económico, cultural, espiritual, político, etcetera.

Decir que el tema de la raza no es una prioridad es un síntoma miserable de la tendencia ideológica de la izquierda Latinoamericana en muchos casos. Esa misma Izquierda latinoamericana que sigue teniendo a sus héroes blancos en las posiciones más altas de sus procesos revolucionarios, y a sus prietos y prietas en posiciones de subordinación limpiando los fusiles.

Esa misma intelectualidad latinoamericana que sigue seducida por el conocimiento parisino blanco, que es capaz de adular a Foucault e infantilizar a Fanon en el mismo enunciado, que alaba a Walter Mignolo e Ignora a Walter Rodney, que goza con Latin Jazz y se emborracha con la Fania, pero se averguenza del perreo y se escandaliza con la sonrisa de Tego (Tego Calderón).

Yo no soy parte de ese barco.

El racismo tiene qué ver con poder

buitres-entrevista-bocafloja-2

 

BUITRE: ¿Cómo impacta el racismo en términos económicos, laborales, en fin, de desarrollo y bienestar, en las familias afrodescendientes de Latinoamérica?

BOCAFLOJA: Al ser un problema estructural y conectado a procesos históricos de imbalance en cuanto al poder, el racismo tiene un impacto directo en la economía del cuerpo marginalizado y/o periferizado. El privilegio se va perpetuando generación tras generación en base a plataformas donde el acceso, visibilidad, posicionamiento, otorgan a la experiencia blanca un lugar más favorable en casi cualquier estructura social, política y cultural.

Latinoamerica casi en su totalidad vive un modelo de colonialismo interno en el cual los administradores históricos del poder han sido los criollos desde el momento en que se gestaron los movimientos de Independencia con respecto a Europa, lo cual ha definido la pauta de la ecuación al día de hoy en mayor o menor medida.

BUITRE: ¿Estás de acuerdo con la conformación de partidos políticos cómo el de las Panteras Negras?

BOCAFLOJA: La existencia de organizaciones como las Panteras Negras, Young Lords, Brown Berets, Native American Movement, e incluso The Weather Underground, fueron cruciales para conseguir victorias politicas, sociales y culturales que cambiaron la historia de las poblaciones de color en los Estados Unidos y sirvieron como referente y enlace solidario con muchos otros procesos revolucionarios en el mundo.

Es bien importante el tener modelos de organización y participacion política que tengan como agenda primordial nuestras necesidades especificas como cominidad, además de ofrecer marcos de referencia con los cuales podamos identificarnos.

BUITRE: ¿Qué relación encuentras entre el racismo contra poblaciones afro y el racismo contra la comunidad arabe hoy en día?

BOCAFLOJA: El racismo a nivel institucional opera bajo pautas muy similares en el marco de las grandes estructuras hegemònicas de poder.

Muchos pueblos arabes han sido aplastados y despojados bajo argumentos muy similares con respecto a otras regiones en el mundo. La Islamofobia ha sido un vehiculo de sometimiento grotesco e infame.

Analizar las similitudes entre Ayotzinapa, Ferguson y Gaza puede sorprender a muchos.

BUITRE: ¿Decir “blancos” es racismo?

BOCAFLOJA: Hay que dejar muy claro que el racismo no es una patologia individual, no es un prejuicio aislado en la mente de las personas. El racismo esta conectado directamente a un proceso històrico con imbalances en el poder.

Aquella teoria del “racismo invertido” es meramente absurda y sumamente problematica.

Una persona de color no puede ser racista contra una persona blanca sencillamente porque no tenemos el privilegio historico del poder para dictaminar sus condiciones de existencia. Entiéndase por persona de color a un no blanco racialmente, no confundir con el eufemismo problemático aplicado en Latinoamérica para definir a una persona Negra.

La supremacia blanca es un modelo operante el cual no esta restricto al pigmento y por el contrario esta directamenre conectado a valores hegemonicos a nivel cultural, politico, espiritual, de raza, de genero, etc.

BUITRE: Platícame sobre el conflicto de la apropiación de la cultura negra por parte de la población blanca en Estados Unidos

BOCAFLOJA: La apropiación cultural es primeramente una estrategia politica de neutralizacion que a la postre se convierte en un proceso de comodificacion.

Por ejemplo, cuando una experiencia cultural Negra comienza a generar atencion, a moverse con fuerza, a politizarse, la hegemonia de inmediato articula sus mecanismos para “descafeinarla” , pasarla por un filtro que esterilize su poder transgresor y finalmente controlarla de modo que trabaje a su beneficio; la convierte en una mercancia complaciente a las necesidades de la hegemonia.

Ha sucedido con el rock and roll, con el jazz, con el hip hop.

Siempre sobreviven opciones que siguen transgrediendo, que se filtran por los “respiraderos” que el mismo sistema otorga , pero a nivel de visibilidad masiva es complejo.

“Muchas organizaciones de afromexicanos son conservadoras”

buitres-entrevista-bocafloja-1

BUITRE: ¿Cómo se transforma artísticamente Bocafloja al haber realizado este documental?

BOCAFLOJA: Mas que transformarme, creo que me da la oportunidad de seguir diversificando mi producción cultural.

El cuerpo de trabajo es primordialmente el mismo, pero con mucho más aristas de proyección dada la variedad de formatos y medios.

Aunque mucha gente me ubica en primera instancia como un artista de rap, en realidad soy un artista multidisciplinario que entre muchas otras cosas hace rap.

BUITRE: ¿Y personalmente? ¿De qué manera te impactó este trabajo?

BOCAFLOJA: Personalmente es muy satisfactorio porque me tenia que sacar del pecho esta responsabilidad historica por compartir la narrativa de mi gente, de mi experiencia personal que se colectiviza a través de miles de voces en puntos geograficos totalmente distantes.

Muy feliz por finalmente tener este proyecto en las manos.

BUITRE: ¿De qué manera te gustaría que influenciara este documental, tanto en las personas como en la sociedad?

BOCAFLOJA: Me gustaria que se estableciera como un referente sólido de otro acercamiento a una narrativa no asimilacionista con respecto a la experiencia Negra en Mexico y Latinoamerica.

Sé claramente que la mayor parte de organizaciones en Mexico que están involucradas haciendo trabajo con el tema de los “afromexicanos” estan en desacuerdo porque mi posicionamiento politico cuestiona frontalmente el nacionalismo latinoamericano y mexicanidad de forma directa.

Ellos aparentemente no tienen muy clara la condición del afro-descendiente como un sujeto colonial en el México del 2016, por lo cual siguen claramente luchando por abrazar un pedacito de nación.

Muchas de estas organizaciones son de un perfil bastante conservador y algunas estan dirigidas por mexicanos blancos que responden incluso a intereses partidistas politicamente chatos.

BUITRE: ¿Qué fue lo más difícil de realizar de este documental?

BOCAFLOJA: Lo más dificil no es realizarlo sino acceder a espacios para visibilizarlo, especialmente en el contexto de México y Latinoamerica.

La curaduría fílmica, así como la industria cultural esta secuestrada por la alternatividad criolla, que vive seducida por la estética de la melancolía blanca y las narrativas de la despolitizacion. Pero es algo que ya teniamos calculado, asi que si no abren una puerta nosotros abrimos otras.

BUITRE: ¿Qué te causó más alegría?

BOCAFLOJA: Lo que más me ha causado alegria al dia de hoy es que hay gente que se me acerca para contarme como finalmente se ven reflejados en la pantalla a través de conocer la experiencia de otras personas.

Hay gente que por años jamás se atrevió a verbalizar sus dudas y sus inquietudes con respecto a su identidad como una manifestacion politica básica y fundamental.

“Un negro no puede ser mexicano”

Y pues bien, apenas en diciembre de 2015, el Gobierno mexicano, mediante la Encuesta Intercensal del INEGI, reconoció que existen 1 millón 381 mil 853 ciudadanos y ciudadanas mexicanos afrodescendientes o personas Negras; es decir, 1.2 por ciento de la población nacional. Es una cifra mucho mayor a la que se estimaba pues se creía que esta población apenas alcanzaba los 450 mil.

¿Te sorpende? Quizá. Para la cadena CNN, contó Wilner Metelus, mexicano originario de Haití, que un día regresando de un viaje a Estados Unidos,  un agente migratorio, al ver su pasaporte nacional, lo detuvo por dos horas en el aeropuerto porque “un negro no puede ser mexicano”.

Así ocurre. El racismo en México es una realidad.

Y es que cuando hablamos de racismo en el país enseguida nos remitimos, solamente, a los esquemas de discrminación contra las poblaciones indígenas. Y con razón. La deuda histórica es de más de 500 años. Pero son los mismos siglos que con la comunidad afromexicana o ‘blaxican’. No obstante ha llegado la hora de hacer un acto de contricción. ¿A cual de tus amigos le dicen “el negro”? ¿A ti? Si tu familia proviene de Quintana Roo, Guerrero, Oaxaca o Veracruz -que es donde hay mayor concentración poblacional afrodescendiente-, posiblemente tengas raíces negras y no lo sabes. Vale la pena investigar.

 

Vídeo

Radio: “Buitres en la ciudad” comienza transmisiones por @rvfradiopopular


https://soundcloud.com/albertobuitre/buitresenlaciudad-no-1-por-rvfradiopopular-chile-1075-fm

Hoy comienza una linda etapa. Mis pasos sobre la comuna Estación Central, bajo el sol del otoño chileno, prenden las ondas históricas de la Radio Villa Francia para emitir voces y sonidos de esta propuesta de periodismo. Gracias Villa Francia, gracias a tus héroes comunales, gracias a tus ejemplos combativos, gracias por recibirme y brindarme tu mesa para decir mi palabra. Prometo honrarla en cada emisión.

Escucha y comparte la primera edición de “Buitres en la ciudad” mesa radiofónica de análisis político y cultural conducido por mi,  a través de Radio Villa Francia 107.5 desde Santiago de Chile. Martes y sábados. 17:00 hrs (Chile), 14:00 hrs (México)

En esta primera edición:

  • Carmen Aristegui y la crisis del periodismo en México
  • A 6 meses de la masacre de Ayotzinapa
  • López Obrador ¿alternativa electoral?

Gracias por tomarte el tiempo de escucharme. Algo desencanchado, ansioso, quizá, pero feliz por hacer radio a través de esta señal histórica. Tus comentarios alimentan este esfuerzo de periodismo alternativo.

Vídeo

Vlog: Aristegui necesita dinero


El caso de la periodista requiere de una empresaria o empresario con suficiente dinero para 1) costear la unidad de investigación de Aristegui y 2) no temer hacer frente a las posibles represalias del sistema político-económico que le causaría tener entre sus filas a la más afamada de las periodistas críticas a Peña Nieto y su equipo de trabajo. Por esta misma razón no creo que una radio pública sea una opción. Pero, ¿qué opinas? Gracias por suscribirte a este Vlog en Youtube.

“La sátira no es fácil de apreciar”


Sebastian Dieguez es investigador en psicología y neurociencia de la Universidad de Friburgo, Suiza. También, es escritor de una de las revistas satíricas de habla francesa más importantes del país, Vigousse, fundada en el año 2009 por ‘Barrigue’,  uno de los caricaturistas de Charlie Hebdo, que el pasado 7 de enero enfrento un ataque armado por parte de extremistas musulmanes dejando 12 muertos.

En una conversación a la luz –o la sombra, debería decirse-, del ataque contra el semanario francés, Dieguez vierte sus opiniones sobre este acontecimiento y el papel de la sátira dentro de la cultura y el entendimiento humano, la cual –desde su juicio-, se ha ido redescubriendo a partir de estos hechos; tanto, que han aumentado las suscripciones a su revista.

A continuación las líneas de esta charla, en exclusiva.

Sebastian Dieguez: "La sátira no es el discurso del odio". (FOTO: Cortesía)

Sebastian Dieguez: “La sátira no es el discurso del odio”. (FOTO: Cortesía)

BUITRE: ¿Cómo te sientes respecto a la tragedia de Charlie Hebdo?

SEBASTIAN DIEGUEZ: Bastante horrible, me quedé atónito. Nosotros colaboramos con una de las dibujantes de Charlie Hebdo, Coco, así que estábamos muy preocupados por ella. Es una sobreviviente  y seguirá trabajando también para nosotros. Conocimos a Charb (Stéfanne Charbennier, director de Charlie Hebdo, asesinado en el ataque a la revista) y a su guardaespaldas en septiembre pasado, en un debate sobre libertad de expresión. Por mi parte, he sido un lector habitual de Charlie desde 1992, por lo que estos chicos estaban muy cerca de mi corazón. Lo siento, no quiero divagar demasiado. Digamos que esto es bastante emocional.

BUITRE: Descuida, lo siento también. Esta tragedia nos toca a los periodistas en todo el mundo. Por eso aprecio mucho que compartas tus emociones al respecto, en esta entrevista. Quiero preguntarte ¿Qué piensas del tratamiento político y mediático de la tragedia, incluyendo la marcha #JeSuisCharlie?

SEBASTIAN DIEGUEZ: Bueno, trato de equilibrar todo lo que se ha dicho y se sigue diciendo de esto. Actualmente trabajo como investigador en psicología y neurociencia en la Universidad de Friburgo, así que veo esto como muestras interesantes del comportamiento humano. Creo que es imposible restar importancia a la emoción, la espontaneidad y la sinceridad de las numerosas marchas en todo el mundo. Es realmente conmovedor, casi increíble, de hecho. Entonces tienes  esta forma habitual de la política de tomar y explotar lo ocurrido, así como el frenesí mediático, los líderes de opinión, y así. Pero es lo de siempre. Son precisamente la clase de cosas que criticamos en nuestro periódico. Ha sido muy difícil concentrarse en medio del ruido del momento, lo cual parece algo mínimo comparado con las reacciones genuinas. Es un signo muy revelador que mucha gente ahora se esté suscribiendo a nuestro periódico, lo cual es muy extraño si lo piensas. Es difícil de analizar, pero parece que la gente está redescubriendo el valor de la sátira, y vienen a nosotros y ¡nos piden que hagamos más!

BUITRE: Algunas voces han criticado los dibujos de Charlie Hebdo como actos de ofensa, más allá de la sátira ¿Qué opinas de eso?

SEBASTIAN DIEGUEZ: Sí, he visto eso. Eso parece ser una opinión generalizada desde el exterior. En Francia también hubo algunas voces que decían que Charlie era racista y parece que un número creciente de personas se convencieron de esto. Bueno, es claro para la gente que ha venido siguiendo el periódico durante mucho tiempo que esas acusaciones no tienen sentido. Existen diferencias culturales en la forma de percibir el humor; a decir verdad, la sátira y la ironía son muy difíciles de explicar, y no es fácil de apreciar. De hecho, pierde su poder cuando lo explicas. Trataré de ser breve: Es una larga tradición en Francia representar lo horrible para poder condenarlo. Requiere una comprensión masiva del contexto político, social y cultural. Las líneas pueden ser borrosas a veces, pero conociendo a estos chicos durante tantos años y luego de haberlos conocido personalmente, es claramente imposible decir que son racistas. El Islam es apenas una pequeña fracción de su trabajo. La mayoría de sus escritos y dibujos son en contra de la extrema derecha, el Ejército, las celebridades, los ricos; también eran fervientes defensores de los animales y la naturaleza, de la cultura, de los derechos de la diversidad sexual, y así sucesivamente. Tenían muchos objetivos, no específicamente una religión. La sátira depende de que se entienda la intención intrínseca del autor. La cuestión es si uno debe preocuparse por aquellos que no la entienden o no les interesa. Esta línea de razonamiento es difícilmente compatible, pienso, con cualquier concepto significativo de democracia.

Barrigue, exponiendo la portada del periódico Vigousse, despues del atentado a Charlie Hebdo (FOTO: bluewin.ch)

Barrigue, exponiendo la portada del periódico Vigousse, despues del atentado a Charlie Hebdo (FOTO: bluewin.ch)

BUITRE: Sebastian, muchas gracias por tus respuestas. Sólo tengo dos más. La primera de ellas es ¿piensas que esta tragedia puede ser aprovechada por la OTAN y otras fuerzas para actuar militarmente sobre Medio Oriente y el norte de Africa?

SEBASTIAN DIEGUEZ: Oh, eso me sobrepasa. Sabes, me inclino a pensar que la gente en esos puestos hace lo que quiere de todos modos. Parece que el gobierno de Israel está utilizando el tema de los rehenes y los judíos asesinados para su campaña electoral en curso. Claramente, ellos no podrían preocuparse más por los dibujantes quienes criticaron su política colonialista por años. Así que debemos ser precavidos cuando desentrañamos estos problemas.

BUITRE: Mi última pregunta es en realidad una petición ¿Podrías enviarle un mensaje a quienes nos leen, especialmente a los fans de las revistas de sátira?

SEBASTIAN DIEGUEZ: Puedo intentarlo. La sátira no es discurso de odio. Como el arte y la ciencia, es el arte de explorar la mente humana. Por difícil que parezca, es más difícil de dominar que un arma militar, pero esta es solo una más de las ironías de nuestra especie.

BUITRE: Ok, amigo mio. Muchas gracias por tus respuestas y por tu tiempo.

SEBASTIAN DIEGUEZ: Es un placer. Gracias y enhorabuena.