Farsantes, lárguense de mi #Box


Ojalá que Julio Cortázar no haya visto desde su caldera en el infierno la pelea entre El Canelo y Mayweather ¿Cómo justificaría que el boxeo es “forma elevada de arte”? O quizá comprobaría que aquello que los productores llaman “función estelar”, hoy es ese “banquete de aberraciones humanas” descrito por al argentino, no una acción poética, sino un plato que explícitamente se sirve sobre una mesa de apuestas en Las Vegas. Seguir leyendo “Farsantes, lárguense de mi #Box”